Berlín esencial

Berlín es una ciudad a escala humana pero con una cantidad de atracciones turísticas casi inabarcable. Pero si dispones de pocos días para tu visita, esto es lo principal que debes conocer




Un poco de historia de Berlín

Berlín, en comparación con otras ciudades europeas, tiene una historia joven, con apenas 800 años de vida, pero única. En 1307 se fusionaron las dos ciudades fundadoras Cölln y Berlín. En 1701, tras la coronación de Federico III como rey de Prusia (como el rey Federico I) Berlín se convierte en la residencia real.

Con Federico Ir (1740-1786) comienza la nueva reorganización arquitectónica de la ciudad y en las siguientes décadas surgen las construcciones clasicistas de Knobelsdorff y Schinkel, las cuales han definido su rostro.

 En los años veinte floreció la vida cultural con las representaciones teatrales innovadoras, estrenos de películas llenos de glamour; éstas y la incomparable vida nocturna de la ciudad son algunas de las razones por las que Berlín se convirtió en el centro de la "época dorada de los años veinte".

 Después de 1933, con la toma del poder de Hitler, se estableció la persecución de judíos, comunistas, homosexuales y cualquier opositor al régimen entre otros muchos.

Cómo moverse por Berlín

Berlín cuenta con una amplia red de transportes integrados en el sistema BVG (http://www.bvg.de/) compuesto por el U-Bahn (metro), S-Bahn (tren urbano), autobús, tranvía y ferry con conexiones a los principales servicios ferroviarios regionales y nacionales.

Existen nueve líneas U-Bahn (suburbano), que funcionan todos los días de 06.00 a 00,00 con algunos servicios nocturnos. La red de autobuses cubre toda la ciudad y los autobuses nocturnos funcionan cuando no lo hacen los trenes. La red de 30 tranvías sólo circula por el este, pues fue propio de la zona comunista.

El BVG tiene su principal centro de información en el pabellón en Hardenbergplatz, enfrente de Bahnhof Zoo (abierto todos los días de 06.00 a 22.00) y mostradores en los aeropuertos de Tegel, Schonefeld y en la estación Turmstrasse U-Bahn .

Los billetes son válidos para dos o tres zonas, aunque los visitantes casi siempre se moverán por las zonas A y B. Podemos comprar un billete sencillo, o un bono, mucho más recomendable si piensas visitar toda la ciudad.

Lugares de interés en Berlín:

· El Muro de Berlín: se comenzó a construir el 13 de agosto de 1961, teniendo su único paso fronterizo entre Berlín Este y Berlín Oeste en el Checkpoint Charlie. Tenía una altura de 3,6 m y  1,5 m de longitud. Además, estaba vigilado por cerca de 300 trrees de vigilancia.

Aún así hubo quien consiguió sobrepasarlo, aunque muchos más fueron los que murieron en el intento. Hoy día pueden verse restos del muro en diversos emplazamientos de Berlín. La sección del muro más importante, que podemos visitar, es la East Side Gallery (http://www.eastsidegallery.com/), esta sección del muro que se conserva como una galería. Podemos llegar a ella desde Ostbahnhof o Warschauer Strasse.

Tiene muchos hermosos murales, con motivos políticos y de otra índole. Otra sección del muro está cerca del museo Martin Gropius Bau, actualmente en reconstrucción. Dos pequeñas piezas están también en la Potsdamer Platz y en su barrio en la esquina entre Eberrtstraße y Bellevuestraße) .  

· El Memorial a los Judíos Muertos en Europa: (http://www.holocaust-mahnmal.de/en ) Abierto en la primavera de 2005, es una gigantesca obra de arte abstracta que abarca todo un bloque, cerca de la Puerta de Brandemburgo, que incluye un museo subterráneo con amplia información sobre el Holocausto y los Judíos que murieron durante la misma. 3,5 millones de visitantes en el primer año lo convierten en uno de los monumentos más visitados de Berlín, y vale la pena, ya que es uno de los más impresionantes monumentos de Berlín.


· El Reichstaq: (http://www.bundestag.de/), está en Platz der Republik , en la actualidad alberga el Bundestag (la asamblea popular) de la Alemania reunificada. Construido a finales del siglo XIX, fue transformado, en 1999, por el arquitecto británico Norman Foster, construyendo una cúpula de cristal, que simboliza la transparencia del gobierno democrático y es actualmente uno de los principales atractivos turísticos de la ciudad. Realmente es una visita que merece la pena, pero hay que ir temprano, pues se forman largas colas.


· La Puerta de Brandenburgo es la única puerta de la ciudad que queda (de las 13 originales), y es símbolo de la separación entre las dos Alemanias y los dos Berlines. Está cerca del Memorial del Holocausto.


· Torre de.la Televisión (http://www.berlinerfernsehturm.de/home_sp.asp ) Está en Alexanderplatz, fue inaugurada en 1969 y, con 368 metros de altitud, es la torre más alta de Alemania y la segunda más grande de Europa, tiene una cafetería giratoria a 204 metros de altura, girando 360 grados en sólo 30 minutos, desde donde se puede comer mientras se disfruta de las mejores vistas de la ciudad.


· El Palacio de Charlottenburg:  se encuentra en la parte oeste de Charlottenburg, el barrio "Charlottenberg-Wilmersdorf" de Berlín. El castillo fue levantado entre 1695 y 1699 por el arquitecto Johann Arnold Nering, por encargo de Sophie Charlotte, esposa del príncipe Federico m.

 El edificio de estilo barroco se dio a conocer inicialmente con el nombre de Lietzenburgo. Tras la II Guerra mundial quedó muy dañado, pero fue reconstruido a partir de 1945. Sólo se pueden realizar visitas con guía y el precio de la entrada varía según se quiera visitar sólo el palacio, o también alguno de los museos que alberga.