Baño relajante

¿Quieres saber cuál es la clave para un baño verdaderamente relajante?
Después de un día o semana larga, nada mejor que un tiempo en un baño. Mira estos trucos para pasar un momento realmente relajante.

Primero, reemplaza tu gel de ducha por un poco de aloe vera y relaje por 20 minutos.

El aloe vera:

-Hidrata, limpia, suaviza y regenera la piel.

-Elimina bacterias y depósitos de grasa que obstruyen los poros.

-Estimula la producción de células nuevas.

-Cicatriza y tonifica la piel

Agrega aceite de almendras:

-Calma y desinflama las irritaciones cutáneas.

-Hidrata y suaviza todas las pieles

-Es eficaz contra las estrías

Escoge sales minerales. Existen distintos tipos: relajantes, florales, revitalizantes, purificantes y estimulantes.

-Su fragancia alimenta los sentidos

-Relaja los músculos

-Desintoxica el cuerpo

-Relaja la mente

Leche y miel