Aprenda a verificar el líquido de frenos

Es algo fácil de hacer y que puede prevenir accidentes. No es algo que pueda dejar para mañana, muchas cosas dependen de que usted pueda frenar cuando es necesario.
  
  

Abra el capó y
busque el cilindro principal de frenado. Éste es el lugar donde termina el
pedal de freno, de modo que se encuentra por delante de el asiento del
conductor y detrás del bloque del motor. 
Es pequeño de 15cm x 5cm, con un
contenedor de plástico y tubos delgados que llegan y parten de allí. Revise el
manual del vehículo si no está seguro de haberlo encontrado. Para
identificarlo, la tapa del contenedor tiene escrito ¨usar DOT 3 o Dot 4¨. 

Muchos modelos tienen un contenedor de paredes algo transparentes para que
usted puede verificar el nivel sin tener que destaparlo, en los modelos
antiguos pre ´80, el contenedor es de metal y es necesario destaparlo para
verificar el nivel de líquido. Tienen una línea indicadora de ¨lleno¨, que es
donde debería encontrarse el nivel del líquido de frenos. Si no es así, deberá
recargarlo. 

Asegúrese de conseguir el líquido para frenos correcto, que está
indicado en la tapa del contenedor y en el manual de su vehículo. Manipule el
líquido con extremo cuidado, es una solución altamente corrosiva y daña piel y
ropa al menor contacto. Lávese las manos luego de hacer el procedimiento.

Si cuando usted
presiona el pedal de freno éste se hunde hasta el piso, es tiempo de mandar a
revisarlo. Porque no basta con agregarle líquido para freno, es necesario
renovarlo todo y para esto su mecánico deberá hacer un ¨lavado¨ y sólo después
de esto volverlo a llenar. 
No circule con poco líquido de frenos o si su pedal
de freno se hunde con demasiada facilidad.