Amistad

Te ayudamos a decirle a tus amigos aquello para lo que no encontrabas palabras...

De paseo por un parque observé a dos niños que jugaban en el “sube y baja”. Un continuo arriba y abajo de caras felices, de sonrisas que alternaban entre el cielo y la tierra.

 

Y pensé en la amistad, esa forma del amor que une para siempre con fuertes e invisibles lazos que no rompe la distancia ni las diferencias.


Pensé en el amigo que está arriba y también en el que está abajo y que a veces, con solo cargar una piedra, el que está arriba puede ayudar a subir al que tiene problemas para ver el cielo.


Y pensé en la paradoja de la fuerza de los lazos y ese delicado equilibrio que el egoísmo puede destrozar, o la envidia disolver.


Y contemple la sinceridad en sus miradas, que no había contaminado el veneno del interés, y que nos da la fuerza para decir verdades necesarias y escuchar con humildad nuestros defectos.


Dame, amigo, una o dos de esas rocas que llevas a tu espalda y sigamos nuestro juego de la vida porque, estoy seguro, también tu harías lo mismo por mi y nuestras sonrisas inundarán de amor la tierra y el cielo.


Dame también, amigo, una o dos de esas alegrías que traes debajo del brazo y contagiemos de ilusión y ganas de vivir al mundo.

Para aprender cómo expresar y controlar tus emociones, inscríbete ahora en nuestro curso gratis haciendo clic aquí.