Alimentos bronceadores

De manera natural y sin lastimar la piel, conozca las comidas que contribuyen a un bronceado natural

Los precursores de la vitamina A, los betacarotenos son aquellos que intervienen en la síntesis de la mielina que constituye la protección contra el sol.

Aquellos alimentos ricos en vitaminas A, C y B5 ayudan a potenciar la pigmentación. Según un estudio de la Academia Americana de Dermatología, las poblaciones estarían mejor protegidas contra los rayos ultravioletas si consumieran comidas ricas en betacaroteno.

¿Cuáles son los alimentos bronceadores?

Zanahorias

Fresas

Melocotón

Tomate

Almejas

Manzana

Espárragos

Espinacas

Aceite de oliva

Cerezas

Melón

Lechuga

Pescado

Sandía

Perejil

Huevos

Estos alimentos contienen entre sus componentes, minerales como el hierro o cobre y altos niveles de vitaminas que le brindan un buen tono a la piel.

Aunque contribuyen a la protección contra los rayos dañinos del sol, siempre se debe colocar la crema protectora adecuada para cada piel si hay exposición solar o si se tiene piel muy sensible se recomienda utilizar todo el año protector solar.

Dieta bronceadora

La idea es conjugar con creatividad aquellos alimentos que beneficien el bronceado.

Desayuno: tomar una taza de leche y a media mañana un zumo de zanahorias.

Almuerzo/ cena: pescado o pollo a la plancha con ensalada de lechuga y tomate. Colocarle unas gotas de aceite de oliva.

Merienda: frutas

Postre: un trozo de melón o un puñado de fresas.

Se puede ir variando. La ensalada puede ser de zanahorias, el zumo de tomate. En lugar del pescado se pueden consumir croquetas de zanahoria.

Hay gran cantidad de frutas que cumplen con el requisito del bronceado. Se pueden combinar de manera muy variable los siete días de la semana.

Aprende a realizar los principales tratamientos de belleza en forma profesional, con nuestro curso gratis de cosmética y cosmetología, haciendo clic aquí.