Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on whatsapp

Algunos mensajes para el contestador telefónico

De lectura (y grabación) recomendada…

Hoy le di franco al mucamo
y está licenciado el paje.
Si quiere, deje mensaje,
cuando regrese lo llamo.
………………………………

Esta vil maquinación
que nos ha englobado a todos
utiliza ciertos modos
que provocan desazón.
Hoy, la mecanización
nos impone este viraje
y en este mundo salvaje
todo se hace funcional.
A partir de la señal
Puede dejar su mensaje.

……………………………….

Le agradezco su llamado,
si no es usté un acreedor,
si lo es, será mejor
que se dé por enterado.
He salido, estoy quebrado,
seco, mishio, sin dinero.
Aunque soy un caballero
y puede dejar mensaje.
Salí en busca de un blindaje,
un blindaje financiero.
……………………………….

Cumpliendo con el mandato
de cierta reminiscencia,
he salido, aunque mi ausencia,
ha de durar solo un rato.
Disponga de este aparato
y grabe en él lo que quiera.
Me fui tras de una quimera
en esta tarde sol
a ver si encuentro un farol
balanceando en la barrera.
…………………………………..

Disculpe, no estoy en casa,
pero, si Ud. no se irrita,
le cuento: Fui a la placita
-aquí a dos cuadras escasas-.
como no entiendo de tasas,
de bonos, plazos, ni acciones,
juego al trueque con gorriones
que, sin humanas intrigas,
por un puñado de migas,
me arrullan con sus canciones.

Si quiere, tráigase un pan,
que yo, obviando dilaciones,
lo presento a los gorriones
que sin más, lo aceptarán.
Si le interesa mi plan,
le aseguro que en un mes
le habrá piantado al estrés
y si no, siga estresado.
Ah… si deja algún recado,
lo llamaremos después.