Home > Tiempo libre > Actividades

Lecturas

Alejandra Pizarnik, 1936 – 1972

Una semblanza de esta poeta de culto, a treinta años de su muerte, que se caracteriza por ser una figura mítica citada y admirada pero cuya figura excede cualquier calificación.

Pizarnik quizás merece mucho mas que todos estos atributos que pueden caer en lugares comunes,  - lo mítico, y lo de figura de culto - que habría que aislar de las tentaciones descriptivas, pertinentes o no de la crítica especializada.

 Pizarnik es una figura que inaugura un vacío, uno  por decirlo así en  el estadio  de la literatura, a manera de lo que se denomina, lo despojado. Este trecho mínimo se maneja en una suerte , de suma y abstracción de los llamados códigos negativos, que sin ellos no podría existir una literatura digna de ser considera como tal. No sub-literatura, entiéndase bien.

 Es el ángulo,  indispensable   que sustenta la salvación obligatoria de todo texto no mercantil, a pesar de  que   lo mercantil   es lo que más importa a la industria ,   pero sin la introducción de los  “  códigos negativos “  el mercado también , queda vacío pues depende del pensamiento al interior del texto, que Pizarnik realiza hasta un ulterior sin descanso,  en “La extracción de la piedra de la locura “,  por ejemplo  ningún poeta situado e instalado en la normalidad podría realizar una acción ante un sujeto   semejante.   Una tarea así ,dice relación con el acto  de codificación de este orden ,   que instala al  sujeto de la literatura en su estrato  real, no en la localización no absuelta de las obligaciones infantiles de la masa que pide consuelo.

 

Entonces, el  código actúa como movilizador de una corriente que solo los creadores no se niegan jamás  a ejecutar, para no caer en el arte kisch que tanto se ansía en Chile.

¿ Arte folcklórico de nuestro Chile?  Y  todo esto se refleja  en la penosa narrativa nacional. Cierto.

Pizarnik , supongo que será una de las pocas figuras que se internarán en el territorio ya enunciado, de  dichos códigos negativos que poco y nada le interesa a la masa ,la  cual  necesita refugio en relación a lo estrictamente concreto, consolador y  reconocible. La televisión. ¿Así para que escribir para la masa?

Entonces no seamos tan ajenos al necesario acto de renovación que se encuentra detenido por los actos mas   brutales de la industria editorial , ante la renovación del sujeto, en este caso la literatura a treinta años de su muerte , sigue vigente esta  forma de realizar un trabajo que en Latinoamérica no es permitido por el momento, y que Pizarnik, pudo hacerlo con cierto precio como lo hizo Cesar Vallejos pero con cierta conciliación, queda mucho todavía por mirar en el horizonte de estos códigos que son pertinentes a la literatura inteligente, para que no aparecer como “ petits  sauvages”  y no poder existir en  la llamada literatura seria   la gran literatura , porque siempre quedamos como  pequeños indígenas o exóticos tristes , tampoco importa tanto, nuestro parentesco con Rimbaud, o  no, “ la transgresión no es propiedad de un autor” sino, del sistema de la literatura en relación a los códigos. 

Por Isabel Amor, filóloga y escritora chilena, y traductora especializada.
 

 

Isabel Amor
colaboradora

Recomendar a un amigo:

Mas notas del autor:

Isabel Amor

Un suicidio común, éste

Un suicidio común, éste

Si existiera una máquina del tiempo, que nos devolviera al lugar que perdimos. Esa, memoria, sería la literatura. Máquina o signo de movimiento que indique o marque exactamente la inercia en que la literatura en Chile se está manejando, en este momento, a ultranza.

De la recepción

De la recepción

¿Por qué nuestros autores no tienen el mismo reconocimiento en su propio país que en el exterior?

Poemas selectos

Poemas selectos

Comentarios sobre la obra de la poetisa chilena Yolanda Duque Vidal.

Videos

OTRAS NOTAS SOBRE

Las más leídas
enplenitud

Suscríbete gratis:

Comunidad:

Síguenos: