Adoptar un perro en pareja: 15 preguntas antes de decidir

¿Está preparado? Esto es lo que debes preguntarte antes de comprar un perro con tu pareja
Claro. Son lindos y tiernos. Además, si usted está en una relación, comprar un cachorro puede parecer algo romántico, como una especie de paso al siguiente nivel de su compromiso.

Pero, ¿están realmente listos para tener un perro? Hágase las siguientes preguntas antes de tomar la decisión de convertirse en padres de una mascota

¿Quién va a ser responsable de cuidar de él?


Si bien ambos pueden sentirse emocionados ante la perspectiva de comprar un cachorro, cuidar de él no será una tarea sencilla.


Cuidar a un cachorro implica resignar tiempo y dinero, y se necesita más que comida en un tazón y abrazos.

Entrenarlos para ir al baño, la socialización, el aseo y las reglas de la casa requiere consistencia y rutina, con horarios establecidos; de lo contrario terminará sintiéndose frustrado por el mal resultado.

¿Se da cuenta de que va a ser un cachorrito adorable por poco tiempo, pero que luego será un perro por el resto de su vida?

¡Su cachorro no va a ser tan lindo y pequeño por mucho tiempo! Asegúrese de que podrá encargarse de él también cuando sea un perro grande.


Técnicamente un cachorro no madura completamente hasta los 12-18 meses, y las razas pequeñas maduran más rápido.

Los cachorros crecen y superan rápidamente la etapa inicial en que resultan adorables y, con frecuencia, pueden volverse difíciles de manejar.

Un perro sano y bien cuidado puede vivir entre 9 y 12 años (para los perros grandes) o incluso unos años más en el caso de algunos perros pequeños. Eso implica un gran compromiso.

¿Qué pasa con el perro si nos separamos?


Usted no quiere pensar en ello pero, por el bien del perrito, considere qué pasaría si se separara de su pareja.


Los perros son criaturas sociales y forman fuertes lazos con su grupo familiar, y eso incluye a todos los que pasan tiempo con la mascota.

Establezca directrices para asegurarse de que todos (tanto los humanos involucrados como el cachorro) sufren lo menos posible si sucede lo peor. Si quiere mucho a su perro, quizá podrían compartirlo, o permitir que el otro lo visite.

¿Estamos haciendo esto para ver cómo se siente ser padres? ¿Estoy esperando que esto nos lleve a tener un bebé?

Un cachorro puede ser muy apreciado, pero si es un bebé lo que usted realmente quiere, entonces es necesario parar un poco y pensar.


Los cachorros pueden ser una buena prueba para ver si pueden lidiar con tareas como limpiar la suciedad y los excrementos del cachorro, y para encontrar la manera de comunicarse de forma no verbal, pero se parecen más a niños pequeños perpetuos que a bebés.

Decida tener un cachorro si lo que quiere es un perro, no como una prueba o un bebé sustituto -porque esa pequeña criatura peluda no es un objeto para poner a prueba su amor y su afecto.


¿Los dos queremos tener un perro por igual?


Las parejas que adoptan mascotas en conjunto pueden compartir la alegría por cuidar y amar al nuevo cachorro, pero un compromiso desigual puede generar resentimiento o incluso celos.

Plantear estas preguntas y responderlas con honestidad antes de adoptar un cachorro puede evitar problemas potenciales.

Los dos se verán afectados por la llegada de un animal, así que asegúrese de que los dos estén realmente de acuerdo.

¿Estamos dispuestos a tener un ser vivo que nos una?


Un cachorro no es como un mueble por el que se puede pelear -es un ser vivo con el que se establecen fuertes vínculos.

¿Estamos dispuestos a resignar nuestra vida nocturna para volver a casa y sacar a pasear al perro?


Si usted no está dispuesto a perderse una cena o una fiesta para cuidar a su perro, reconsidere su decisión de adoptar un cachorro.


No es un crimen contratar un cuidador para su mascota. Pero nunca ponga a prueba el temor de su cachorro al abandono ni su control de la vejiga.

En ese caso, usted le estaría exigiendo injustamente que soportara las consecuencias de su falta de compromiso.

¿Estamos adoptando un perro para compensar algo que le falta a nuestra relación?

Incorporar a un tercer integrante como un medio de compensar los déficits de una relación no sólo no es saludable para la pareja, sino que no es justo para el animal que debe soportar esta carga.

Para la pareja es un pésimo recurso para abordar los problemas de la relación.

Un cachorro puede reparar las grietas de su relación momentáneamente, pero en última instancia su simpatía no puede ser lo único que los mantenga juntos.

¿Cuál es la dinámica habitual en nuestra pareja cuando tenemos que resolver problemas?


¿Usted y su pareja se manejan bien bajo presión? Tener un cachorro implica tener que enfrentar ciertas situaciones bastante estresantes.


Es fundamental que sus problemas en cuanto a la resolución de problemas, y cualquier déficit que tengan en este sentido, no afecte el bienestar del cachorro.

Es imperioso que la vida del animal esté segura, independientemente de la dinámica de su pareja.

¿Pueden nuestras agendas laborales/de viajes realmente adaptarse a los tiempos de una mascota?


Tendrá que reducir su estilo de vida del jet-set, o encontrar formas de encargarse de su cachorro cuando tenga que viajar o trabajar hasta tarde.


Y, si va a contratar un cuidador para su mascota, "es importante tener en cuenta que las necesidades de un cachorro son drásticamente diferentes a las de un perro adulto, un gato u otro tipo de mascota.

¿Estamos de acuerdo en priorizar la disciplina y no trata al cachorro como si fuera un bebé?


Los cachorros necesitan límites. Y disciplinar a su mascota es una tarea necesaria.


Uno de los principales errores que cometen los nuevos dueños de mascotas es tratar a su cachorro como a un niño.

Cuando hacen esto, el resultado suele ser un cachorro que se convierte en un perro sin límites ni disciplina.

Soy un gran defensor de las clases de entrenamiento de cachorros después de que se hayan dado todas las vacunas. Lo importante es recordar que el entrenamiento no es tanto para el cachorro, si no más bien para el dueño.

¿Estamos buscando un accesorio o un compañero fiel?


No compre un cachorro porque cree que se verá adorable/ridículo en su cartera Louis Vuitton. Asegúrese de que usted vaya a estar disponible para él a largo plazo.


Los perros no son productos de consumo. No existe la posibilidad de devolverlo al lugar donde lo compró si no funciona como esperaba.

Los refugios están llenos de animales que han sido descartados por personas que no entienden la responsabilidad que supone tener una mascota.

Pero aquellos que averiguan todo lo necesario, que tratan de que la raza del perro sea compatible con su estilo de vida, que se comprometen a entrenar a su mascota y a satisfacer sus necesidades, van a disfrutar de la compañía, el amor y el vínculo inquebrantable que sólo proporciona una mascota.

La mascota, ¿es suya, mía o nuestra?


Decida de antemano quién será el dueño principal de la mascota y asegúrese de determinar quién se encargará de ciertas responsabilidades específicas.


Cuando una pareja incorpora una mascota a su relación, el animal es de ambos y la co-crianza de mascotas es necesaria.

Si él no tiene problema con que el perro salte en el sillón, pero ella sí, el perro se sentirá confundido sobre lo que es correcto e incorrecto, lo que puede generar problemas de comportamiento.

Es importante designar un cuidador principal, que esté dispuesto a comprometerse con las necesidades del cachorro, además de cualquier otra tarea relacionada.

Si bien ambos pueden ser los ‘padres’ de la mascota, es esencial que el destino de los animales no esté en disputa.

Nuestra casa ¿puede alojar a un cachorro?


Los zapatos y las alfombras pueden (y probablemente lo harán) arruinarse o ensuciarse por la presencia de su mascota, así que asegúrese de que ese no sea un gran inconveniente.


La mayoría de las viviendas pueden alojar a un cachorro. Al igual que sucede antes de la llegada de un bebé, los futuros dueños de mascotas deben asegurarse de preparar su casa para que sea a prueba de mascotas.

Los cachorros son curiosos por naturaleza y, si pueden morder algo, lo harán.

Esto significa que deberá atar todos los cables eléctricos, eliminar las plantas potencialmente tóxicas, asegurar las tapas de los tachos de basura y asegurarse de que todos los productos de limpieza estén bajo llave.

Aquí también entra en consideración el entrenamiento. Un cachorro debe aprender que la nueva campera de cuero de papá no es un juguete.

¿Podemos manejar los gastos (vacunas, veterinario) que genera un perrito?


Tener una mascota genera gastos que van más allá de la comida y los juguetes. La atención médica en particular puede ser muy costosa.

Yo recomiendo establecer un acuerdo por escrito antes de incorporar una mascota en sus vidas, estableciendo cómo se financiarán los gastos médicos y cualquier otra situación eventual que pudiera ocurrir.


Las parejas que incorporan una mascota en sus vidas tienen que entender que se trata de un esfuerzo conjunto que puede unir a la pareja o, en algunos casos, crear tensiones que terminen por separarlos. ero no pueden olvidar que la mascota ama a ambos dueños. Y al trabajar en conjunto, todos saldrán beneficiados.

¿Está tu perro volviéndote loco? ¿Darías cualquier cosa para que se comporte correctamente en casa y ante los demás? Si este es tu caso, la Dra. Teresita Caballero, médica veterinaria, tiene la solución en su "Guía de adiestramiento canino paso a paso", que encontrarás haciende clic aquí