Home > Vida cotidiana > Mascotas

Zooterapia: Mascotas y calidad de vida

Zooterapia: animales que curan personas

Las mascotas no solo son animales de compañía. Cada vez son más las personas que se benefician de las virtudes terapéuticas del contacto con ellos: ¿conoces la zooterapia?

Desde hace muchos años los seres humanos nos hemos relacionado con el lobo, al principio por curiosidad y luego por necesidad, en las noches éramos presa fácil de otros de los depredadores, y aunque teníamos el fuego, no era suficiente para nosotros, así que aprendimos a domesticarlos para nuestro beneficio (cuidarnos y cuidar nuestros animales).

Y también fuimos modificando su genética para que los que fueran menos agresivos y menos dominantes fueran los que se fueran incorporando a nuestra sociedad, al igual que ellos nosotros nos manejamos por clanes, ellos por manada para ellos su líder es el macho alfa, y nosotros al adoptarlos nos volvimos los machos y hembras alfa, como también nos hicimos necesarios uno del otro, y compañeros inseparables.

En la actualidad hay una variedad de razas de perros, los creamos para caza, deporte, compañía, pelea, guardián y al final los utilizamos como perros de asistencia, identificar droga, cáncer, personas enterradas, minas, luego para cuidar a personas con discapacidad, ciegos, daño cerebral, distrofia muscular, esquizofrenia, etc.

Pero en la actualidad los seres humanos fuimos modificando tanto su genética que es difícil entender que vienen del lobo, ahora hay perros tan pequeños he inofensivos que no podrían sobrevivir sin la intervención de nosotros, perdieron su naturaleza salvaje, aunque conservan algunos instintos.

En al actualidad con los cambios del tipo de vida al vivir hacinados en ciudades, con poco espacio para la recreación, y dominados por la tecnología hemos perdido muchas de las capacidades que tienen los animales, como la capacidad de entender las emociones, identificar el peligro, lealtad, su capacidad de aprender comunicarnos, jugar, sentimientos altruistas, y ahora vivimos envueltos en un mundo competitivo donde estamos llenos de estrés.

Nos hemos vuelto egoístas, poco comunicativos e imaginativos, elitistas, hipócritas, sedentarios, aislados, esto por el tipo de vida de la ciudad que nos hace tener poco tiempo con nuestra familia, dedicarle mucho tiempo a traslados, a casa y al trabajo, súper, etc.

Y cuando llegamos a casa generalmente estamos tan cansados como para dedicarle tiempo a nuestros seres queridos, solo queremos descansar, y ver televisión. Si a esto le añadimos que las mujeres dejaron de ser amas de casa para ser contribuidoras del gasto familiar, que tiempo de calidad tienen nuestros hijos, y quién es el encargado de cuidarlos.

La ciudad nos ha ayudado a aprender con más facilidad, a movernos menos, a viajar más, a comunicarnos menos (internet Chat) a hacernos la vida más fácil. Pero ha creado nuevos problemas, como niños aislados, poco comunicativos, introvertidos, agresivos, ansiosos, depresivos, con pocos amigos, con juegos de poca creatividad, y a una poca o nula comunicación familiar.

¿Qué es la zooterapia?

Es por esto que en la práctica en el consultorio me di cuenta de la falta de comunicación emocional en las familias, así como también el desconocimiento del lenguaje corporal, (algo que perdimos de nuestros ancestros y todavía conservan los animales), y me acordé de que algunos años atrás había leído un articulo de USA donde utilizaban a perros para el trastorno de estrés post traumático que es una serie de desórdenes de conducta que afectan al individuo por haber vivido una guerra, y no poder superar el dolor de no poder superar esa intensa ansiedad.

Comencé con un niño autista que llevaba, 3 meses en terapia y no lograba que emitiera ningún sonido, y mucho menos una palabra, y se me ocurrió llevar a mi perro salchicha, que es un perro faldero el cual convive conmigo, y es súper cariñoso y juguetón, al verlo por primera vez Enrique emitió un grito, y comenzó a corretearlo por todos lados.

Después de un buen rato le explique como jugara con el a la pelota, y aprendió rapidísimo, a la segunda sesión me comento la madre que Enrique estaba más alegre, entonces lo lleve a todas las terapias, la mayoría de mis pacientes no encendían que hacia un perro en el consultorio, pero lo acariciaban y jugaban con el, fue entonces que me interese en estudiar etología, y enseñe a mis pacientes y entrenar a mi perro, a leerles cuentos, a jugar con el calcetín y la pelota y sin darme cuenta los pacientes empezaron a evolucionar más rápido de lo normal.

Uno de ellos fue Enrique el cuál después pocos meses comenzó a decir palabras, le dije a la madre que no interpretara las señas aunque las conociera hasta que no dijera el nombre del objeto, esto provoco enojo en Enrique, pero comenzó paulatinamente el lenguaje, fue entonces que le pedí a la madre que le comprara un perro al niño y le diera unas pocas obligaciones, darle de comer, agua, pasearlo, esto ayudo mucho porque ya tenía un compañero leal que siempre estaba a su lado, dándole, seguridad para poder acercarse y relacionarse con los demás.

Zooterapia y comunicación

El animal de compañía desarrolla en las personas la necesidad de comunicar, la potencia y la perfecciona.

Levinson (1964) ya afirmó que "un niño que tiene grandes dificultades en explicarnos sus sentimientos en cuanto a sus ilusiones o a sus relaciones `suelta la lengua’ al hablar de sus problemas con su animal". Más tarde Condoret (1977) comprobó que los niños expuestos al vínculo con un animal mejoraban en la capacidad de expresión verbal.

Pero, ¿por qué mejora la capacidad verbal?: quizá la afirmación mas simple, aunque no por ello menos importante, es porque se practica. No es fácil expresar emociones, afectos y cosas que tengan que ver con la subjetividad de uno mismo; sin embargo, con los animales se hace. Esta práctica conlleva una generalización externa al propio vínculo con el animal.

Cuando estamos en relación con los animales, entramos en un estado alterado de conciencia en la que la humildad y la nobleza de espíritu forman parte de la interacción y por lo tanto “desaprendemos” las pautas de conducta de enfrentamiento con el mundo.

El contacto con la naturaleza nos hace revivir los sentimientos mas nobles y entrar en interacción con el mundo, haciéndonos comprender que somos parte integral de el.

¿Que nos enseñan nuestras mascotas?

A ser amables, a se espontáneos, ser responsables, a mejorar el comportamiento de los padres, de los hijos y de los hermanos de la manada familiar.

A conocer:

La alegría y la tristeza en su forma mas pura, el afecto, la lealtad, la protección desinteresada, la muerte o separación de un ser amado, la belleza, la gratitud, el sacrificio hasta la muerte si es necesario.

Por Psic. Vivian Hall Vigoritto

Zooterapeuta
México DF
Tel: 55 19 14 36

¿Quieres conocer a tu perro? Inscríbete ahora en nuestro curso gratis, haciendo clic aquí

 

Recomendar a un amigo:

 

COMENTARIOS:

 

Amor de perros

Por MUSSET


Mas notas del autor:

La Redacción

Europa a pie

Europa a pie

Si usted es parte de esa clase de personas que prefieren aprender la historia y cultura de una ciudad con lecciones “vivas”, antes que leer un aburrido y extenso libro, una caminata guiada puede ser la mejor forma de hacerlo.

Clamidiasis, un problema para las mujeres

Clamidiasis, un problema para las mujeres

Cómo tratar la clamidiasis, una infección que cada vez afecta más a las mujeres

Cómo hacer bisuteria con fieltro amasado o modelable

Cómo hacer bisuteria con fieltro amasado o modelable

Aprende paso a paso a realizar un broche con forma de flor utilizando el fieltro amasado o modelable.

Videos

OTRAS NOTAS SOBRE

Las más leídas

enplenitud

Suscríbete gratis:

Comunidad:

Síguenos: