Home > Salud y Bienestar > Psicología

Etapas de la vida

Ya no queremos tanto a Lucy

La mujer de hoy en día ya no es la de "Yo quiero a Lucy". ¿Es "Sex and the City" el nuevo paradigma?

Ya no queremos tanto a Lucy

Una pregunta polémica anda dando vuelta en toda charla que discuta el concepto actual de género femenino y masculino: ¿las series americanas tales como SEX IN THE CITY, COUPLING US , DESPERATE HOUSEWIVES y FRIENDS, representan a la mujer occidental actual?

 

¿Cómo viven los hombres esta “nueva” Eva que se fue gestando en esta era en la que dejaron el cucharón por el attaché y el zaguán por el anticonceptivo?

 

Esta nueva Julieta autosuficiente que añora un Romeo pero se acuesta con todos los personajes masculinos de Shakespeare y cuando finalmente aparece su héroe lo mira extrañada preguntándose, tratando de recordar: “¿yo no hice el amor con vos alguna vez?”.

 

En un episodio de YO QUIERO A LUCY de la década del 50, Lucille Ball se quejaba ante su esposo Desi Arnaz, de las agotadoras tareas de la casa, envidiándolo pues consideraba que el papel del hombre en la sociedad era el más cómodo.

 

Su marido, que subestimaba la labor de una ama de casa, la desafía entonces a intercambiar los roles durante una semana: ella deberá buscar un empleo y trabajar en una empresa mientras él se dedicará a atender el hogar y a la semana compararán las experiencias para ver quién tenía razón.

 

Esto motiva incesantes enredos y situaciones cómicas, entre ellas, las vicisitudes de Lucy en una fábrica de chocolates, al no hacer a tiempo a poner dentro de unas cajas, y con las manos, los bombones que pasan delante de ella por una cinta transportadora , y comienza a llenarse los bolsillos, las manos y finalmente la boca.

 

Mensaje explícito: la mujer fuera de su casa es una inútil.

 

En un capítulo de la temporada pasada de la serie FRIENDS, Mónica (Courtney Cox) presenta a su nueva pareja (Tom Selleck) a sus amigos, en el bar que siempre los reúne.

 

Entonces su amiga Phoebe (Lisa Kudrock) se levanta de su sillón y va a saludarlo diciéndole: “ de los seiscientos ochenta novios que tuvo Mónica, tú eres el más simpático de todos”.

 

En ese grupo todas las chicas trabajan, algunas viven solas y ninguna está casada. Es más, a veces, cuando un joven les propone matrimonio escapan víctimas del pánico.

 

Es indudable que la televisión, que ya superó ampliamente los cincuenta años en Estados Unidos y otro tanto en estas tierras, muestra (especialmente en las comedias humorísticas donde se trata el aspecto risible de la vida cotidiana) los cambios en el imaginario social de “masculino-femenino” que las mujeres provocaron y promocionan, y los hombres no terminan de aceptar del todo.

 

En la época de Yo Quiero a Lucy, las chicas no tenían amigos varones, salvo algún tontito como el “Coquito” de Joe Rígoli en La Nena.

 

Hoy tienen (en la pantalla y en la vida) amigos varones, amigovios (amistad con sexo ocasional), compañeros de trabajo en cuyas casas de quedan a dormir o con los que hacen viajes por el mundo o se van de vacaciones, a pesar de estar en pareja con otro hombre.

 

Lucy se confesaba con su vecina, y la esposa del Dr. Cándido tenía confidencias con su cuñado cura; hoy las mujeres las charlas íntimas las tienen con sus compinches varones, muchos de los cuales les “tiran onda” o se les declaran directamente, y ellas aunque no los rechacen como amantes, los siguen aceptando como amigos y todo está bien, todo está muy bien.....para ellas.

 

Las doncella, en las épocas de El Teleteatro Para La Hora del Té esperaban vírgenes el himeneo nupcial con su héroe, el galán de moda.

 

Hoy las parejas se entrecruzan más de una vez y uno adivina que Julieta al final terminará enamorada de Romeo porque en los títulos de la telenovela aparecen como protagonistas.

 

A la esposa de la familia Ingalls jamás se le hubiera ocurrido divorciarse e irse a vivir con un homosexual, un extraterrestre o un fantasma.

 

Pero, vayamos a los observables.

 

En la época de YO QUIERO A LUCY (años 50), las mujeres:

· Solían casarse con el primer novio; era prácticamente imposible que mantengan varias relaciones antes de casarse, puesto que, entre otras cosas, era mal visto. Los matrimonios se celebraban de jóvenes y cuando se comenzaba una relación estaba preestablecido que era para toda la vida… aunque a veces no fuera la persona correcta.

· Toleraban muchísimas cosas de sus maridos, desde infidelidades hasta carencias en la relación, así y todo, éstas continuaban. Primero porque el divorcio era juzgado por la sociedad y segundo por los hijos. A esto se le sumaba el hecho de que las mujeres dependían económicamente de los hombres.

· Llegaban vírgenes al matrimonio y descubrían el sexo en la noche de bodas. De esta manera se casaban siendo puras y castas.

· Vivían en casa de sus padres hasta el día de contraer matrimonio; la sola idea de pensar en la posibilidad de vivir solas o bien con sus parejas, era algo impensado.

· Se dedicaban a ser amas de casa y no trabajaban fuera de ella. Cuidar a los hijos (a quienes concebían a una temprana edad) y atender a sus maridos eran las tareas a cumplir para ser considerada una excelente madre y esposa.

· La familia estaba por sobre el trabajo, de hecho, no trabajaban ya que su responsabilidad estaba en cuidar su hogar y a su familia para que nada les falte.

· Un hijo sólo debía ser concebido con el marido y de forma puramente natural.

· No tenían amigos varones y mantenían relaciones de amistad con pocas mujeres de su círculo que actuaban de confidentes. Aunque seguramente, temas como el sexo, el dinero o los problemas de pareja no eran hablados abiertamente como en los años noventa. Los hijos y la casa era los puntuales temas.

· No sólo que en esa época las diferencias sexuales no estaban explicitadas, y las relaciones de pareja se reducían a algo tan simple como "hombre-mujer", sino que de no haber sido así, a nadie se le hubiera ocurrido tener algún tipo de relación con una persona "de esas características diferentes" y hubiera sido juzgada muy severamente.

En la época de FRIENDS y SEX IN THE CITY (años 90-2000), las mujeres:


· Tiene varias parejas antes de elegir la persona para toda la vida. Parejas que pueden ser estables, con más o menos compromiso y ocasionales (que sólo signifiquen encuentros sexuales). La edad para casarse se ha extendido, dándose esto a partir de los veinticinco años y siendo incluso normal hacerlo después de los treinta.

· Tal vez más prácticas, o quizás menos pacientes y luchadoras, las parejas de hoy en día anulan sus matrimonios si las cosas no funcionan. Ya no es un hecho mal considerado y además, las mujeres cuentan con la posibilidad de solventarse por ellas mismas y de dar un bienestar a sus hijos. Lograron una independencia económica que permite que esto sea posible.

· Las relaciones sexuales las descubren desde muy pequeñas, manteniéndolas no sólo con sus parejas sino también con personas que conocen eventualmente y que están juntos solo por una "cuestión de piel".

· Gran parte suele, previo al casamiento, pasar por la experiencia de vivir solas o con su pareja. Incluso, muchas parejas tienen hijos y llevan la vida de un matrimonio, sin pasar por la iglesia jamás.

· La mujer se insertó en el mercado laboral desempeñando cargos que antes sólo eran ocupados por los hombres. Tiene grandes responsabilidades y horarios complejos. Esto hizo que tengan hijos de más grandes, cuando ya se encuentren afianzadas en un empleo y habiendo cumplido sus metas en ese ámbito que les era prioritario. De todos modos suelen seguir trabajando luego de haber sido madres, momento en el que además del trabajo comienzan a ocuparse de los ahora más complicados y variados quehaceres domésticos, necesidades de los niños y/o marido, de la casa, etc. además de las suyas propias. La palabra que las caracterizaría sería mujeres multifacéticas.

· Muchas mujeres consideran hoy en día al trabajo como su máxima preocupación, postergando la idea de armar una familia, o bien, de tenerla, dedican el mismo tiempo a su labor que el que dedicaban cuando eran solteras.

· Hay desde matrimonios convencionales, cuyos hijos gozan de la hoy "extraordinaria suerte" de tener a sus padres juntos, hasta madres solteras o hijos que llegan al mundo por métodos científicos o por adopción.

· Consideran la relación de amistad con los hombres como algo normal y pasó a ser uno de los vínculos más comunes. De hecho, muchas mujeres encuentran una mayor confianza en ellos que en las personas de su propio sexo. Se quedan a dormir en sus casas, se van juntos de vacaciones, se muestran afectuosos y se cuentan sus respectivas historias del corazón. La amistad ya no significa que "haya algo más", aunque siempre puede ocurrir que una parte se confunda. Si esto sucede muchas mujeres deciden mantener una relación íntima con esta persona, lo que no signifique que la amistad no pueda continuar.

· Tener gente allegada con otra condición sexual es absolutamente familiar. Así, hoy estamos rodeados de gays, lesbianas o travestis con quien podemos mantener un vínculo de amistad o de pareja.

Una buena oportunidad para mejorar tu vida sexual, es realizar un Taller de Sexualidad y Erotismo como el que puedes realizar gratis haciendo clic aquí.

También puedes encontrar otros cursos gratis que te ayudarán a mejorar tu sexualidad y tu relación de pareja en:

Sexo y comida: el Tantra del amor

Cocina afrodisíaca

 

Luis Buero

Recomendar a un amigo:

 

COMENTARIOS:

 

tupper sex para parejas

Por INFOSOLTERAS


llamarme antigua!!!!!!!!!

Por CURRIANA77


Me encanta...

Por SHERIK44


cambios

Por LAVAGA


exactamente

Por OLIVIALA


Mas notas del autor:

Luis Buero

Los Desubicados De Siempre

Los Desubicados De Siempre

Hubo un tiempo en el que las palabras “respeto”, “caballerosidad”, “cortesía”, “consideración por el otro”, trazaban un diseño de las relaciones entre las personas, demarcaban espacios, nos protegían de posibles exabruptos y situaciones incómodas. Pera ya no...

El día de la mujer, ¿perfecta?

El día de la mujer, ¿perfecta?

¿Cómo es hoy, para los hombres, la "mujer perfecta"?

Videos

OTRAS NOTAS SOBRE

Las más leídas

enplenitud

Suscríbete gratis:

Comunidad:

Síguenos: