Home > Vida cotidiana > Mascotas

Perros

Tu perro y el frisbee

Uno de los ejercicios más saludables para tu mascota, y más entretenido para ti, es el entrenamiento con un disco volador. Si deseas saber como iniciarlo en esta práctica, no dejes de leer esta nota

La imagen, congelada en el anuncio de una revista, resulta asombrosa por su gran armonía y estética. Se trata de aquella que más de una vez habrá podido ver, la de un perro saltando en toda su libertad hacia los aires.

 Tal vez jamás se la haya ocurrido que su perro también podría hacer estos grandes saltos, hermosos a los ojos de cualquier persona, pero lo cierto es que esto es mucho más fácil de lo que usted cree, ya que sólo necesita contar son un simple y económico objeto: un disco volador.

 Lo cierto es que, aunque algunos perros sean más receptivos que otros a este tipo de  instrucciones, la mayoría de estos inteligentes animales rápidamente se darán cuenta de lo que usted desea, y comenzaran a perseguir este objeto, haciendo de esta manera un muy sano deporte, y pudiendo entretenerlo a usted durante largas horas.

 Comenzando el entrenamiento

 La primera cuestión que debería lograr, es generar algún tipo de entusiasmo en su perro, para que este responda mejor a su instrucción. Comience llamando al perro por su nombre y dándole algunos convites, como trocitos de salchicha, queso, etc.

 Haga esto varias veces en un determinado horario, hasta que él busque ansiosamente ese gusto. El secreto aquí estará en darle una pequeña cantidad, la suficiente para que la pueda tragar rápidamente y buscar aún más. Caso contrario, si le da algo que, en vez de tragar, el perro apoyará en el piso e irá comiendo de a poco, será más difícil mantener su nivel de entusiasmo.

 Una vez que su mascota haya aprendido a asociar la llamada en un determinado horarios con la cuestión de que usted tiene algo bueno para darle comer, ya será tiempo de introducir el disco volador.

 Allí tendrá que tirar el disco volador en el suelo, con su frente dada vuelta. Esto le permitirá usar los bordes disponibles para tomar el disco volador y arrastrarlo por el piso. Si el perro sigue al disco volador, felicítelo con énfasis, y déle, como antes, los convites.

 Para el caso de que l mascota se quede quieta mirando el disco volador, podría tirar el convite sobre el disco, y felicitar al perro cuando lo coma. Continúe de esta manera, tirando primero el disco volador, y entonces tirando encima el convite, hasta que el perro comience a buscar el disco por sí mismo, luego de loa cual, por supuesto, usted deberá felicitarlo.

 Se sorprenderá de cuán rápidamente el perro comenzará a responderle. La cuestión principal, será mantener sesiones reducidas de práctica, es decir de no más de diez a quince minutos, para que el perro pueda mantener su entusiasmo.

 Una vez que el perro ya esté acostumbrado a seguir al disco cuando lo tire en el suelo, comience a tirarlo al aire, no muy alto, pero sí con el suficiente nivel como para darle la oportunidad de tratar de alcanzarlo sin temor de golpearse contra el suelo.

 Nuevamente, tan pronto como lo obtenga, déle un convite y llénelo de efusivos elogios. Algunos perros tienen una verdadera facilidad natural para realizar esta práctica, mientras que otros pueden ser más lentos, y tomar varias sesiones de entrenamiento hasta lograrlo, pero la mayoría lo lograrán en algún momento.

 La cuestión principal que debería recordar, como señalamos es mantener siempre la diversión del entrenamiento, y no exigir excesivamente al perro hasta el punto de llegar a aburrirlo. Caso contrario, perderá rápidamente el interés de realizar está práctica, y no habrá incentivo que valga.

 Una vez que el perro ya tenga facilidad para agarrar el disco volador en el aire, habrá pasado la parte más dificultosa del entrenamiento, ya que su mascota habrá entendido el concepto básico, con lo cual usted podrá continuar haciendo tiros progresivamente más altos, más lejanos, y más dificultosos.

 En este sentido, también podría ir reduciendo la cantidad de convites que le ofrece como recompensa, para que el perro se acostumbre a realizar este ejercicio por puro placer, y sin esperar nada cambio, lo cual sin dudas le facilitará a usted la tarea.

 De cualquier manera, siempre asegúrese de ser generoso con su elogio verbal. Pronto su perro se acostumbrará a realizar este sano y maravilloso ejercicio, y a deleitarlo a usted, a sus familiares y vecinos, con este fabuloso y estético espectáculo.

 

Recomendar a un amigo:

Mas notas del autor:

La Redacción

Medicina alternativa y complementaria

Medicina alternativa y complementaria

Esta nueva manera de cuidar la salud, también conocida como medicina holística o no convencional, está cada vez más extendida, y puede sirve para tratar desde un dolor de espalda hasta aliviar síntomas de distintos tipos de cáncer.

¿Qué son los swaps?

¿Qué son los swaps?

Conoce uno de los instrumentos financieros más novedosos, los swaps o contratos de permuta financiera

Chichén Itzá

Chichén Itzá

Una guía práctica que te ayudará a conocer una de las nuevas maravillas del mundo, el maravilloso sitio de Chichén Itzá

Videos

OTRAS NOTAS SOBRE

Las más leídas

enplenitud

Suscríbete gratis:

Comunidad:

Síguenos: