Home > Salud y Bienestar > Medicina

Salud de la mujer

Tratamiento de la rosácea

¿Cuáles son las medidas terapéuticas que pueden usarse para tratar la rosácea? ¿Qué debo evitar para evitar las crisis de llamaradas e inflamación?

¿Qué hay que evitar?





Se debe evitar el exceso de sol, el exceso de frío, los cambios bruscos de temperatura (incluyendo estar cerca de fuentes de calor como el horno o las estufas, las comidas copiosas y muy condimentadas, el exceso de bebidas alcohólicas, café, tabaco y picantes, los líquidos muy calientes, las cremas con hormonas muy fuertes, los cosméticos potentes y los estados depresivos constantes.

Es necesario por lo tanto dosificarlo todo. Las comidas han de realizarse en varias etapas, en pequeñas porciones por vez para evitar las digestiones largas que producirían congestiones en el rostro y en lo posible eludir las preocupaciones y angustias cuando son un fantasma, tratando de restarles valor o buscando la solución  activamente.

La limpieza del cutis hay que realizarla con una leche de pepinos; las lociones deben ser vegetales, no astringentes ni fuertes y las cremas nutritivas apenas vitaminadas, y mejor aún si sólo son hidratantes livianas.

Tratamiento de la rosácea


Actualmente se usan con resultados muy positivos ciertos tipos de medicamentos que se ingieren por vía oral y/o se aplican como cremas, y a veces es necesario eliminar los vasos sanguíneos rebeldes con láser y otras técnicas. El rinofima, por su parte, puede reducirse mediante cirugía.

Al no ser realmente acné, los remedios de venta libre contra esa afección no funcionan en la rosácea.

Remedios caseros contra la rosácea





Además de los tratamiento indicados por el médico, es posible aplacar el enrojecimiento aplicando compresas de té de manzanilla frío sobre el área inflamada, o una máscara de lechuga, el vegetal ideal para combatir la rosácea por cuanto en su zumo hay sustancias que atenúan los síntomas.

Debe aplicarse verde, fresca,  en sus hojas más tiernas, porque sus resultados son así más efectivos.

Esta máscara es de fácil preparación: picar muy pequeño seis hojas de lechuga, colocarlas en un recipiente de loza o mortero y moler apretando las hojas.

Dejar descansar 15 minutos y aplicar sobre las zonas enrojecidas durante 20 minutos. Retirar, dejando sobre la piel la humedad que han desprendido.

Con dos aplicaciones por semana, la piel se aclara y descongestiona aproximadamente al mes de iniciar el tratamiento.

HTML clipboardAnterior: Rosácea, enfermedad de la edad madura


HTML clipboard

Aprende a realizar los principales tratamientos de belleza en forma profesional, con nuestro curso gratis de cosmética y cosmetología, haciendo clic aquí.

 

Recomendar a un amigo:

Mas notas del autor:

La Redacción

5 cosas que nunca se deben mezclar con alcohol

5 cosas que nunca se deben mezclar con alcohol

El automóvil es lo primero que se nos viene a la mente, pero no es lo único que nunca se debe mezclar con el alcohol...

Felicidad: ¿elección o destino?

Felicidad: ¿elección o destino?

Al contrario de lo que se creía en el pasado, la ciencia cada vez más se inclina a pensar que la felicidad es un estado que depende en gran medida de nosotros mismos...

Ejercicios aeróbicos acuáticos, una gran alternativa

Ejercicios aeróbicos acuáticos, una gran alternativa

El aquaerobics nos permite obtener los mismos beneficios que podíamos lograr con otros tipos de entrenamiento, pero con el plus de ejercitar mejor los músculos y articulaciones. Conócelo...y comienza a practicarlo.

Videos

OTRAS NOTAS SOBRE

Las más leídas
enplenitud

Suscríbete gratis:

Comunidad:

Síguenos: