Home > Vida cotidiana > Seguridad personal

Prevenir accidentes

Todo lo que necesita saber para prevenir o actuar en un incendio hogareño

Desde fumar hasta cocinar, cualquier actividad hogareña que tenga relación con el fuego, es un potencial foco de incendio. En esta nota, todas las claves para saber como prevenirlo, o actuar cuando ya se ha iniciado

La mayoría de nosotros, conocemos la importancia que tiene tomar medidas de seguridad al manejar el fuego, pero solemos olvidamos de cuan peligroso puede realmente ser.

Las personas mayores, los niños menores de cinco años y las personas con discapacidades, tienen un mayor riesgo de padecer accidentes relacionados con el fuego.

Entre los chicos que tienen entre uno y nueve años, las lesiones relacionadas con quemaduras por el fuego, son la tercera causa de muerte por accidente. En tanto, los mayores de 65 años, son dos veces más propensos a morir por un incendio en el hogar, antes que cualquier otra categoría de edad.

Algunas de las causas más comunes que provocan incendios en las casas, están relacionados con los equipos de cocción y calefacción. Los elementos de calefacción, incluyendo los calentadores portátiles, pueden quemar los muebles y otros potenciales combustibles para fuego que se encuentren cerca de esto artefactos.

Sin embargo, la principal de todas las causas de muertes por incendios en el hogar, está relacionada con el fumar, más específicamente con los cigarrillos que se dejan negligentemente prendidos, y en contacto con los muebles o los colchones.

El uso del alcohol y el fuego, también es una combinación mortal, y no justamente por el lógico proceso químico: está demostrado que las borracheras provocaron hasta un 40% de las muertes por incendios hogareños.

La mayoría de las víctimas de los incendios domésticos, mueren a causa del humo o los gases tóxicos, y no de las quemaduras. Los incendios producen gases venenosos que pueden esparcirse rápidamente, lejos del fuego en sí mismo, con lo que pueden asesinar “silenciosamente” a las personas que estén dormidas y lejos del foco de incendio.

Incluso si la gente se despertase, los efectos de su exposición a estos gases, podrían disminuir su lucidez y retardar sus reacciones, de modo que no puedan escaparse. Por esto es tan importante que la gente realice una detección temprana, de modo de poder escaparse antes de que se deteriore su capacidad de pensamiento y movimiento.

A. Previniendo un incendio

La importancia de las alarmas (y su correcto uso)

Uno de los dispositivos de seguridad más importantes para detectar incendios en el hogar, es aquel que proporcione una fuerte alarma ante la mínima señal: es decir, las alarmas de humo. Según algunos estudios, las alarmas de humo pueden reducir las probabilidades de muerte por incendio hasta por encima del 50 por ciento.

Si bien muchas casas vienen o están equipadas con por lo menos una alarma de humo, se calcula que en el 25 por ciento de los casos (uno de cada cuatro), estos dispositivos no funcionan. Sucede que mucha gente, muy a menudo desconecta o quita la batería del artefacto, para frenar el fastidioso sonido de la alarma.

Sin embargo, debe saber que las nuevas alarmas poseen un botón silenciador que permite parar rápidamente la alarmar si esta se enciende por causa tales como el humo del cigarrillo o del horno.

Muchas personas, también olvidan cambiar la vieja batería. Por ellos, los detectores de humo, se deben probar todos los meses, sin importar cuanto duren, teóricamente, las baterías de 9 V insertas en los mismos.

Además, estás fuentes de energía se deben cambiar todos los años, de la misma forma en que se lo hace con las pilas de sus relojes. Sin embargo, en el caso de las nuevas alarmas, que pueden utilizar baterías litio, se puede confiar en que duren hasta 10 años.

Los detectores de humo deben ser también situados cerca de todas las áreas donde se duerma, y en cada piso de su hogar, incluyendo el sótano. Si alguien de la familia posee problemas auditivos, se debe asegurar que el detector de humos tenga también una luz estroboscópica.

Si tiene cualquier pregunta sobre los detectores de humos, o sobre la seguridad contra incendios, no dude en comunicarse con su cuerpo de bomberos local.

Las alarmas poseen una vida útil de cerca de 10 años. Pasado ese tiempo, la alarma entera debe ser sustituida, incluso aunque parezca funcionar.

Previniendo incendios en la cocina

Cuando cocine, vigile atentamente lo que se calienta, y no deje desatendido a esto ni por un segundo. Esté también muy atento de no cocinar con ropa muy inflamable, que podría expandir el fuego muy fácilmente. Tenga siempre un extintor en la cocina, y una buena iluminación alrededor de la cocina. Utilice además algún temporizador, para recordar apagar las hornallas.

Mantenga también todas las cosas inflamables lo más lejos posible la cocina. Conserve, además, las salidas de humos y entradas de aire bien limpias, y libres de grasa. No cocine cuando haya bebido alcohol o tomando alguna medicación que lo vuelva somnoliento.

Si cocina en microondas, tenga en cuenta que los excesivos vapores que se produzcan dentro, al entrar en contacto con los cables del aparato, también podrían provocar incendios. Limpie todas la grasa de las tostadoras y los artefactos pequeños, antes de usarlas.

Si algún elemento de la cocina comienza a quemarse, trate de sofocarlo cubriéndolo con algún tipo de tapa, o con el bicarbonato de soda del extintor. No intente llevar este elemento al lavabo o al exterior.

Nunca deje a los niños más chicos solos en la cocina, ni siquiera por un período corto. Los chicos pueden comenzar un incendio intentando cocinar algo o usando una estufa o artefacto eléctrico de una manera incorrecta.

En los cuartos

Los calentadores y las luces son también un riesgo potencial. Por lo tanto, debe mantener cualquier tipo de material combustible a, por lo menos, tres pies de distancia de los calentadores. Cerciórese de que las estufas portátiles estén puestas lejos del material combustible, y que no estén situadas en áreas muy transitadas.

Los sistemas de calefacción deben limpiarse anualmente por un profesional. Utilice también luces fluorescentes para la iluminación adicional, pues éstas no se recalientan. Tenga los números de emergencia cerca de su teléfono.

Si usted es un fumador, no fume nunca en la cama. Tampoco tire cenizas ardientes en un tacho de basura, y trate de no poner ceniceros cerca de alfombras, muebles tapizados, y cortinas.

B. Plan de escape

En el caso de olvidar de seguir algunas de las advertencias citas, es posible que se produzca un incendio en su casa. Para entonces, deberá contar con un buen plan de escape, que le permita evacuar su hogar los antes posible.

En un incendio hogareño típico, la gente no tiene más de 2 minutos para lograr salir afuera. Además, es muy común que cualquier persona se aterre y se confunda demasiado durante ese breve lapso, especialmente los niños.

Durante un incendio, los niños intentarán a menudo ocultarse en un armario o bajo las camas, donde se sienten más seguros que en el exterior. Por ello mismo, es fundamental tener un plan de escape para cada miembro de la familia y, en la medida de lo posible, practicarlo.

Al planear esto, charlen por lo menos de dos diferentes formas de salir de cada sitio, y de elegir un lugar seguro delante del edificio o la casa, para poder encontrarse entre sí. Tener un punto de reunión, ayudará a asegurarse de que cada uno haya logrado salir de la casa, y, por lo tanto, nadie deberá arriesgarse a volver a entrar para buscar a alguien que ya ha salido.

Otros consejos útiles para trasladar a su familia:

  1. Salgan tan rápidamente como les sea posible, y vayan al punto señalado como lugar de encuentro.

  2. No se frenen para resguardar fotografías u otras pertenencias.

  3. No vuelvan nuca a la casa mientras continúe el incendio.

  4. Si hay humo en el cuarto, permanezcan cuerpo a tierra y arrástrense para salir.

  5. Si no pueden escapar, pongan telas o toallas mojadas alrededor de las puertas, para bloquear la entrada de humo. Acto seguido, arrástrense hacia las ventanas, ábranlas, y griten para solicitar ayuda, agitando un pañuelo para llamar la atención. Si hay un teléfono en el cuarto, llamen inmediatamente para solicitar ayuda.

Especialmente para los más bajitos

En el caso de que la ropa de un chico se prenda fuego, su reacción natural será comenzar a correr, lo cual agitará las flamas y hará la situación peor. Por lo tanto, los padres deben enseñar a sus hijos las tres reglas básicas para combatir esto: "pararse, tirarse, y rodar", para así lograr sofocar las llamas.

Esto ha salvado muchas vidas, y sería bueno que los padres lo practiquen con sus hijos. Enséñeles que si sus ropas comienzan a quemarse, deben seguir estas simples instrucciones: “Párate en donde estas, Tírate al suelo, Rueda por el piso”.

Como habrá visto, siempre será menos costoso prevenir que curar. Por eso, no olvide seguir todas las instrucciones del punto “A”, para jamás tener que poner en práctica la del punto “B”.

 

Anahí Pérez Rivas

Recomendar a un amigo:

Mas notas del autor:

Anahí Pérez Rivas

¿Cómo agrandar un cuarto?

¿Cómo agrandar un cuarto?

Sin necesidad de gastar miles de dólares, existen ciertas formas de hacer que tu cuarto luzca más grande. Presta atención a estos tips…

¿Cómo hacer explotar un microondas?

¿Cómo hacer explotar un microondas?

¿Por qué alguien pondría estas cosas en un microondas...? Sea cual sea la razón, ¡no los imites y no hagas esto!:

Diez pasos para hacer de su hogar un lugar más seguro

Diez pasos para hacer de su hogar un lugar más seguro

¿Se ha detenido a pensar seriamente si su hogar es un lugar completamente seguro? Muy probablemente su casa tenga algunos puntos débiles. Sepa con esta nota cuales son, y como solucionarlo.

Videos

OTRAS NOTAS SOBRE

Las más leídas
enplenitud

Suscríbete gratis:

Comunidad:

Síguenos: