Home > Familia > Padres e hijos

Temores de los padres

¿Tiene mi hijo un problema anímico?

La ciclotimia de los adolescentes es un rasgo normal, dentro de ciertos límites. Sin embargo, hay extremos en donde los adultos deben preocuparse seriamente considerando la posibilidad de estar en presencia de una depresión o de lo que ahora se llama un trastorno bipolar (lo que se llamaba antes maníaco-depresivo), males que afectan a miles de jóvenes...

Los síntomas de alarma son:

-Cambios de humor continuos

-Mucha agitación

-Depresión profunda

La señal más clara proviene de los cambios de estado. El joven puede caer en el desánimo más grande y de repente mostrar signos de recuperación que rápidamente se transforman en un nerviosismo exagerado o hiperactividad.

Las edades más comunes de aparición de este problema son:

-En los adultos: antes de los 35 años.

-En los adolescentes: entre los 14 y los 18 años.

La posibilidad de heredarla es alta, si uno o ambos padres la sufren o la sufrieron anteriormente.

Síntomas de que un joven es depresivo:

-Llora frecuentemente y está triste durante mucho tiempo sin causas o con justificaciones poco creíbles.

-Disfruta poco de las cosas buenas, de sus logros.

-Se siente dolorido y débil todo el tiempo (dolores de cabeza, estomago, oído, etc)

-Se aburre con todo.

-Cambia sus hábitos normales (sueño, alimentación, etc)

Síntomas de que un joven es maníaco:

-Cambios de estado de ánimo extremadamente pronunciados (está muy contento o muy triste, muy irritable o muy calmo, se ríe mucho o está enojado todo el tiempo).

-Juega mucho con los límites y habla todo el tiempo como si la vida fuera un momento sin demasiada importancia.

-No duerme nunca y no se siente cansado.

-Habla mucho más de lo común y no deja que lo interrumpan (se enoja fuertemente)

-Está distraído y pierde la concentración muy seguido (se encuentra hablando de algo y de repente se olvida), no presta atención a lo que uno le dice.

-Cree que puede soportar daños físicos sin que le pase nada o bien cree que puede hacer cosas peligrosas y salir indemne (saltar del techo por ejemplo).

Como se procede ante un caso de este tipo

Si usted identifica todos estos síntomas, acuda a la ayuda de su médico de cabecera, o directamente a un psiquiatra de adolescentes, para iniciar una evaluación y luego comenzar con un tratamiento especifico.

En general, el tratamiento consiste en:

-Proveer educación e información al paciente y a su familia acerca de la enfermedad

-El uso de medicamentos estabilizadores como el valproato y el litio (reducen el número y la severidad de los episodios maníacos y ayudan también a prevenir la depresión), o de antidepresivos cuando se trata únicamente de una depresión.

-La psicoterapia

-Ayudar al adolescente a amoldarse a las circunstancias estresantes que lo llevaron a ese estado y a convivir pacíficamente con ellas.

Estos problemas tratados a tiempo pueden controlarse eficazmente, permitiendo llevar una vida absolutamente normal. Si tiene dudas sobre si su hijo los sufre, no pierda tiempo y consulte aunque sea por simple precaución.

Descubre una nueva herramienta de autodescubrimiento y ayuda a los demás con nuestro curso gratis de Psicología Transpersonal.

Inscríbete ahora haciendo clic aquí.

 

Viviana Vergara

Recomendar a un amigo:

 

COMENTARIOS:

 

eiNN.....

Por **RAKEL**


Las más leídas

enplenitud

Suscríbete gratis:

Comunidad:

Síguenos: