Home > Belleza y estilo > Estética

Trucos de belleza y soluciones

Técnicas para eliminar los tatuajes

Métodos para eliminar tatuajes. Costos. Reacciones adversas...

¿Sabes de qué estamos hablando? De ese Mickey Mouse que te tatuaste a los 20 en tu pecho, y que ahora, a los 55, está sentado sobre tu regazo.

Posiblemente, esto mantenga alguna relación con el hecho de que sólo la mitad de las personas que se hacen tatuajes deciden convivir con ellos por el resto de sus vidas.
 

Desde luego, se supone que los tatuajes son permanentes, es decir, que no están hechos para ser removidos. En consecuencia, no son fáciles de remover.

No obstante, existen varios métodos para borrarlos, y todos requieren de la intervención de un especialista médico. No existe magia a la hora de hacer que los tatuajes desaparezcan.

Cada procedimiento tiene su tiempo, suelen ser costosos, e incluso pueden dejar alguna marca o cicatriz sobre la piel.
 

La remoción exitosa de tu tatuaje depende de varios factores. En primer lugar, depende de la profundidad del tatuaje, del tipo de tinta usada, de quién haya hecho el tatuaje, de los colores del tatuaje y de dónde está localizado. 

Mientras más profundo sea el tatuaje, más difícil será quitarlo. Los tatuajes amateurs suelen ser más superficiales que los profesionales, por lo que pueden ser removidos con mayor facilidad.

Los profesionales, asimismo, suelen usar una mayor variedad de colores y crear diseños más intricados, dificultando aún más la remoción del dibujo.
 

Técnicas para eliminar tatuajes 

Extirpación

Si el tatuaje es lo suficientemente pequeño, podrá ser removido con un escalpelo en aproximadamente 30 minutos. La cirugía plástica o dermatológica aplicará un anestésico local para adormecer el área, y luego cortará el tatuaje y suturará los bordes.
 
 Si un tatuaje grande es el que debe ser extirpado, posiblemente deba ser removido en etapas. Si la herida es tratada con propiedad, la cicatriz resultante será mínima. El costo de este tratamiento está entre los 200 y los 1500 dólares.

Dermabrasión

Los tatuajes también pueden ser removidos mediante dermabrasión. Este es un procedimiento similar a la exfoliación química, que elimina las arrugas finas o reduce al mínimo las cicatrices de la piel.

La zona donde se encuentra el tatuaje es rociada con una solución que congela el área, y luego es lijada con un elemento abrasivo rotatorio, haciendo que la piel se descame.

Lo más factible es que queden cicatrices de este procedimiento. La piel necesita ser cubierta con un ungüento antibiótico por varios días luego de la realización del procedimiento.

Mientras la piel se encuentra sanando, la exposición al sol debe ser mínima, ya que los rayos UV sólo harían más lento el proceso de recuperación. El costo de este tratamiento va desde los 300 a los 200 dólares.
 

Láser

Sí, también pueden removerse los tatuajes con láser. En la actualidad, el láser es el mejor método para erradicar tatuajes.

Casi no existen riegos de cicatrices, la piel se recupera sólo en unos pocos días, y los equipos de láser más modernos son capaces de erradicar más tinta que nunca antes.

Claro que el único inconveniente es el costo, que va de 300 a 1000 dólares la aplicación —y se necesitan varias aplicaciones para completar el tratamiento—.

Existen tres tipos de láser empleados para remover la tinta de los tatuajes: láser de rubí, láser de Alexandrita, y láser Nd:YAG. Todos trabajan produciendo un pulso de luz breve y poderoso que atraviesa la piel.

El láser permite ahora penetrar en la piel y destruir las partículas de color; de esta forma, la tinta se fragmenta y se va disolviendo.

Los resultados que se obtengan dependerán del color, extensión, localización y pigmentos del tatuaje (en algunos casos la eliminación es casi total, en otros pueden fijarse restos de color y en zonas como el escote o la espalda pueden aparecer cicatrices importantes).

A veces, para remover un tatuaje de colores múltiples, deben emplearse todos los tipos de láser. Los verdes y los amarillos son los más difíciles de remover, mientras que los negros y los azules son los más sencillos.
 

  • ¿Cómo se siente? Los tratamientos láser no son indoloros. Hay quienes dicen que se siente como si banditas elásticas estuvieran golpeando contra la piel.

    No obstante, como cada tratamiento toma sólo unos pocos minutos, la molestia no suele resultar intolerable. Los doctores dicen que puedes tomar Tylenol (paracetamol) para ayudar a paliar esta sensación molesta, a la vez que no recomiendan la ingesta de ibuprofeno o aspirina dado que ambos pueden generar mayor susceptibilidad.

    Una vez terminada la sesión, puedes sentir como la zona hubiese estado expuesta al sol durante largo rato. La herida deberá ser cubierta durante 34 horas, y, en algunos casos, puede formarse una costra sobre la misma.
     
  • ¿Cuántas sesiones son necesarias? El número de sesiones depende del tipo de tinta que haya sido empleada y de la profundidad que presente en el cuerpo.

    Mientras más profundo sea el tatuaje, más difícil de remover. Generalmente, para retirar un tatuaje profesional se necesitan entre 5 y 6 sesiones.

    Los tatuajes amateurs, que suelen ser menos profundos, requieren entre 3 y 4 sesiones. Se recomienda dejar un intervalo de tres semanas entre cada sesión para permitir que el cuerpo absorba los pigmentos fragmentados de cada tratamiento.
     
     
  • ¿Cuáles son los efectos secundarios? En primer lugar, es preciso señalar que el tatuaje podría no ser erradicado en su totalidad.

    Asimismo, una costra puede formarse sobre el área tratada. En un pequeño porcentaje, cercano al 5%, puede quedar una cicatriz. Si no mantienes el área limpia y cubierta con un ungüento antibacteriano, podría presentarse una infección.

    Finalmente, los pigmentos de las células de tu piel podrían reaccionar en forma adversa al láser. Después del tratamiento, en la zona en cuestión la piel podrá ponerse más oscura —un efecto conocido como hiperpigmentación—, o podría ponerse más clara —hipopigmentación—.
     
     
  • En cuanto al costo del tratamiento láser, cada sesión está entre los 300 y los 500 dólares. El número de sesiones necesarias dependerá del tamaño del tatuaje, las tintas y el color usados, la profundidad del tatuaje, y de dónde esté ubicado en tu cuerpo.

Después de leer esto, lo único que queda por decir es que, a la hora de hacerse un tatuaje, uno debe estar convencido —verdaderamente convencido— de querer hacérselo.

Aprende a realizar los principales tratamientos de belleza en forma profesional, con nuestro curso gratis de cosmética y cosmetología, haciendo clic aquí.

 

Recomendar a un amigo:

Mas notas del autor:

La Redacción

Los colores y los Chakras: logre el equilibrio

Los colores y los Chakras: logre el equilibrio

Sepa cómo equilibrar la energía que cada color nos brinda. Sepa cuáles son las relaciones entre estos colores y nuestros centros espirituales o chakras

Ser una mamá superpoderosa puede traerle problemas de salud

Ser una mamá superpoderosa puede traerle problemas de salud

El vértigo de la vida cotidiana ha transformado a las madres es super-héroes, a cargo de más responsabilidades y tareas que el más ocupado de los trabajadores. ¿Es usted una super mamá? ¿Cuida usted de su salud?

Loros como mascotas: video exclusivo

Loros como mascotas: video exclusivo

En esta entrevista exclusiva, nuestra especialista en vida silvestre te cuenta todo lo que siempre quisiste saber sobre los loros como mascotas...

Videos

OTRAS NOTAS SOBRE

Las más leídas

enplenitud

Suscríbete gratis:

Comunidad:

Síguenos: