Home > Vida cotidiana > Mascotas

Gatos

¿Su gato no quiere usar el arenero?

Todo el amor que sentimos por nuestro gato, parece acabarse cuando por enésima vez nos damos cuenta que no ha hecho sus necesidades donde debía. Sin embargo, el gatito podría estar intentando comunicarnos algo con estas acciones, por lo que deberíamos averiguar cuales son las causas y soluciones de este comportamiento.

El comportamiento inadecuado de eliminación (hacer pis y caca donde no corresponde, para decirlo en otras palabras) de un gato, es uno de los problemas más comunes para muchos de sus propietarios.

Incluso, varios cientos de animales domésticos reciben eutanasia cada año por estos problemas de comportamiento. Un estudio realizado en 1996, determinó que la causa por “mal comportamiento” más común para aplicarle la eutanasia a un gato era justamente una eliminación inadecuada.

Los problemas en la eliminación de las necesidades de un gato pueden ser difíciles de diagnosticar y de tratar, por lo que son esenciales una buena comunicación con su veterinario y mucha paciencia para investigar las causas.

Estos problemas pueden implicar una inadecuada forma de orinar, defecar, o ambas cuestiones. Los problemas urinarios son a menudo más difíciles de detectar inicialmente, ya que la orina puede ser difícil de ver u oler cuando se absorbe o se seca sobre una superficie. Una vez que usted vea que su gato orina o defeca fuera del rectángulo asignado como baño, la investigación puede comenzar.

Encontrando las causas

Si en su casa tiene varios gatos, usted y su veterinario deben, en primer lugar determinar qué gato está haciendo sus necesidades fuera del rectángulo asignado como baño. En algunos casos, más de un gato puede estar eliminando sus necesidades fuera de este rectángulo.

A veces, algunas simples preguntas y un cierto trabajo de investigación pueden ser todo lo que necesite para encontrar al “culpable”. Si aún así no puede hallarlo, su veterinario puede dar a cada gato un producto que “manche” su orina con un color que se pueda detectar por una luz ultravioleta.

Su veterinario debería entonces determinar si la eliminación inadecuada es debido a un problema médico o de comportamiento. El veterinario le hará muchas preguntas de fondo acerca de su gato, incluyendo su historial médico, sus actividades, sus hábitos normales, y cualquier actividad o hábito inusual que pueda haber tomado.

También le pedirá detalles acerca de su ambiente familiar, el ambiente exterior, otros animales domésticos, miembros de la familia, y de cualquier cambio reciente en su casa o en la vida del gato. También recolectará muchos detalles sobre la localización y el tipo de baño que le ha puesto a su mascota.

Toda esta información puede hacerle sentir que pierde algo de tiempo, pero es fundamental para elaborar un diagnóstico correcto. Puede llevar de una a dos horas de charla con su veterinario trasladar toda la información necesaria. Algunos veterinarios han preparado cuestionarios para sus clientes, como forma de agilizar este trámite.

Después de que se complete la información, será necesario realizar un examen físico completo para eliminar las dudas sobre cualquier condición médica que su gato pudiese tener.

Por ejemplo, los gatos más viejos desarrollan un estreñimiento que puede hacerles experimentar dolor mientras defecan, por lo que asocian este dolor al rectángulo del baño, y paran de usar este rectángulo.

Para asegurarse de que el problema no sea debido a una condición médica, pueden también realizarse algunas pruebas de laboratorio. Se suele realizar rutinariamente un análisis de orina para buscar evidencias de alguna infección o de cistitis en la zona urinaria.

Su veterinario puede recomendarle también pruebas adicionales tales como un examen de orina para buscar si hay bacterias, y radiografías para buscar piedras en la vejiga o cambios en los huesos, asociado con la artritis.

Dependiendo de los resultados, su veterinario puede también recomendar radiografías especializadas, o aún un examen por ultrasonido del abdomen. Si se detecta un problema médico, usted y su veterinario pueden iniciar el tratamiento apropiado para el problema específico.

Después de que se hayan descartado las causas médicas, su veterinario utilizará el historial obtenido para hacer una lista de diagnósticos potenciales como causa del problema. Cuando la causa específica sea determinada, una terapia acorde al problema puede ser estipulada y puesta en práctica.

Encontrando un significado

Hay dos razones por las que un gato hace sus necesidades. En primer lugar, para liberar su cuerpo de los residuos. Pero los gatos también orinan como forma de comunicarse, dejando sus "marcas de territorio". Por lo tanto, los gatos adquirirán diversas posturas para cada uno de estas formas de orinar.

Un gato que orina para eliminar sus líquidos residuales se pondrá en cuclillas con su cola paralela a la tierra, mientras que un gato que orina para "marcar su territorio" sostendrá su cola en forma ascendente y recta, hacia el objeto a marcar, mientras rocíe con orina ese objeto.

Las puertas o entradas frecuentadas por usted u otros gatos pueden ser un territorio a marcar. Orinar en estufas u otras superficies verticales es generalmente un tipo de comportamiento para marcar territorio.

A menudo, también orinan para oponer el olor que usted ha dejado, por ejemplo, al utilizar el jabón en el lavadero. Este comportamiento puede también deberse a la tensión o la ansiedad.

Un ejemplo de esto es un gato que toma señales de que su propietario está preparando un viaje, y entonces, le orina la valija. Otro ejemplo es un gato que “marca” diversos muebles después de que un gato nuevo ha llegado a la casa.

Las cajas higiénicas

Los problemas referentes a la eliminación de la orina y la materia fecal son muy comunes. Los gatos hacen sus necesidades fuera del rectángulo asignado como baño (llamados “caja higiénica”) porque hay algo sobre este rectángulo que no les gusta o simplemente porque prefieren otro lugar. Hay muchos tipos de cajas higiénicas, tanto en su forma como en su material, que va desde la arcilla hasta el papel reciclado.

Algunos tienen fragancias agregadas, que ayudan a estimular a su gato para que haga allí sus necesidades. Las cajas higiénicas vienen en varios estilos. Algunos están cubiertos con una cúpula que funciona como tapas para mantener el olor dentro del área del rectángulo.

Muchas se diseñan según las necesidades específicas de cada gato. Los gatos tienen preferencias particulares, y a algunos puede no llegar a gustarle la textura de un determinado baño, o el olor de una fragancia agregada a este recipiente.

A muchos gatos no les gustan las cajas higiénicas con tapas porque pueden dejar dentro del rectángulo un olor desagradable.

La localización también es importante. A muchos gatos no les gusta comer cerca de la caja higiénica. Hay quienes las ponen detrás una ventana o del lavarropas, intentándolas ocultarlo a la vista de los demás, pero los ruidos pueden asustar al gato.

Si un gato pasa un buen rato de tiempo junto a usted, puede encontrar incómodo una caja higiénica en el sótano. Debe haber una para cada gato de la casa, y se debe mantener limpio, higienizándolo cada dos o tres días, dependiendo de su tipo y uso.

La solución a estos problemas pueden ser tan simples como limpiar el rectángulo más a menudo, quitarle la tapa, proporcionar más baños para los diferentes gatos o bien probar nuevas localizaciones. Hay veterinarios que recomiendan ofrecer al gato varias cajas que tengan letrinas diferentes en su interior, para que el gato pueda entonces elegir su referida y pueda desechar las otras.

Prevención

No todos los problemas de comportamiento con respecto a la eliminación de necesidades pueden ser predichos o prevenidos. Sin embargo, pueden tomarse ciertas medidas para evitar algunos de estos problemas. Los gatos deben ser castrados o esterilizados, preferiblemente entre los 4 y 8 meses de vida, antes de que alcancen su madurez sexual.

Al enseñar a un gatito chiquito a utilizar su caja higiénica, tenga en cuenta la localización del mismo según la perspectiva del gatito. Por ejemplo, cuando le surja dirigirse al baño después de una comida, un gatito pequeño podría no llegar a poder subir unas escaleras para alcanzar la caja. Asimismo, a un gato muy adulto podría costarle mucho llegar a una caja higiénica con paredes muy altas.

Cualquier gato adulto nuevo debe ser colocado en un cuarto grande con una caja higiénica por algunos días, para que puede aprender a usarlo en un nuevo ambiente antes de explorar el resto del hogar. Si es posible, debería descubrir qué clase de baño utilizaba el gato previamente y adquirir este mismo para su propio hogar.

La eliminación inadecuada puede ser un problema muy frustrante al diagnosticar y tratar. A la primera señal de un problema, debe notificar a su veterinario sobre sus preocupaciones. Estos problemas son generalmente más fáciles de tratar de forma temprana, antes de que se hayan convertido en un hábito.

Tratamiento

Los tratamientos para este tipo de comportamiento necesitan ser individualizados teniendo en cuenta al gato y a sus circunstancias determinadas. Generalmente, el tratamiento gira alrededor de modificar las tensiones del ambiente, o de intentar modificar la respuesta de los gatos a estas tensiones.

En algunos casos, se pueden prescribir fármacos ansiolíticos para ayudar a este proceso. Como con todas las terapias por problemas de comportamiento, el plan de tratamiento puede ir confeccionándose a medida que progresa la terapia.

Existen veterinarios que han recibido un entrenamiento formal especializado en los diagnósticos y terapias en los problemas de comportamiento en los animales domésticos. Los veterinarios tradicionales puede llegar a derivar estos casos a un especialista o consultar ellos mismos a estos profesionales, en los casos más difíciles.

Su veterinario es su mejor ayuda para diagnosticar y tratar estos problemas de comportamiento. Con la paciencia y ayuda del profesional, muchas dificultades con respecto a la eliminación de las necesidades de un gatito se pueden resolver, asegurando un lazo durable y feliz entre usted y su mascota.

Fuente: FDA (USA)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Marisa Lohrsteijn

Recomendar a un amigo:

 

COMENTARIOS:

 

orinando en otro lado y esta castrado y después de viejo

Por FRANCY CUESTAS LUNA


Referente a los Gatos

Por CHELITO1


Mas notas del autor:

Marisa Lohrsteijn

El perro, el mejor amigo del adulto

El perro, el mejor amigo del adulto

Aquellos adultos que hayan quedado solos, deben saber que siempre tienen la opción de incorporar un perro a su hogar, pues estos animales suelen llevarse muy bien con la gente mayor, y casi siempre logran hacer sus vidas más felices. Conozca las razas más adecuadas

¿Por qué se escapan los perros?

¿Por qué se escapan los perros?

¿Tiene que ver la raza, el carácter o un comportamiento desacertado de su dueño? ¿Por qué algunos perros deciden huir una y otra vez ante un descuido humano?. Le proponemos algunos consejos para acostumbrar al animal a no irse del hogar:

Los perros y el divorcio

Los perros y el divorcio

Los perros también sienten. No pueden expresarlo con palabras, pero ello no quita que, al igual que nosotros, gocen, sufran, se estresen o depriman. ¿Qué pasa, entonces, cuando un perro sufre la separación de sus dueños?

Videos

OTRAS NOTAS SOBRE

Las más leídas
enplenitud

Suscríbete gratis:

Comunidad:

Síguenos: