Home > Amor y sexo > Romance

Hombres en pareja

Signos de que estás enamorado

Sientes algo diferente por ella, pero no estás seguro... Las cosas ya no te parecen las mismas. ¿Estarás enamorado?

Has deambulado por las noches conociendo cientos de mujeres. Has disfrutado manteniendo siempre tus opciones abiertas, pero últimamente hay una mujer que ha hecho que te preguntes si ella es “la mujer”.

A continuación, los tips para descubrir si estás realmente enamorado.
 

Has olvidado a tu ex

Con frecuencia, el final de una relación es seguido de un período en el que inevitablemente se piensa en la ex pareja; un período destinado a averiguar con certeza si la decisión de tomar por caminos separados ha sido la correcta.

Dependiendo de cuánto hayan estado juntos, estas dudas podrían salir a la superficie una y otra vez.
 

No obstante, desde el momento que has conocido a esta nueva mujer, el pensamiento de volver con tu ex ya no anda revoloteando en tu cabeza. Y cuando te pones a pensar en ella, difícilmente consigues imaginarte qué fue lo que te atrajo tanto en un principio. 

No puedes dejar de pensar en ella

Te sientes consumido por los constantes pensamientos que la tienen como protagonista. Ella se mete en tu cabeza, sin razón aparente ni previo aviso, y no puedes evitar preguntarte si ella pensará en ti sólo la mitad del tiempo que tú piensas en ella.

Te preguntas a cada rato qué estará haciendo, y los impulsos de llamarla son por demás poderosos (aunque los resistes por miedo de quedar a sus ojos como un hombre sobreexcitado).

Pero las cosas se ponen peores. Sales con tus amigos, y, al ver un artículo particular en la vidriera de una tienda, te preguntas cómo luciría en ella.

Es más: ahora prestas atención a la cartelera del cine, porque sabes que ella ama las películas, y tú ni recuerdas la última vez que viste una película en pantalla grande.

Si ella es la última cosa en la que piensas antes de ir a la cama, y la primera cosa que viene a tu mente cuando te levantas —e incluso has soñado con ella en unas cuantas ocasiones—, entonces ya no necesitas seguir preguntándote si estás enamorado o no. Lo estás.

Te preocupas por ella

Existe una razón por la que no quieres saber demasiado acerca de la mujer que tienes a tu lado: no la amas. Cuando estás enamorado de una mujer, quieres saber todo sobre ella: cómo es, qué piensa, qué la hace reír. Realmente te preocupas por ella y por sus sentimientos.

Si realmente amas a una mujer, te sentirás mal si ella no tiene un buen día o si está preocupada por algo. No intentas animarla porque debes hacerlo, sino porque no puedes evitarlo.

Sus rarezas te resultan encantadoras

El hecho de que lleve su pasaporte dondequiera que vaya —por si acaso— y de que a raíz de sus equivocaciones al hablar haya inventado un diccionario propio de palabras, te llena de una inexplicable sensación de felicidad.

Ella hace y dice cosas que la hacen diferente, y tú te derrites ante eso. No sabes por qué demonios ocurre, pero tampoco te interesa averiguarlo. Ella te gusta de la manera que es.

Tienen una gran química

No puedes estar enamorado de alguien con quien no tienes química. Si parecen estar siempre en el mismo ancho de banda, y piensan de maneras similares, ése es un gran signo.

Si cada vez que están juntos comienzan a sentir que la temperatura del ambiente sube —inevitablemente y sea lo que sea que estén haciendo— entonces definitivamente hay química.

Ya no te fijas tanto en otras mujeres

¿Has visto a esa hermosa rubia con dos impresionantes... que acaba de pasar a tu lado? Qué quieres decir con que no la has visto...

Aunque es inevitable percibir la belleza de una mujer hermosa que pasa frente a tus ojos, cuando estás enamorado, algunas de estas preciosuras suelen pasar desapercibidas en tu radar, mientras que otras simplemente no tienen ese “no sé que” que tiene tu novia.
 

Asimismo, ya no sientes deseos de flirtear con cuanta mujer te encuentres. Lentamente comienzas a descubrir que ella es la única mujer que te interesa, y por algún extraño motivo esto te hace sentir bien. 

Te encanta pasar tu tiempo con ella

Tal vez este punto sea un tanto obvio, pero su importancia hace que valga la pena mencionarlo. Tú esperas pasar minutos, horas, y días a su lado.

No importa demasiado qué vayan a hacer. Últimamente, el simple hecho de salir a dar un paseo con ella suena como la mejor manera en que podrías pasar una noche.

Además, cuando no están juntos, la extrañas y deseas que estuviera a tu lado —tal vez sin hacer nada, simplemente que estuviera allí—.

A veces, no te importa comprometerte

Hubo una época en que las cosas eran a tu manera o no eran, pero con ella es diferente. Ni siquiera te importa perderte una noche con tus amigos cuando ella te propone hacer algo.

Al mismo tiempo, te encuentras intentando incorporarla a tus planes o alterándolos de modo que ella pueda participar.

Asimismo, ya no estás dispuesto a entablar una disputa si es que ella quiere ir a ver un musical al teatro. Si bien tus amigos encuentran esto muy divertido, tú sabes que bien en su interior, ellos desearían haber encontrado un amor como el tuyo. 

Otras prioridades son relegadas

Solías entrenar religiosamente, pero últimamente, si ella está libre para cenar, no te interesa perderte tu rutina de ejercicios. No sólo eso, sino que tu tendencia enfermiza de llevar el trabajo a casa, incluso durante los fines de semana, parece que ya no te siente tan bien. 

Tu lista de cosas para hacer parece un poco estancada últimamente, ya que el estar con ella hace que relegues tus otros planes y obligaciones, e incluso que los vuelvas obsoletos. ¿Qué era eso tan importante que tenías que hacer en el ático y que no podía esperar? 

Comienzas a pensar en el futuro, ¡y ella está allí!

Antes, el futuro con una mujer no se extendía más allá del sábado por la noche, pero con ella el futuro parece ser infinito. No sólo planeas verla el fin de semana, sino que quieres verla todos los días de los años que están por venir. 

A la hora de planificar tus futuras vacaciones, tú sabes que quieres ir con ella, —ya no quieres estar con una morena bronceada que puedas encontrar ocasionalmente mientras tomas algo de sol—.

Y cuando recibes una invitación a un casamiento que se llevará a cabo dentro de tres meses, le pides que te acompañe, sin siquiera ponerte a pensar lo que podría ser de ustedes en tres meses. Para ti, el futuro está unido a ella.
 

Ella, la única

Si actualmente estás saliendo con una mujer que te hace actuar en alguna de las formas recién mencionadas, entonces, querido amigo, estás cayendo a sus pies.

Es tiempo de dejar a un lado lo que estés haciendo, y disfrutar de esta nueva experiencia: la experiencia de estar enamorado.
 
¿Quieres conocer los Pasos para Encontrar a la Pareja Perfecta?
Inscríbete ahora en nuestro curso gratis y comienza a buscar la pareja ideal, haciendo clic aquí.
Y luego, aprende cómo usar la ley de la atracción para encontrar a la pareja ideal

 

Recomendar a un amigo:

Mas notas del autor:

La Redacción

¿Puedo hacer ejercicio a mi edad?

¿Puedo hacer ejercicio a mi edad?

La respuesta, en todos los casos, es sí. Pero antes, se debe consultar al médico para saber cual será la manera más de hacerlo…

¿Cómo andamos de pensamiento lateral? Soluciones.

Más algunos ejercicios de razonamiento matemático.

Primeros auxilios para emergencias

Primeros auxilios para emergencias

Cómo reaccionar ante un desmayo, ataque de epilepsia o paro cardiaco. Consejos básicos para no paralizarse...

Videos

OTRAS NOTAS SOBRE

Las más leídas
enplenitud

Suscríbete gratis:

Comunidad:

Síguenos: