Home > Tiempo libre > Taller literario

Poemas y cuentos

Semanalista

Pasa a veces que los días marchan inmunes al tiempo, que una se entera que pasaron cuando en vez de lunes es viernes y los viernes nunca tenemos qué ver en la tele...

Esta semana fue de las normales, de las que no producen ni hastío, ni tedio, ni nada, y que solo se vale de las noches para ponerle mojones a la vida continua. Si no existiera la cama y el sueño no sabría bien quien soy.


Lunes 
Nada. Sigo desocupada y hoy ni siquiera se donde más dejar un currículo


Martes

La mañana vacía. A la tarde fuimos a visitar a mi tía que cumple 70. Tomamos mate con galletitas, y como se hizo tarde, cenamos pizza y después torta con una sola vela. Yo quiero mucho a esa tía, no es la única, pero es mi favorita.

Martes

“Llegar a los setenta así, es un lujo. El teléfono no dejaba de sonar. La cosa está dura, no da para grandes fiestas, pero vinieron los sobrinos, mis nietos, mis hermanas, algunos viejos amigos. ¡Realmente un cumpleaños feliz!”

Miércoles

Nada también.


Jueves

Llegó Luis de visita. Por dos semanas nada más. Trae euros y todo le parece baratíiiisimo.

Vino a comprar un departamento; hay que aprovechar, es momento de invertir.

- ¿Vas a volver a vivir acá? – pregunté esperanzada. Todavía lo extraño.

- No, no están dadas las condiciones.

Jueves

“Es muy inquietante estar en Baires, reencontrarse con la familia, los amigos, los olores, los árboles.

A cada rato estoy al borde del quiebre, emocionándome por todo. Es por eso lo del depto. Tener un lugar acá es no abandonarlo del todo. Nadie puede imaginar lo penoso que es renunciar.”

Viernes

Cada vez es más difícil levantarse sin tener nada para hacer, con las 24 horas libres.


Sábado

Fuimos al cine. La película es muy buena, me gustó.

Sábado

“Historias Mínimas”

Dijo Clarín: Bella. Una obra de arte.

Domingo

A pesar de la lluvia finita, acompañé a Carlos a comprar libros al parque. Encontré de casualidad ese de Calvino que tanto buscaba: El Barón Rampante. Los libros son mágicos y me fascina descubrir uno entre el montón, como si él sólo viniera a buscarme.

Domingo a la noche:

Abro el libro, salto de rama en rama y es otra vida que empieza mejor.

Domingo

Hoy no me estreno, no saco ni para el café. Es que con esta lluvia molesta no dan ganas de salir de casa.”

- Bueno, esta bien. Te lo dejo a cinco. Hoy no vendí nada –

 

 

 

 

 

 

Compartir |

 

 

Gabriela Bilbao

Recomendar a un amigo:

 

COMENTARIOS:

 

Realmente es cierto.

Por CHARO10029


SOLO TENGO 32

Por YANNERI


Mas notas del autor:

Gabriela Bilbao

Bosques de la memoria

Bosques de la memoria

Todos tenemos algún recuerdo enredado a un árbol, parte de nuestro pasado individual o colectivo que persiste con ellos...

Quiero que me trates suavemente

Quiero que me trates suavemente

Un viaje de ida y vuelta, entre las raíces, el amor y...

Videos

OTRAS NOTAS SOBRE

Las más leídas

enplenitud

Suscríbete gratis:

Comunidad:

Síguenos: