Home > Dinero > Emprendimientos

Management

Seis Sigma, la llave para la rentabilidad

Los ejecutivos de las empresas que la aplican coinciden en asignar a esta herramienta de gestión resultados asombrosas. Descúbrala y conozca cómo puede ayudarlo

Si tiempo atrás el ahorro y la productividad dependían más de la intuición y capacidad de los gerentes que de ciertos conocimientos técnicos específicos, hoy en día existe una herramienta que puede ayudarlos de una forma aparentemente infalible, más allá del rubro al que se dediquen.

En efecto, si hasta ahora las únicas herramientas globales con las que se contaba para maximizar la calidad de la producción eran los círculos de calidad y el Total Quality Management (TQM), -que eran efectivas pero no tenían resultados precisos ni aplicaciones tan claras-, hoy en día todos los ejecutivos parecen hablar un solo lenguaje, el de los Seis Sigma.
 

Seis Sigma nació en la empresa Motorola a fines de la década del ochenta, gracias al ingeniero Michael Harry, quién comenzó a aplicar a la empresa técnicas de estadística avanzadas. Debido a la rigurosidad de la técnica, se designaron con nombres tomados de las artes marciales cada uno de sus pasos.


Mediante este instrumento de gestión, los ejecutivos pueden determinar qué es lo que está saliendo bien o mal en el proceso de producción, es decir la cantidad de errores que se pueden encontrar en este proceso.


Por supuesto, como cualquier herramienta que se utilice para mejorar la producción, el objetivo de fondo será la satisfacción del cliente, pues es este, en última instancia, el encargado de dar el veredicto sobre el producto, comprándolo o dejando de hacerlo. Pero sin embargo, no es necesario estar en contacto con el cliente para aplicarla, pues de hecho se puede hacer en cualquier etapa de la cadena de producción.

Un nombre que habla

Para comprender mejor que son los Seis Sigma, es necesario primero entender su nombre. Sigma es una letra griega, que se utiliza en el campo de las estadísticas para designar desviaciones, es decir la variación que se produce a lo largo de un proceso. En una empresa, esto significaría cuántos errores se producen a lo largo del proceso de producción.

 

Por su parte, el número seis es, en el nivel sigma, la perfección. Por eso, Seis Sigma significa 3,4 defectos por millón de oportunidades, el mínimo posible. Si por ejemplo una empresa trabaja en uno sigma, estará teniendo 700.000 defectos por millón, y si los hace en dos sigmas, esto querrá decir que comete 300.000 errores por millón.


Un ejemplo para entender el sistema de Seis Sigma, en una cadena de venta de hamburguesas:

Primero se debe medir el proceso durante el período, lo cual arrojará como resultado que servir una hamburguesa demanda de dos a ocho minutos. Luego, se determinará el promedio, se trazará una curva de Gauss, y se medirá la dispersión. Entonces, si el promedio es cuatro minutos, y se tarda seis, Sigma será precisamente la medida de esa dispersión.


El tiempo ideal tendrá relación con el tiempo que los clientes quieren destinar a la espera de la hamburguesa. Por cierto, no será el tiempo mínimo, ya que los clientes también querrán que la hamburguesa esté bien cocida y convenientemente sazonada, pero sí el tiempo mínimo en que se podría otorgar el mejor producto.

Cinturones para un golpe certero

Claro que los Seis Sigmas no pueden ser aplicados de cualquier forma. De hecho, debe preexistir una estructura especial en la empresa, la cual estará determinadas de acuerdo a reglas muy estrictas, en las que cada una de los mentores de los Seis Sigma tendrán un “cinturón”, tal como sucede en las artes marciales.

 

Así, se podrán encontrar los cinturones verdes, cinturones negros, los maestros de los cinturones negros, y los campeones. El primero de ellos, el verde, será el líder del equipo, y para conseguir este cinturón deberá hacer un curso, rendir un examen y contar con un proyecto de Seis Sigma aprobado cada año.


En tanto, el cinturón negro se dedicará de manera completa a Seis Sigma, para lo cual estará obligado a estudiar por un tiempo que va de uno a cuatro meses técnicas de estadísticas, análisis de procesos y gestión de proyectos. En la primera semana de cada mes, se dedicará a estudiar la teoría, mientras que en las otras tres las pondrá en práctica.

Deberá además aprobar un examen al finalizar cada etapa y tener, como mínimo, dos proyectos Seis Sigma aprobados por año. Pero todo esto le posibilitará actuar en toda la empresa y tener una visión global de la misma. Por eso, se recomienda que quienes aspiren a este cinturón, tengan fuertes aptitudes de liderazgo.


Por su parte, también se podrán encontrar los maestros de cinturón negro, que son aquellos que ya han logrado una buena experiencia y se dedican a explicárselos a los que buscan obtener un cinturón.


Finalmente, el cuadro se completará con los campeones, que serán aquellos ejecutivos que tendrán la misión de controlar que los proyectos funcionen y salgan adelante, así como de asistir a los cinturones negros y verdes en lo que necesiten.


Por supuesto, será fundamental la injerencia en el proyecto de los ejecutivos de la empresa, que diseñarán la estrategia de implementación de los Seis Sigma, así como del CEO, quién deberá estar al tanto de todos y cada uno de los pasos que dan quienes llevan adelante los Seis Sigma, por lo que será muy importante que esté muy al tanto de este sistema, para lo cual es posible que tenga que entrenarse para acceder a algún cinturón.


Como se señaló, todo esto tendrá dos objetivos inmediatos, para llegar a otro de fondo y a un tercero final. El primero de ellos será mejorar la producción y reducir costos, para así mejorar las satisfacción del cliente, y finalmente obtener una mayor rentabilidad.


Para saber más: Thomas Pyzdek, "The Six Sigma Handbook"
Forrest W. Breyfogle III, "Implementing Six Sigma"

 

Y si quieres conocer lo que los expertos tienen para decirte, descarga ahora nuestro libro gratis Empresarios y emprendedores y comienza tu camino hacia el éxito en los negocios (haz clic en el nombre del libro para descargarlo).

 

Alejandro Raúl Molinaro

Recomendar a un amigo:

 

COMENTARIOS:

 

Al ritmo de los tiempos modernos.

Por JOSE EDUARDO RAMIREZ


Es de suma importancia

Por RAULCAST


Mas notas del autor:

Alejandro Raúl Molinaro

Qué hacer cuando tienes muchos competidores

Qué hacer cuando tienes muchos competidores

¿Te preocupa el tener muchos competidores en tu mercado potencial? En lugar de asustarte, no te dejes intimidar y busca los medios para diferenciarte de ellos...

Cómo escoger entre dos ofertas laborales

Cómo escoger entre dos ofertas laborales

En determinadas situaciones, es probable que nos enfrentemos a la decisión de tener que elegir entre dos trabajos posibles. ¿Se debe tener en cuenta la remuneración, la posibilidad de ascenso o el prestigio de las empresas que requieren de nuestros servicios?

¿Igualdad laboral entre hombres y mujeres?

¿Igualdad laboral entre hombres y mujeres?

Si bien el movimiento feminista ha logrado trascender las exclusiones históricas impuestas por el mercado laboral, es cierto que en muchos casos la mujer funciona como fuerza secundaria y marginal utilizada por el sector empresario para bajar los costos de producción...

Videos

OTRAS NOTAS SOBRE

Las más leídas

enplenitud

Suscríbete gratis:

Comunidad:

Síguenos: