Home > > Viajes y turismo

Consejos para el viajero

Secretos de las azafatas

10 secretos sobre azafatas que deberías conocer antes de subir al avión

Botón para llamar a la azafata: la forma más eficiente de decir "ódiame"

¿Cuál es su principal motivo de enojo en el trabajo? ¿Qué actitudes de los clientes o compañeros lo pone de mal humor, sin importar sus buenas intenciones?

Para las azafatas, es el "botón de llamada". Básicamente, usted nunca, nunca, nunca debe apretarlo. Nunca.

Algunos pasajeros consideran que el botón de llamada es la posibilidad de obtener comidas y bebidas antes que el resto de los pasajeros -NO.

O una manera rápida de deshacerse de la basura, mientras las azafatas aún le están sirviendo la comida a los otros pasajeros - NO.

¿Quiere saber cuándo aterrizará el avión, o cuánto falta para que sirvan el almuerzo? Las azafatas pasan por los asiento cada 10 o 15 minutos (excepto en casos de turbulencia grave), y usted puede esperar su turno, como todos los demás.


Usted debe ganar más que las azafatas

El mundo de las azafatas está rodeado por varios mitos, los más difundidos son que reciben múltiples beneficios y que se hacen ricas por las horas extra.

Nada podría estar más lejos de la realidad. A las azafatas se les paga por el tiempo que pasan en vuelo, y los retrasos sólo implican que pueden llegar a trabajar, por ejemplo, doce horas, para que les paguen sólo siete horas.


¿Dejo propina o no?

Las aerolíneas y la Asociación de Azafatas desalientan las propinas, por lo que si usted ofrece una propina, es muy probable que la azafata la rechace.

Pero si usted vuelve a ofrecerla, o desliza algunos billetes en la mano de la azafata, seguramente será apreciado - y puede que se gane una bebida gratuita o incluso un Bloody Mary extra (si le gustan ese tipo de cosas).

Sin embargo, si usted recibe un servicio realmente extraordinario, enviar una carta o mail a la aerolínea alabando el trabajo de una azafata o de la tripulación será más apreciado y puede contribuir a la carrera de una azafata.


Padres: la azafata no recicla pañales

Los padres que vuelan con sus bebés están en una situación ciertamente difícil
, pero eso no le da el derecho a darle el pañal sucio a una azafata, como si pudiera agitar una varita mágica y hacerlo desaparecer.

Mejor tenga a mano unas bolsas Ziploc, en las que no sólo puede tirar los pañales, sino también cáscaras de naranja, corazones de manzana y envoltorios de galletitas, hasta que la tripulación pase a hacer una de sus frecuentes rondas de recolección de basura.

No existe un "secreto" para meter un bolso grande en el compartimiento

Suponemos que usted no quiere pagar US$25 para despachar un bolso extra.

Pero eso significa que tendrá que empacar de forma inteligente y, si logra subir al avión con un bolso demasiado grande para el compartimento, admítalo y resígnese.

Llamar a una azafata y preguntarle: "¿qué puedo hacer con este bolso?" sólo puede iniciar una conversación sobre lo que esa azafata, con exceso de trabajo y mal remunerada, podría desear que usted hiciera con ese bolso

¡Sonría!

Las azafatas pasan por una minuciosa examinación durante el proceso de contratación, y luego reciben un entrenamiento integral antes de comenzar a trabajar.

Para una buena azafata, una sonrisa y un amistoso "señor" o "señora" no es sólo una cuestión de buenos modales, sino también una responsabilidad laboral.

Para obtener el mejor servicio posible, aplique los procedimientos de las azafatas: haga contacto visual, sonría, trátelas de la misma forma que trataría a un amigo o vecino; se sorprenderá al ver cuánto más probable es que consiga esa manta extra, ese vaso de agua o un oído comprensivo (obviamente, este precepto debería ser obvio, pero eche un vistazo rápido alrededor del avión para ver lo poco que se aplica entre los malhumorados pasajeros).


No ponga los pies en la pared

¿Alguna vez invitó a un amigo a tomar un café, y él puso sus pies contra las paredes de su comedor? No lo creo. Si usted está en un asiento lateral, mantenga los pies lejos de las paredes.

No es sólo una indicación habitual de las azafatas y los pilotos (que pueden llamarle la atención sobre ello), sino que también puede ser muy peligroso para usted durante despegues y aterrizajes turbulentos.


No hay ningún buen motivo para atarse el equipaje de mano a la pierna

Esto es un misterio para la mayoría de las azafatas, ya que sólo aumenta las probabilidades de que usted tropiece y se caiga al intentar levantarse de su asiento, o en las raras ocasiones en que es necesaria una evacuación de emergencia.

Pero todo el mundo lo ha considerado en algún momento, incluyendo a quien les habla.

Pero esto es fácil: su equipaje de mano debe estar debajo del asiento delante del suyo (no en su regazo, no en el asiento vacío de al lado, y no debajo del asiento de otra persona), y sus pies deben estar en el suelo; juntar los bolsos y los pies nunca, nunca, nunca es una buena idea.

Usted también puede repartir comida

Los viajeros frecuentes suelen mirar al carrito de la comida y esbozar una mueca de dolor al ver siempre lo mismo.

Adivine cómo se sienten las azafatas, que pasan siete o más horas por día a bordo sobre esa comida…

Si usted realmente quiere alegrarle el día a su azafata, lleve bocadillos no sólo para usted y su familia, sino también para la tripulación.

Siempre recomendamos llevar un chocolate de calidad, no sólo porque es una agradable sorpresa para el personal de la aerolínea al momento de embarcar, sino también porque realmente puede hacer que la tripulación esté más dispuesta a ayudarlo en caso de que lo necesite.


¿Ocasión especial? ¡Cuéntelo!

Si usted está viajando a su luna de miel, por su aniversario o por cualquier otra ocasión especial, a las azafatas les encantará participar.

Ellas pueden ayudarle a causar un poco de alboroto a bordo (¡del bueno!) y puede que incluso lo feliciten por los altoparlantes.

Si usted viaja con niños en una ocasión especial, la tripulación hará todo lo posible para permitirle visitar la cabina cuando el avión esté en tierra. Sólo pregunte, pero sin presionar el botón de llamada.

 

Recomendar a un amigo:

Mas notas del autor:

La Redacción

Como iniciar un negocio en Internet sin tener un producto propio  

Como iniciar un negocio en Internet sin tener un producto propio  

El Plan B, si no te gusta escribir libros y no tienes nada que vender

4 ríos para encontrarte con la historia

4 ríos para encontrarte con la historia

Hay un motivo por el cual usted debe conocer los nombres de estos 4 ríos: todos han inspirado investigaciones, leyendas, religiones. Descubra los cursos de agua que cambiaron al mundo, y los cruceros que revelan sus secretos...

Cómo elegir un agente de bienes raíces

Cómo elegir un agente de bienes raíces

Consejos para elegir al agente de bienes raíces que más le conviene

Videos

OTRAS NOTAS SOBRE

Las más leídas

enplenitud

Suscríbete gratis:

Comunidad:

Síguenos: