Home > Vida cotidiana > Seguridad personal

Protegerse del delito

Robos de automóviles, cómo disminuir los riesgos

En un 90% de los casos, la desatención hace que quienes se dedican a este tipo de delito, actúen con mayor facilidad e impunidad.

La modalidad de robar vehículos estacionados o en movimiento, preocupa a quienes utilizan este medio para transportarse durante gran parte del día, al igual que para quien hace de esto, un medio de vida.

Los “objetivos fáciles” son los mas elegidos por los roba coches, que en general tratan de escaparles a las complicaciones. Por eso, es recomendable grabar en los cristales de las ventanillas y en el parabrisas, el número de matrícula de su coche.

Para ello, simplemente solicite el servicio a quien le vende el automóvil, o consultando a casas especializadas que se dedican a ello.

Si estaciona en la vía publica, déjelo en un lugar de buena iluminación. No se confíe por la presencia de otros vehículos, muchas veces el dejarlo en un sitio oscuro y alrededor de otros autos estacionados le puede causar la sorpresa de que una vez que usted vuelve, los otros ya se han ido.

Instale los conocidos dispositivos antirrobos como barras metálicas ajustadas a volante y pedal o las cadenas de seguridad que se venden en las casas de repuestos o supermercados. para mayor precaución, instale cerraduras especiales en puertas y baúl y algún dispositivo de alarma que corte la corriente (se activan cuando la fuente se aleja a una distancia de un control remoto que está ubicado en el llavero).

Se ha observado que la modalidad de asalto a coches en semáforos o esquinas, se produce de la siguiente manera: una persona observa las condiciones del auto y avisa a otra, si el seguro de la puerta esta abierto o cerrado.

Si está abierto, la otra persona abre la puerta del acompañante o incluso del conductor y lo intima a manejar hacia otro lugar. Consejo: trabe las puertas.

Es fundamental no recoger extraños en las rutas, y mucho menos en la ciudad. Y si no tiene sistema de alarma, bloquee el volante sacando la llave de contacto y haciéndolo girar. Revise que las puertas, ventanillas y baúl estén bien cerrados. Muchos delincuentes pasan “probando” puertas y aprovechando los descuidos.

No deje documentos ni objetos de valor dentro del vehículo, y mucho menos a la vista sobre los asientos o guanteras. Así evitará llamar la atención de quien está dispuesto a romper un vidrio para llevarse una campera o una cartera que a lo mejor no contiene nada de valor.

 

 

 

Recomendar a un amigo:

Las más leídas

enplenitud

Suscríbete gratis:

Comunidad:

Síguenos: