Home > > Astrología

Rituales, misterios y magia blanca

Revelaciones esotéricas sobre la Venus de Milo

Connotaciones entre sus senos y la carencia de brazos.

Cuando hablamos de este siglo XX es común relacionarlo con el auge de la técnica, de la cibernética y para el siglo XXI creemos que nacerán robots.

Por el contrario, si nos detenemos un poco veremos que este siglo nos deparó la fascinante sorpresa de presentarnos un panorama de vida interior sobre el cual estamos dando todavía los primeros pasos.

La Historia nos reveló planteos nuevos tan apabullantes como aceptar "los recuerdos del pasado". El esoterismo, con todo su espectro novedoso, rompió en este siglo el ocultismo a que estaba condenado.

Algunos de estos elementos me permiten publicar este trabajo, donde estoy en condiciones de revelar lo que se llamó el misterio de la Venus de Milo: la carencia de sus brazos, que apasionó a tanto historiador, crítico y ensayista.

La realidad es ésta: Cuando el escultor terminó aquel día su tarea, no estoy en condiciones aún de precisar la fecha, como le era habitual, se acostó con la modelo.

En un gesto pasional ancestral, le besó el seno izquierdo mientras ella, también en un gesto pasional ancestral, le echaba todo su busto sobre la cara.

Busto exhuberante como se puede apreciar en cualquiel foto sin necesidad de hacerse una escapada hasta el Louvre.

Quiso la mala fortuna que mientras él tenía su boca ocupada y la fosa nasal derecha tapada por el seno izquierdo, ella, en su ímpetu y con el seno derecho, le tapaba la fosa nasal izquierda.

Así estuvieron apasionadamente abrazados, y como ella viera que él se estramecía debajo, tuvo una expresión que hoy podríamos traducir como "lo estoy matando". Y efectivamente lo estaba matando. Y lo mató.
Así quedó inconclusa la obra de arte.

Obviamente también quedó inconclusa la sesión amorosa.

Si bien se dice actualmente que la escultura fue descubierta en 1820, en realidad, ya en el siglo III a.C. se la conocía como la "VENUS DEL AHOGADO" y así la menciona Urartes en su "Crónica Escultórica".

Varios siglos después, el Papa Benevento, llamado así porque le sacaba limosnas hasta a los escoceses, cuando ordenó la confección de su "Artis Mundi", conociendo el origen del nombre lo prohibió, haciéndola llamar simplemente "LA MANCA".

Y aparece aquí el esoterismo. Elemento con el que trabajo en apoyo de la verdad histórica.
A mediados del siglo pasado, durante una sesión mediúnica realizada en París por un grupo muy responsable de espiristas, un medium, que en su vida normal tenía una voz comparable a la del actor Gomez Cou, en trance, tomó una voz como de  quien estuviera sufriendo un fuerte resfriado, o simplemente, con la naríz tapada.

Era el espíritu del artista que explicó lo ocurrido y se lamentó, ante ese grupo, justamente atónito, que el Gran Hacedor" le impedía reencarnar por cuanto no le perdonaba haberse dejado morir así, sin defensa, impidiendo producir las grandes esculturas a que estaba destinado.

El reconoció que efectivamente, un simple y oportuno mordisco le hubiera salvado la vida, pero que en ese momento no se animó.
Ya en este siglo XX el "Gran Hacedor" le permitió reencarnarse y siguiendo la línea de afinidad, fue artista plástico.

Pero él deshechó la escultura, se dedicó a la pintura y fue uno de los primeros que pintó mujeres con un seno en una punta de la tela, arriba a la derecha y el otro en la otra punta, abajo a la izquierda.

En el medio aparecen ojos, piernas, brazos, torsos y un sol. Como se ve, el hombre no quería verlas juntas ni en un cuadro.
Sin querer pecar de aforista, a veces pienso (pienso?): Todo misterio deja de serlo cuando es revelado.

Febrero/1980.

Nota de la Redacción: el autor, Prof. Z.A.R, se llamaba Zaccai, Alfredo Roberto, nació en 1923 y falleció en 1981.

Lo encontré en el cajón de los recuerdos familiares, pues soy su sobrina y ahijada, y como soy una convencida que "el mejor homenaje que se le puede hacer a quien nos hizo felíz, es recordarlo con una sonrisa", quise compartir con ustedes este relato que siempre que lo leo me arranca una sonrisa.

 

 

 

 

 

Silvia Zaccai
consultora en estetica

Recomendar a un amigo:

 

COMENTARIOS:

 

Suicidio de pasion

Por BELISA1605


Mas notas del autor:

Silvia Zaccai

Tratamiento facial con electroestimulación

Tratamiento facial con electroestimulación

Tal vez uno de los mayores enemigos de la estética facial sea la flaccidez, no solo en relación a los años sino también cuando se produce un descenso brusco de peso que no da tiempo a que la piel se recupere.

Me como el labial

Me como el labial

Cuando éramos adolescentes, nos comíamos el labial cuando estábamos frente a un jovenzuelo que nos gustaba. Cuando crecimos un poco, nos comíamos el labial cuando teníamos un examen o una entrevista laboral...

Reglas básicas para aplicar una máscara

Reglas básicas para aplicar una máscara

Aprenda a usar correctamente estas increíbles aliadas, ya sea cuando se aplican con regularidad o cuando necesitamos un efecto shock.

Videos

OTRAS NOTAS SOBRE

Las más leídas
enplenitud

Suscríbete gratis:

Comunidad:

Síguenos: