Home > Salud y Bienestar > Medicina

70+

Reglas básicas para el cuidado de un mayor con problemas cerebrales

Muchas personas tienen a su cargo el cuidado de personas mayores con algún grado de discapacidad de origen cerebral. A ellos están dirigidas estas pautas a tener siempre en cuenta.

 

Las incapacidades cerebrales incluyen diversas enfermedades y desórdenes tales como las enfermedades de Alzheimer o Parkinson, derrames cerebrales, heridas a la cabeza, o demencia derivada del SIDA.

A pesar de que cada desorden tiene sus características propias, los miembros de la familia y las personas a cargo del cuidado del paciente enfrentan los mismos problemas y situaciones, y usan las mismas estrategias.

Las personas con deterioros cerebrales típicamente requieren de un cuidado especial el cual incluye supervisión (muchas veces hasta por 24 horas), técnicas de comunicación especializadas, control de comportamiento extraño o difícil, y ayuda con las actividades diarias como bañarse, ir al baño, comer, pasar de la cama a una silla o silla de ruedas, el aseo y/u otros cuidados personales.

A pesar de que cada situación es diferente, es probable que las personas a cargo del cuidado del paciente sufran grandes tensiones provocadas por la responsabilidad de cuidar a sus seres queridos.

Muchas personas se deprimen o se ponen nerviosas y otras reportan enfermedades físicas asociadas con la tensión causada por la atención constante al paciente. Debido a ésto es importante encontrar maneras prácticas de enfrentar la situación y conseguir ayuda.

Cuidados en el Hogar

Muchas veces los cuidantes del paciente aprenden por experiencia las mejores formas de ayudarlo a cumplir con sus rutinas de comer, la higiene y otras actividades diarias. Es necesario un entrenamiento especial sobre cómo usar un equipo auxiliar y cómo controlar los comportamientos problemáticos.

También es importante tomar precauciones para evitar peligro debido al uso inapropiado de:

  • la cocina, aparatos eléctricos, cigarrillos, encendedores y fósforos
  • cuchillos, agujas de coser y otros implementos agudos
  • venenos, medicínas y productos caseros peligrosos
  • alfombras sueltas, muebles y cuartos desordenados
  • la iluminación
  • la temperatura del calentador de agua (ajuste el control para evitar quemaduras con agua muy caliente)
  • llaves ó bujías del carro (no permita que un paciente incapacitado maneje)
  • medio ambiente externo, incluyendo mangueras, herramientas y entradas

Asegúrese de tener:

  • puertas de escape en caso de emergencia; cerraduras para la casa y, si fuera necesario, alarmas en las puertas o una pulsera de identificación y fotografía reciente en caso que se extravíe el paciente
  • barras de seguridad en el baño, alfombras que no se resbalen, vasos de plástico o cartón
  • supervisión con los alimentos y bebidas alcohólicas para garantizar una nutrición apropiada y controlar el consumo de mucho o muy pocos alimentos
  • números telefónicos de emergencia e información

Control de Comportamientos Problemáticos

Las personas con problemas cerebrales suelen tener dificultades del comportamiento tal como problemas con la comunicación, repetición de alguna idea o actividad, conducta agresiva o impulsiva, falta de energía, problemas con la memoria, incontinencia, falta de juicio, y el extravío.

Una sugerencia simple para controlar estos problemas incluye mantener un lenguaje sencillo y formular una sola pregunta a la vez. Divida las tareas y las preguntas. Por ejemplo: en lugar de preguntar ¿le gustaría entrar, sentarse y comer algo?, use ordenes sencillas como: venga y siéntese o sírvase y coma.

La desorientación y falta de juicio podrían significar la necesidad de supervisión durante las 24 horas del día. Asegúrese de evitar los peligros mencionados anteriormente.

Además aprenda a ponerse en contacto con su comunidad en casos de emergencia. Le convendría consultar con los amigos, la familia, el clero, las agencias de servicios sociales, centros para adultos y grupos de apoyo.

Si existen problemas de extravío o de conducta agresiva sería recomendable ponerse en contacto con los servicios de emergencia como la policía, los bomberos y los hospitales.

Cuidándose

Algunos cuidantes no quieren reconocer la tensión asociada con las diferentes responsabilidades y largas horas dedicadas a sus obligaciones. Muchos se sienten agotados. Es importante darse crédito a sí mismo por el trabajo que hace, así como también hacer arreglos para descansar de las rutinas diarias.

Aunque el tomar vacaciones largas no sería fácil, es importante que todos programen algunos momentos de descanso, tales como paseos cortos, descansos en el hogar, visitas con amigos, etc. Sería necesario que otro familiar o persona cuide al paciente durante estos descansos.

Cuide su propia salud. La tensión puede causarle diferentes problemas con su salud. Comidas balanceadas, un sueño adecuado y prestarle atención a los síntomas persistentes son métodos esenciales del cuidado personal. Siga estas sugerencias y tendrá más energía para cuidar a su paciente.

Casi siempre el aislamiento que se siente al cuidar a un ser querido incapacitado resulta muy difícil. Para muchos, esto se facilita participando en sesiones de apoyo moral con otras personas que se encuentran en una situación similar.

Estos grupos ofrecen apoyo emocional así como proveer información sobre los recursos que existen en la comunidad.

Una consulta terapéutica también podría resultar útil para resolver los problemas. Una consejera profesional le puede ayudar a desechar sus sentimientos de enojo, frustración, culpabilidad, pesadumbre, conflicto con su empleo, u otras obligaciones familiares.

Planificación del Futuro

Es importante considerar una planificación legal y financiera. Muchas veces es necesario otorgar la autorización apropiada para que otra persona pueda tomar decisiones en asuntos tales como el financiamiento de cuidado a largo plazo y la protección de sus bienes. Haga una cita con un abogado que se especialice en la planificación de bienes y testamentos.

También hay que coordinar los servicios que necesite de la comunidad, de los amigos y de familiares. Las decisiones sobre el internamiento en una casa de convalecencia pueden ser facilitados por un profesional familiarizado con los problemas cerebrales, su cuidado, y los recursos en la comunidad.

Es muy buena idea tomarse tiempo para evaluar, en escrito, las necesidades de corto y largo plazo. Esto se realiza con hacer una lista de todos los quehaceres con que necesitará ayuda ahora o en el futuro.

Segundo, haga una lista de todos las fuentes de apoyo que tenga, como familiares, amigos, agencias, etc., y decida como cada recurso le ayudará con cada quehacer alistada.

Ahora, escriba cada ventaja o desventaja asociada con pedir ayuda de cada recurso y anote sus ideas sobre como vencer cada desventaja. Es importante establecer un horario para cada acción o actividad planeada.

Fuente: Family Caregiver Alliance (USA)

 

 

Marcelo Rubinstajn

Recomendar a un amigo:

 

COMENTARIOS:

 

MIL GRACIAS

Por CLAVOS70


Mas notas del autor:

Marcelo Rubinstajn

Dolor lumbar derecho, ¿a que se debe?

Dolor lumbar derecho, ¿a que se debe?

¿Sabías que el lumbago en el lado derecho puede estar relacionado con una alteración en el intestino delgado?

Consecuencias de la hipertensión

Consecuencias de la hipertensión

¿Quieres saber realmente como afecta la presión alta a tu salud?

Preguntas y respuestas acerca del cáncer temprano de la próstata

Preguntas y respuestas acerca del cáncer temprano de la próstata

Todo lo que necesita saber sobre la prevención y tratamiento de un cuadro que afecta sobre todo a hombres mayores de cincuenta años.

Videos

OTRAS NOTAS SOBRE

Las más leídas

enplenitud

Suscríbete gratis:

Comunidad:

Síguenos: