Home > Tiempo libre > Taller literario

Poemas y cuentos

Recuerdo a la madre

Historia de una madre... y de los que la olvidaron

La madre es considerada como un símbolo de amor y abnegación, como no serlo si al hijo le entrega todo a cambio de nada. Para mi es la metamorfosis de un amor material a otro puramente espiritual, ese amor nacido del amor mismo y perpetuado en sus mismas entrañas para su cuidado y esperado aun antes de estar en el vientre.

Ella, durante nuestra niñez nos alimenta, nos arrulla, nos cuida y con que ternura nos platica para enseñarnos a hablar, a caminar, sufre cuando nos enfermamos, cuando nos lastimamos, pero no solo durante nuestra niñez, en nuestra vida adulta nos aconseja el camino a seguir para ser los mejores hombres, esposos y padres.

Todo esto lo sabemos, no es nuevo, pero quisiera compartir la plática de un amigo que con mirada triste y ojos vidriosos me cuenta sobre su madre para que sirva de reflexión a otros hijos.

Ellos fueron cinco hijos de un matrimonio bien avenido, desgraciadamente murió el padre y su madre joven aun, se fue a vivir en compañía de él y su esposa, los otros hijos solo la llamaban para que les hiciera sus tamalitos o cualquier comida que sus esposas no sabían o no querían hacer, cuando alguna nuera enfermaba, inmediatamente su madre era requerida para lavarles la ropa guisar y cuidar de los nietos, la señora se sentía feliz de poder apoyar a sus hijos, las visitas de sus hijos solo eran en su santo o el día de las madres; con qué entusiasmo compraba refrescos y pastel para recibirlos, al paso del tiempo su capacidad de servir fue mermando y así también la visita de sus hijos, mi amigo fue mudo testigo de la tristeza reflejada en el rostro de su madre cuando en su santo o el 10 de mayo se quedaba con lo comprado disculpándolos por tener otros compromisos. Llegó el momento que sus piernas ya no la ayudaban y no podía hacer visitas, su rostro ajado enmarcaba una mirada triste y con voz sollozante le pidió a mi amigo que lo llevara a ver a uno de sus hijos, el más querido por ella, a lo cual accedió, él al llegar ante su hermano le dijo: mira, te traigo a la viejita que quiere estar el fin de semana con ustedes, para su sorpresa, su cuñada gritó en presencia y complacencia de su hermano, yo no puedo tenerla aquí, me dice el amigo, que feo sentí, no tanto por mi sino por mi madre que estupefacta y con lagrimas en los ojos me dijo, llévame de aquí.

A partir de esa fecha su madre se vino abajo y su memoria se deterioró como no queriendo recordar lo ocurrido, algunas veces en sus momentos más lúcidos le decía  a su nuera, la mujer de mi amigo, que triste es estar sola, ya mis hijos ni mis amigas me visitan, a lo que su nuera le contestaba no está sola nos tiene a nosotros que la queremos, no sabía que casi todas sus amigas habían fallecido, en cierta ocasión le pidió a mi amigo que la volviera a llevar con su hijo adorado y el le contestó, mira madre yo no quiero sufrir otro desplante de ellos pero si quieres ir que te lleve mi hijo, ella ansiosa y llorosa le preguntó ¿y si me vuelve a correr que hago? él le contestó, nada madre, te regresas, aquí está tu casa y los que te queremos, por segunda vez fue repudiada su  madre aun antes de bajar del carro ante el enojo de su nieto.

La señora ya murió y en su tumba, a veces una vez al año aparece un ramo de rosas marcadas por un tenue arrepentimiento de alguno de los que la olvidaron.                                                                         

Madre es:

Aroma de ternura/ savia libada en la niñez/ la que por nosotros se preocupa/ aun desde la preñez/ la que da sin pedir nada/ y nos envuelve en su mirada/con amor y calidez/ la que en su regazo/ nos arrulla en sus propios brazos/y se parte el alma a pedazos/ por su pedacito de ser/ la que sufre desvelos/ la que su corazón desboca/cuando su niño es herido/ aun en la madurez/ la que en su momento senil/ te pide con triste mirada/ y una lagrima agotada/ una caricia anhelada/ por muchos años esperada/ como regalo en su vejez.

Por J. C. M.

Si quieres aprender a escribir, inscríbete ahora gratis  en nuestro Taller Literario haciendo clic aquí.

 

Recomendar a un amigo:

 

COMENTARIOS:

 

RECUERDO A LA MADRE

Por OSROMAAL


Esta historia se repite por generaciones

Por AMIRA14


identificacion total

Por LAREDENTORA


RECUERDO A LA MADRE

Por OSROMAAL


COINCIDO TOTALMENTE

Por ROSA71


TRISTE REALIDAD

Por GORDI 14


NADA MAS QUE LA VERDAD

Por ROSA71


Mas notas del autor:

La Redacción

Haciendo el amor

Me encontraba haciendo el amor con una mujer bellísima, realmente bella. No podía haber encontrado feminidad mas exquisita, pues su respuesta al acto de amor era intensa, encendía mi naturaleza de hombre...

Recetas con conservas

Recetas con conservas

Caballa con alcaparras y crepes de bonito

Cómo eliminar los rollitos de la espalda

Cómo eliminar los rollitos de la espalda

Ahora lo hermoso y seductor es exhibir una espalda plana, el pecho y los hombros levantados y el abdomen y los glúteos duros y marcados

Videos

OTRAS NOTAS SOBRE

Las más leídas

enplenitud

Suscríbete gratis:

Comunidad:

Síguenos: