Home > Salud y Bienestar > Psicología

Autoayuda

¿Realmente Es, o simplemente Está?

Si has abandonado las esperanzas de cambiar, es hora de que leas esto...

Con el paso de los años Juan desarrolló un gran complejo de inferioridad. Nació en una familia pobre y casi no estudió nada. Consiguió trabajo en una maquila y ganaba poco. Con poca educación y poco dinero, se sentía “disminuido” ante los demás. Pero nunca le dolió tanto como cuando se enamoró por primera vez. Una linda secretaria se le metió por los ojos y se le clavó en el corazón. La esperaba a la salida solo para verla de lejos. Sentía que nunca lo aceptaría porque el ERA pobre, y ERA un ignorante.

Un buen día decidió hablarle. Solo quería trabar una especie de amistad casual. Así que el viernes, alegándose enfermo logró permiso y  salió a mediodía. Se fue a casa, se bañó, se cambió de ropa, regresó presuroso y se dispuso a esperar al objeto de sus sueños a la salida del parque industrial. No quiso acercarse más. Llegó la hora. Comenzó a salir la gente, y al fin salió Rosa con una amiga, pasaron frente a Juan y por poco se le sale el corazón. Hizo un intento, pero no pudo… no pudo decir nada y la dejó pasar.  De pronto sintió que alguien  se le acercaba. ¡Era su jefe! Un hombre grande, lleno de canas y de experiencia. Se turbó mucho y alegó cuatro tonterías. Recibió una invitación para tomar un café. Se sentía deprimido. Pensó que lo iban a correr. Pero no, le pidió que le contara lo que le pasaba. Fue franco y le narró sus desventuras. “Es terrible jefe,  SER como soy” concluyó.
 

El jefe saltó como si le hubieran puesto una banderilla, y con la fuerza que sólo se tiene cuando se cree intensamente en algo, le dijo: “Juan, nadie ES, la gente simplemente ESTA”. Le explicó que el usar el verbo “ser”  (SOY pobre, ignorante, temeroso)  da mentalmente “permanencia” a esas situaciones tan indeseadas. Por el contrario si usamos el verbo “estar” (ESTOY pobre, ignorante, temeroso) comprenderemos  que cualquier  situación es transitoria,  y que con la acción adecuada, cambiará. 

El “fatalismo”, acepta que todo sucede ineludiblemente por obra del destino. Sin embargo William James declaró: “El ser humano puede cambiar toda su vida, con solo cambiar su actitud mental” 

LO NEGATIVO: Pensar fatalistamente que SOMOS,  y que no podremos cambiar jamás.

LO POSITIVO: Aceptar que tan solo ESTAMOS, y que cualquier situación no es necesariamente para siempre.

Y si quieres superar tus temores y mejorar tu calidad de vida, te sugerimos inscribirte ahora en nuestro curso gratis de Superación Personal, haciendo clic aquí.

 

Emilio Santamaría S.

Recomendar a un amigo:

Mas notas del autor:

Emilio Santamaría S.

Destilando Veneno

No seas como el terrible "Hupas"...

Un obstáculo, una oportunidad

La historia está llena de ejemplos de cómo los obstáculos han representado retos para quienes quieren hacer algo para superarlos...

Corazón de ratón

Cambiar los malos hábitos, un camino seguro a la felicidad y al éxito

Videos

OTRAS NOTAS SOBRE

Las más leídas
enplenitud

Suscríbete gratis:

Comunidad:

Síguenos: