Home > Tiempo libre > Taller literario

Poemas y cuentos

Quiero que me trates suavemente

Un viaje de ida y vuelta, entre las raíces, el amor y...

Cerró las valijas, regaló las plantas y se vino.

La nota decía:

“ ¿Qué decirte que no sepas? Esto es un lugar común, sí. Ya lo hablamos, ya sabíamos. Ya se que te dije que lo iba a pensar. Ya se.

Es que la urgencia me vino recién anoche. Pablo: no tenemos un proyecto en común. No lo dijimos pero no lo tenemos. Sí te dije en cambio que estaba esperando un clic, un hecho irreversible, alguna seguridad absoluta. Y mirá: lo que llego fue una sensación imprecisa, incierta, ineludible, que es casi lo mismo.

Vos sabes. Vos me acompañaste a buscar mis raíces, revolviendo piedras en Galicia y en el sur de Italia, sabes que también intenté ser de acá, que intenté caminar por la calle como si fuera mi calle, que intenté ser feliz y que lo logré, y que sin embargo no fue bastante.

El amor es así de indescriptible, es imposible explicarlo o traducirlo a palabras. Por eso es que creo que esto que siento es amor. No hay salidas razonables, no hay certezas de nada, no hay seguridades posibles.

Me vuelvo a Argentina, Pablo.

Varias veces me preguntaste que tenía ese libro que me enganchaba tanto. Una novela histórica no es una verdad confirmada ni da un alivio novelesco.

Pero fijate, fue un cable a tierra. Al cerrar el último tomo supe que el único lugar en el mundo donde iba a estar “en casa” era en ese lugar maldito. Y nada va a volver a estar bien sino no estoy en el lugar donde quiero estar.

Vos me dijiste varias veces: “porque no extrañas como todos: te compras un paquete de yerba, te haces tu propio dulce de leche en el horno, escuchas alguna radio por Internet y mientras contás tus aventuras en las esquinas de tu barrio te vas resignando y vivís tranquila. Allá la muerte es muy fuerte.”

No, si ya lo se. Y por eso creo que la única manera de explicarlo es decir que esto que me mueve es amor. Por mas que escriba millones de páginas no podría ni por un segundo hacer que entendieras que se siente, porqué es una necesidad estar junto a esa gente que es como yo en un aspecto desconocido y profundo.

Gente, algunos, a los que odio con completa pasión y otros, a los que me llena de orgullo sentir como iguales.

Pablo, desde hace meses que tengo las raíces al aire, y aunque esa tierra las expulse, voy a hacer lo imposible para que se afirmen y crezcan en ella. Y no es heroísmo, es que sin ese país maltratado yo voy a ser siempre solo una mitad melancólica.

Si, este amor me condena. A veces pasa.

Cuidate mucho. Gracias por todo. Te quiero. Mar.

 

Compartir |

 

Gabriela Bilbao

Recomendar a un amigo:

 

COMENTARIOS:

 

me suena a jorge ramos

Por YANNERI


Quiero que me trates suavemente

Por MARYN


Eso pasa

Por TILITA


Mas notas del autor:

Gabriela Bilbao

Semanalista

Semanalista

Pasa a veces que los días marchan inmunes al tiempo, que una se entera que pasaron cuando en vez de lunes es viernes y los viernes nunca tenemos qué ver en la tele...

Bosques de la memoria

Bosques de la memoria

Todos tenemos algún recuerdo enredado a un árbol, parte de nuestro pasado individual o colectivo que persiste con ellos...

Videos

OTRAS NOTAS SOBRE

Las más leídas

enplenitud

Suscríbete gratis:

Comunidad:

Síguenos: