Home > Tus raices > Cuéntanos tu vida

Cuéntanos tu vida

Potpurrí de memorias

Anécdotas personales de una vida agitada.

Hoy sacaron a la pista el Torino que estaba preparando Luis Di Palma.

Y te digo del Torino, porque tuve dos de ellos, y corrí un par de veces con el de Cacho Ruesch, en una época en que se enfermó, y es un auto, que, si no gastara tanto, sería un lujo tener.

No por nada hay quienes lo siguen teniendo (pero a gas) para viajar, porque es tan cómodo como estar en el living de casa.

Yo viajaba a Bariloche al menos una vez por mes en esa época y, manejando solo, hacía el viaje de un tirón: mi mejor tiempo (con desvío por la construcción del Chocón incluido), fue de 11½ horas, Bariloche-Belgrano a 170 kph con gomas Firestone Campeón de Lujo, ni siquiera radiales! Para 1609 km no está mal...

Nunca me han gustado las Fiestas, desde que en una Navidad, cuando estudiaba en California, con un compañero y amigo guatemalteco apenas juntamos u$s 0.31 entre los dos, lo suficiente para comprar un atado de Camel y caminar ida y vuelta de Santa Clara a San José, (14 millas en total) mirando cómo se divertían los demás, o la Navidad que pasé en Casa de Gobierno, de guardia en Granaderos, brindando con mate, que era lo más fuerte que teníamos.

La otra noche me dolía haber dejado el trago, y, al final, encontré una botella de sidra y una de champagne nacional (malísimo) que ahora están en la heladera, a la espera de que nadie se me muera el 31, para poder tomarme un trago de algo más fuerte que Tang...

 Hace poco me rompí la muñeca. Pero ya tengo experiencia, ya que es la 3ª vez que me hago de goma la misma muñeca: la 1ª, en un accidente de auto, cuando, en medio de una lluvia, en California, me tragué de atrás el auto de un "deputy sheriff" al que le borré el baúl.

Si bien él reconoció que había hecho mal en parar para doblar a la izquierda en una ruta de 2 manos (ida y vuelta), la ley indicaba que yo tenía la culpa, ya que recae sobre el que choca de atrás, y tuve que asumir la responsabilidad, aunque me hiciera bolsa ambas muñecas, doblando la barra de dirección y volante, hasta tocar el techo de mi auto; la 2ª, practicando para el 9 de julio en Granaderos, en que mi caballo se boleó hacia atrás en plena Libertador, y, para no quedar aplastado, ni hecho una brochette con el sable, me tiré hacia la derecha, pegando con la empuñadura contra el pavimento, y haciéndome bolsa la muñeca de nuevo; y ésta es la 3ª...

 

 

 

Pablo Nicholson
Colaborador

Recomendar a un amigo:

Mas notas del autor:

Pablo Nicholson

Un tal Luis Rubén Di Palma ...

Un tal Luis Rubén Di Palma ...

¡Qué mejor forma para recordar a un ídolo del turismo carretera que a través de una persona que lo conoció y así saber cómo se forma el personaje desde la trastienda.

Recuerdos de un fanático de los fierros

Recuerdos de un fanático de los fierros

En las pistas, como en la vida, hay quienes andan derecho y quienes andan torcido. En estos tiempos no viene mal recordar que existen los de la primera clase...

¿Por qué quebró el país?

¿Por qué quebró el país?

Meditaciones y recuerdos de alguien que ha visto mucha agua bajo el puente.

Videos

OTRAS NOTAS SOBRE

Las más leídas
enplenitud

Suscríbete gratis:

Comunidad:

Síguenos: