Home > Tiempo libre > Deportes

Disciplinas deportivas

Poolates, la fusión perfecta

Poolates consiste en la realización de ejercicios de Pilates, pero trasladados al ambiente acuático. La práctica es ideal para aumentar la estabilidad física y mental, y relaja las articulaciones, mejora la postura, favorece la respiración, disminuye el estrés y tonifica los músculos

Esta práctica se originó en Estados Unidos con el objetivo de poder brindar resultados más efectivos a aquellas personas que se inclinan por la práctica del deporte en el agua. Para hacer poolates es necesario que el agua de la piscina esté templada para que las articulaciones mejoren su condición.

“La intención de este deporte es la de lograr una mayor elongación, flexibilidad, coordinación y una postura óptima. El deporte en el agua hace que se tenga más tonicidad muscular debido a la fuerza que hay que hacer para sentirse estable y poder cumplir con las pautas de las rutinas.

Es imprescindible que un profesor guíe las clases para lograr así los mayores beneficios posibles”, explica la profesora de fitness y experta en poolates, la española Iraia Martínez Casado.

Esta actividad es ideal para todo tipo de persona. “El beneficio más sorprendente es que tanto niños, jóvenes, adultos o ancianos pueden practicar poolates.

No importa si se está sano o no ya que sus efectos se potencian si se tiene alguna dolencia crónica o lesión. Las embarazadas también pueden practicarlo salvo que exista alguna contraindicación puntual”, sostiene la profesional.

Ejercicios de Poolates que todos pueden practicar

1.- De pie, con las piernas abiertas, la espalda derecha y los brazos abiertos, girar el tronco hacia uno de los lados, regresar al centro y girar hacia el otro costado. Reiterar cinco veces.

2.- De pie, con las piernas abiertas y la espalda recta, doblar una pierna hacia atrás como si se quisiera patear el trasero. Reiterar varias veces y de modo rápido. Hacer lo mismo con la otra pierna.

3.- Caminar en el agua. Más allá de tonificar bien los músculos, se logrará quemar el doble de calorías que en tierra firme y contribuye a combatir la celulitis.

4.- Llevar la rodilla al pecho. Este ejercicio es muy saludable para endurecer los glúteos y las piernas. Realizar diez repeticiones e ir aumentando cada vez

5.- Apoyada en el borde de la piscina, hacer aperturas laterales primero con una pierna y luego con la otra. La espalda siempre debe permanecer bien recta.

6.- Los saltos en el lugar hacen que se trabaje la fuerza de las piernas. La idea de este ejercicio es saltar y sumergirse por completo en el agua y reiterar así varias repeticiones.

Una vez que se tenga práctica, lo conveniente es realizar este ejercicio en un sitio de la piscina en el que no se haga pie. El esfuerzo será mucho mayor, pero también el resultado será más efectivo.

7.- Carrera en el agua. Al principio puede costar un poco correr ya que no se está habituado a hacerlo en el agua, pero es un buen ejercicio que ayuda a fortalecer los músculos, el corazón y a educar la respiración.

Las clases de poolates se caracterizan por el ritmo y la buena disposición de los alumnos y el profesor. Muchos de los ejercicios son grupales. De este modo, la práctica deportiva es más llevadera y no hay tiempo ni espacio para las quejas.

También se suelen realizar los ejercicios con música y así completar un cuadro sumamente agradable y positivo.

 

Swami Bharat

Recomendar a un amigo:

Las más leídas

enplenitud

Suscríbete gratis:

Comunidad:

Síguenos: