Home > Vida cotidiana > Cocina

Alta cocina

Pollo asado al perfume de cava

Una deliciosa receta de pollo asado, acompañada de una anécdota divertida y didáctica


Luis, levanta el ánimo


Luis, cocinero de base, estaba como siempre muy malhumorado, contestaba muy mal a sus compañeros de trabajo sin razón alguna, voceaba fuertemente por la cocina, cosa que a mí, desde siempre los gritos nunca me han gustado.

Víctor el cocinero segundo, intentó calmarlo sin éxito cuando el ordenaba de muy mala manera, a Jorge, su ayudante para que trajera unas latas de conserva de la despensa ubicada en el semi sótano.Yo, como responsable de aquella gran cocina no podía consentir aquella situación y me dirigí de buenas maneras hacia ella.

-Estoy totalmente convencido, que nuestra alegría y paz interior, depende no solo de lo que somos, tenemos o estamos, si no de nuestra actitud mental en un ochenta por ciento.

En vez de poner mas leña al fuego de nuestro estado de ánimo que puede ser causa por distintos motivos, debemos solucionar el problema sin añadiduras negativas por nuestra parte y si, intentando arreglar de raíz, la causa que puede ser grave o a veces sin hacer tampoco de ella ,de un  minúsculo grano de arena un carro lleno.

-Gracias Joan por esta explicación  que tanto me ha ayudado- Me contestó Luis y es que en el fondo era muy buna persona pero siempre hacía de pequeños problemas culinarios grandes tempestades. Su falta de empuje y pesimismo constante, hacia que todo lo viera oscuro sin serlo.

Y hoy……

Pollo asado buenísimo al perfume de cava

Untamos un pollo de un kg y ¼  con bastante manteca de cerdo por dentro y por fuera.

Ponemos ½ limón en su cavidad junto con 6 dientes de ajo sin pelar, 1 rama de tomillo que no sea muy pequeña y 2 butifarras. (estas, quedarán secas al final ya que el pollo necesitará una hora y media bien, mas o menos o hasta que la carne del propio pollo veamos que se desprende del hueso).

Lo ponemos a 190 grados con el horno sin precalentar, es decir, ponemos la temperatura ,en el mismo momento de introducirlo , para que se haga poco a poco desde un principio.

Cada quince minutos, lo iremos rociando con cava brut pero que sea de calidad no uno cualquiera y dándole la vuelta cada media hora para que se haga de manera uniforme ¡Veréis que bueno!


Por Joan Villaró
Chef – Escuela de Cocina y Postres Vivencias Gastronómicas

www.joanvillaro.e.telefonica.net


Para aprender todos los secretos de la gastronomía de Vietnam, inscríbete ahora en nuestro curso gratis de cocina vietnamita

 

Recomendar a un amigo:

Mas notas del autor:

La Redacción

Sospecha

Despertó angustiado. ¡Se estaba muriendo!. Tenía el abdomen contraído y los músculos del pecho tensos, a causa de sus desesperados esfuerzos para llevar un soplo de aire a sus pulmones...

¿Cómo mandar mensajes telepáticos?

¿Cómo mandar mensajes telepáticos?

Aprende a enviar mensaje y ejercitar la telepatía entre 2 personas…

Videos

OTRAS NOTAS SOBRE

Las más leídas
enplenitud

Suscríbete gratis:

Comunidad:

Síguenos: