Home > Vida cotidiana > Espiritualidad

Religión

Pesebres mendocinos

Navidades y pesebres de Mendoza en el recuerdo.

La devoción que el pueblo mendocino demostró siempre a la fiesta de Navidad y al Pesebre de Belén, se remonta a épocas muy lejanas.

En una de las excursiones de carácter folklórico que hicimos con mi esposo, tuve oportunidad de conversar con algunas personas que me asesoraron ampliamente sobre costumbres para la celebración de esa fiesta y los caracteres y particularidades de los pesebres.

Puedo citar a la señora Justina Sánchez de Alvarez, de 114 años de edad, nativa de Tucumán, desde muy niña radicada en Mendoza.

Con gran entusiasmo me cuenta que el 24 de diciembre era esperado con verdadero regocijo. Unos días antes comenzaban los preparativos de la fiesta, que consistía en celebraciones religiosas, formación de los Pesebres y el "trueque" de visitas en las que se cambiaban impresiones, para el mayor éxito de los festejos.

Doce horas antes de la misa del Gallo, hacían ayuno con abstinencia, a excepción de los niños, que se alimentaban frugalmente. Al finalizar el oficio, se rezaba una oración colectiva, la que siempre comenzaba así: "Señor, has llegado, hacedme el bien de abrir mis labios, para pronunciar tu Santo Nombre y el de tu Divina Madre."

Luego regresaban a sus hogares para dar comienzo al envío de regalos entre los familiares y conocidos, acto que se tenía muy en cuenta. Consistían los regalos en aves asadas, frutas seleccionadas, y lo que era más apreciado: una bandeja conteniendo una pequeña canastita con paja y sobre ella el Niño Dios.

Después de estas manifestaciones, con las que exteriorizaban el júbilo por el nacimiento de Jesús, con oraciones previas que eran iniciadas por el jefe de la casa, se comenzaba la cena dentro de la mayor cordialidad.

Se preparaban luego para visitar los Nacimientos o Pesebres, y entonando dulces villancicos, salían de sus casas en medio de gran alegría.

-"Los Pesebres eran encantadores... nunca más los vi como cuando era una niña..." dice doña Justina. Según sus expresiones, el más hermoso y visitado de todos, pertenecía a su gran amiga, Doña Esperidiona Yanzón de Sánchez, en Bermejo, del Departamento de Guaymallén.

Lo tenía siempre "armado" en una habitación, y sólo abría sus puertas para el público, la noche del 24 de diciembre. Duraba hasta el 6 de enero. El Nacimiento recibía la visita de los pobladores del lugar, algunos de ellos con un instrumento hecho de cuero, cuyo nombre se desconoce, con el que se acompañaban en sus cánticos.

Parte 2

Parte 3

 

 

Yolanda C. de Dragui Lucero
Colaboradora

Recomendar a un amigo:

Mas notas del autor:

Yolanda C. de Dragui Lucero

Pesebres mendocinos. Parte 3

Pesebres mendocinos. Parte 3

Navidades y pesebres de Mendoza en el recuerdo.

Pesebres mendocinos. Parte 2

Pesebres mendocinos. Parte 2

Navidades y pesebres de Mendoza en el recuerdo.

Judías verdes para adelgazar

Judías verdes para adelgazar

Las judías verdes son muy saludables y nutritivas, y un excelente integrante de cualquier dieta para adelgazar. Este plato que te presentamos a continuación es una guarnición muy nutritiva que para incluirlas fácilmente en cualquier comida

Videos

OTRAS NOTAS SOBRE

Las más leídas
enplenitud

Suscríbete gratis:

Comunidad:

Síguenos: