Home > Dinero > Empleo

Estrategias de carrera profesional

Perfeccione su estilo de liderazgo

No es lo mismo tener autoridad que ser un líder. El verdadero papel de este último, será crear un clima de satisfacción y productividad para su personal, asistentes, y clientes. Consejos para lograrlo

Existen muchas personas que se encuentran en una posición de conducción, pero los grandes líderes son realmente difíciles de conseguir. De hecho nunca alcanzará con tener el rotulo de director, si el trabajo es pobre, y esto es algo de lo que se dará cuenta rápidamente el personal.

Por ello, será muy importante que perfeccione su capacidad de liderazgo todo lo posible. Para esto, debe saber que el mismo conocimiento de un liderazgo es un componente esencial de cualquier persona que tenga a su cargo a otros subalternos. De hecho, existe una inmensa y compleja literatura sobre el arte de dirigir, la cual, no obstante, en muchos casos permanece lejos de las aplicaciones concretas y efectivos. Por esta razón, hemos decidido presentarles unos puntos precisos para dirigir y manejar a su equipo de una forma efectiva.

Tenga en cuenta, antes que nada, que debe reflexionar sobre todas y cada una de estas premisas, analizando lo que cada una de ellas significa realmente dentro del contexto general. Sería bueno que tampoco olvide ponerlas en práctica en su propia familia, club, o al interactuar con sus propios pares, cuando la situación lo amerite.

Uno de los puntos más importantes, será que intente, de forma franca, ver la manera en la que podría accionar para que cada una de estas sugerencias de liderazgo perfeccione sus conductas en su vida laboral, dentro de su propio caso específico. En este sentido, será fundamental que, al leerlas, siempre tenga en cuenta cómo podría incluirlas dentro de las actividades diarias de liderazgo que lleva en su vida, es decir cuándo podrían ser mejor utilizadas, si acuerdan cada una de ellas con su estilo del liderazgo, si les posibilitarían o no tomar mayores niveles de responsabilidades, con quiénes de sus subalternos funcionarían mejor y, sobre todo, por qué cree que las necesitaría para perfeccionar aún más sus conductas de liderazgo.

Asumiendo un verdadero liderazgo

Todas estas reflexiones serán buenos puntos de partidas para entender más efectivamente como aplicar estas sugerencias. Si las tiene en cuenta, podrá tener un mayor entendimiento, para su propio caso personal, de cómo ser un gran líder perfeccionando sus ideas, valores y conductas:

  • Mire e imita a los maestros del liderazgo de su propio campo.
  • Fíjese metas que sirvan como centro de su compromiso y trabajo de liderazgo.
  • Permita que su propósito sea su dirección.
  • Intente siempre ser un gran orador, y básese en la verdad.
  • Permanezca siempre realizando las tareas correctas.
  • Mantenga un trato sencillo, amable y siempre dispuesto para las personas que ayudan a su causa.
  • Asuma que tiempo es oro.
  • Perfeccione su propio plan para lograr la satisfacción.
  • Trabaje en mejorar sus relaciones con todas las personas con las que interactúa diariamente.
  • Sea un abogado defensor de las causas de sus clientes, personal cooperativo, y otros asistentes.
  • Tome una posición legal, moral y ética. Siempre.
  • Sea una espina para los administradores, supervisores, gerentes, obreros, u otros miembros del equipo que no estén realizando una tarea correcta.
  • Construya continuamente un equipo fuerte
  • Sea generoso, sensible y sepa otorgar y estar pendiente del otro.
  • Busque la inspiración, sea un adalid de las causas justas, y sea consciente de los derechos de todos.
  • Tome siempre una posición previamente estudiada, a pesar de las consecuencias, y mantenga sus valores.
  • Esté siempre preparado para los cambios
  • Asegúrese que su personal sea orientado y supervisado adecuadamente, así como también capacitado y entrenado de la forma correcta.
  • Defienda la calidad y la excelencia. Siempre.
  • Fomente los aspectos positivos del personal y sus circunstancias, y réstele importancia a las cuestiones negativas, si no está en sus manos o la de su personal solucionarlos.
  • Sepa reconocer sus aciertos, para poder ponerlos nuevamente en práctica, y sea autocrítico, cuando las cosas fallen.
  • Reconozca sus fortalezas y entienda sus debilidades.
  • Mire las palabras y los gestos de su personal que digan mucho acerca de usted.
  • Asegúrese que ningún cliente, personal, o asistente, sea maltratado o explotado de la manera que fuere.
  • Supervise apropiadamente a todos los que pueden estar trabajando por fuera de sus directivas.
  • No deje que nadie lo lleve a manejarse de forma autoritaria. Siempre se debe estar dispuesto a escuchar.
  • Estudie primero los hechos, antes de tomar una decisión.
  • En lo posible, omita las quejas, los reproches, las culpas, las agresiones, y concéntrese en saber como saltear las vallas.
  • Haga una diaria declaración positiva, mediante sus palabras, acciones y actos.
  • Esté más pendiente de reconocer, mediante las recompensas, el trabajo efectivo de su personal, que de castigar repetitivamente los errores.
  • Reconozca que cuándo hay una crisis, se tiene también la oportunidad de tomar nuevas perspectivas.
  • No se detenga frente a un “no”. Intente cambiarlo a un “sí”.
  • Vea los problemas como una oportunidad para revisar las estructuras.
  • Reconozca, entienda, y luche contra sus temores.

Como señalamos, todos estos puntos no se deben leer como reglas fijas sino como opciones que usted podrá tomar, modificar, o desechar, según su propio caso. Por eso, será importante que reflexione sobre lo que piensa usted al respecto. Fíjese si reconoce en los líderes que ve que día a día perfeccionando estas y otras importantes conductas para un buen liderazgo.

Todas estas conductas deberían ubicarlo como un verdadero líder de su personal frente a varias cuestiones esenciales, como ser:

  • El compromiso
  • El cambio
  • Las relaciones
  • La satisfacción
  • Los esfuerzos
  • La visión
  • El control de los estados de ánimo
  • La lucha contra el miedo
  • Los tiempos
  • Los propósitos
  • La supervisión de los equipos
  • Las esperanzas
  • El hecho de ser consecuente con el discurso
  • El hacer siempre las cosas correctas
  • La educación, orientación y capacitación
  • La calidad y excelencia

Si se toma un tiempo para evaluar su conducta en estas cuestiones, podrá comenzar a mejorar sus puntos fuertes y a mejorar en sus debilidades.
Cada una de estas sugerencias, incluso las que no crea pertinentes para su caso, debe darle un gran incentivo para pensar y reflexionar sobre su dirección.
Recuerde: son muchas las personas que dependen de sus actitudes, y aptitudes.

 

Alejandro Raúl Molinaro

Recomendar a un amigo:

 

COMENTARIOS:

 

Liderazgo

Por PISPIRRETA


perfeccione su estilo de liderazgo

Por HIDALGO091


Que buen tema

Por OSCAR69


liderazgo

Por


asumiendo un verdadero liderazgo

Por LUA2


GRACIAS.

Por JESUS FELIPE


Es muy interesante.

Por


BUNISSSIMO

Por JADIGON


Mas notas del autor:

Alejandro Raúl Molinaro

Conocer al entrevistador: una ventaja para la entrevista laboral

Conocer al entrevistador: una ventaja para la entrevista laboral

El encarar una entrevista de trabajo supone una oportunidad que no debe dejar factores decisivos al azar. Conocer las exigencias y expectativas de quien nos evaluará en la reunión, es una ventaja que nos puede ayudar a conquistar el objetivo...

Flexibilidad horaria en el trabajo

Flexibilidad horaria en el trabajo

No tener un horario fijo para ir a trabajar puede generar cambios en los hábitos y salud del empleado. ¿Cuáles son los verdaderos beneficios y desventajas de la flexibilidad horaria?

Cómo saber si es hora de cambiar de trabajo

Cómo saber si es hora de cambiar de trabajo

La búsqueda de nuevos desafíos es uno de los motivos por los cuales se desea aspirar a algo más. ¿Cuáles  son los aspectos que hay que considerar a la hora de luchar por la situación laboral deseada?

Videos

OTRAS NOTAS SOBRE

Las más leídas
enplenitud

Suscríbete gratis:

Comunidad:

Síguenos: