Home > Familia > Padres e hijos

Límites y rebeldía

Peleas entre hermanos: ¿qué hacer?

Hacer de juez en las discusiones y peleas entre hermanos es la peor de las soluciones. La clave para que no peleen constantemente el uno con el otro es hacer que comprendan que hay amor incondicional de sobra para todos los integrantes de la familia...

Los celos y la envidia siempre se hacen presentes entre hermanos, sobre todo, si existe poca edad de diferencia entre ellos. “La actitud que tomen los padres va a influir de un modo positivo o negativo.

Lo más idóneo es no ponerse del lado de ninguno de los hijos cuando pelean y restarle importancia a las discusiones más habituales que pueden llegar a existir. Cambiar de tema y conformar a ambas partes de la mejor manera.

Los niños tienen que aprender a compartir todo lo que tienen, ropa, juguetes, o momentos con amigos o familiares. Cada uno tiene que respetar el turno del otro. Si de pequeños son criados bajo un ámbito de generosidad y solidaridad no deberían de existir los celos ni las envidias.

Los niños egoístas son los que más sufren ya que se ven amenazados por todo. Siempre creen que las situaciones son injustas para ellos y aquello que tienen los demás siempre es mucho mejor a lo que él posee.

Es difícil de erradicar esta sensación, pero hay que hacer lo posible para que los hijos se vuelvan más sensibles y que aprendan que el compartir es lo único que ayudará a que no peleen”, sostiene la psicopedagoga argentina Cecilia Melgarejo.

Los hijos deben ser aceptados como son. “Cada niño es diferente con su personalidad, virtudes y defectos. Claro que hay que acompañarlos y educarlos, pero los hermanos no tienen por qué ser iguales.

Tampoco hay que presionarlos para que estén juntos en todo momento ya que es normal que cada uno quiera pasar tiempo con sus amigos. La mejor manera de tratar las peleas es no obsesionarse con el tema cada vez que emerge y de manera calma explicar que los privilegios que tienen hasta el momento se irán reduciendo debido a un comportamiento nocivo. Los niños aprenden con las consecuencias de sus actos”, destaca la profesional.

Una de las equivocaciones más frecuentes que cometen los padres es la de intervenir en los disturbios entre niños. “Si esto ocurre ellos no sabrán cómo solventar los conflictos y siempre recurrirán a los padres cuando se sientan disgustados con el hermano. Los niños olvidan muy rápido.

Los hermanos pueden estar peleados a muerte por la mañana y muy felices jugando juntos a la media hora”, explica la especialista.

Las comparaciones entre hermanos aumentan la rivalidad entre ellos. “Hay que hacer lo posible para no hacer paralelismos ya que esto perjudica gravemente la autoestima de los pequeños y esta sensación puede hacerse permanente a medida que pasan los años”, comenta la psicopedagoga.

Es importante que los niños puedan manifestar lo que sienten. “El odio, la rabia, la impotencia son emociones que se experimentan a menudo. Los pequeños deben entender que existen maneras de manifestarlas sin llegar a la agresión física, a los gritos o a los llantos.

La educación que establezcan los padres será fundamental para que ellos encuentren una manera saludable de expresar las emociones más negativas. Sentarse a hablar es el mejor modo.

Cada vez que existan peleas entre los niños, una buena manera de hacerles entender que no hay por qué pelear es sentarlos y que cada uno expresa lo que siente. Los padres no deben tomar partido por ningún hijo, sino lograr que la tensión entre los hermanos desaparezca para que puedan volver a la armonía”, finaliza diciendo la profesional.

Las peleas, así como los buenos momentos, marcan el estilo de relación que tendrán los hermanos en el futuro. Por eso es tan importante que puedan aprender a controlarse, ser generosos entre ellos y evitar los episodios de celos y envidias.

¿Tu hijo no quiere estudiar? Inscríbete ahora en nuestro curso gratis Ayúdame a entender cómo estudiar

 

Mario Casale

Recomendar a un amigo:

Mas notas del autor:

Mario Casale

Preparándose para encontrarse con su madre biológica

Preparándose para encontrarse con su madre biológica

Es común que quienes han sido adoptados sientan la necesidad de encontrarse con su familia biológica. Si este es su caso, no deje de leer la siguiente nota, donde le brindamos algunas claves para preparar el (re)encuentro

Células madres del cordón umbilical

Células madres del cordón umbilical

¿Qué son las células madre que se extraen del cordón umbilical?, ¿para qué sirven?, ¿es bueno almacenarlas para el futuro? 

Gente que busca gente por el mundo

Gente que busca gente por el mundo

Si quieres reencontrar a alguien que fue importante en tu vida o buscas familiares por el mundo, este es tu lugar...

Videos

OTRAS NOTAS SOBRE

Las más leídas

enplenitud

Suscríbete gratis:

Comunidad:

Síguenos: