Home > Belleza y estilo > Estética

Belleza corporal

Parafina: el retorno de un aliado

Un tratamiento sencillo para rejuvenecer pies y manos.

Los pies y las manos son las zonas más castigadas y olvidadas del cuerpo.
El tratamiento con Parafina les devuelve la hidratación y lozanía perdidas.

Al proporcionar un calor moderado y oclusión, mejora la penetración de principios activos.

 

De este modo, estimula la nutrición de la epidermis y combate la deshidratación superficial.

Cómo se realiza el tratamiento


El primer paso es siempre una correcta higiene antiséptica que dejará la zona libre de sudor, cremas, desodorantes, etc.
A continuación se aplica una emulsión enriquecida con masajes relajantes hasta su absorción total.

Separando los dedos para que cubra toda la superficie a tratar, sumergimos en parafina y retiramos hasta que comienza a solidificar.
Reiteramos el procedimiento de 3 a 5 veces hasta lograr una capa suficiente para retener por más tiempo la temperatura.

Colocamos una bolsa plástica y luego una manopla o escarpín de toalla para mantener el calor.

 

Al cabo de 10 a 15 minutos se retiran los envoltorios y la parafina se desprende de una sola pieza.
Allí se observan los magníficos resultados.
 

 

 

 

 

 

 

 

Silvia Zaccai
consultora en estetica

Recomendar a un amigo:

 

COMENTARIOS:

 

comprendido

Por MERCY DIAZ


Parafina: el retorno de un aliado

Por SWEETMEIBY


no entendì

Por ANDROIDE18


parafina.........

Por NATASHA0284


parafina.........

Por NATASHA0284


PARAFINA: ELRETORNO DE UN ALIADO

Por COCKER


Uso de la parafina

Por NRIBON


Mas notas del autor:

Silvia Zaccai

Para lograr una base perfecta

Para lograr una base perfecta

Emparejar el tono de la piel y corregir imperfecciones constituyen la clave de un buen maquillaje.

El poder del aroma

El poder del aroma

Los olores invaden nuestros sentidos. La aromaterapia data de miles de años. Ya en la época del Imperio Romano se curaban las heridas con tomillo y tonificaban el cuerpo con romero...

Me como el labial

Me como el labial

Cuando éramos adolescentes, nos comíamos el labial cuando estábamos frente a un jovenzuelo que nos gustaba. Cuando crecimos un poco, nos comíamos el labial cuando teníamos un examen o una entrevista laboral...

Videos

OTRAS NOTAS SOBRE

Las más leídas
enplenitud

Suscríbete gratis:

Comunidad:

Síguenos: