Home > Dinero > Retiro y jubilación

La vida después de la jubilación

Nunca es demasiado temprano - o demasiado tarde - para ahorrar para la jubilación

Consejos prácticos para hacer planes para una jubilación feliz y saludable

Las personas que llegan a los 50 años, hoy en día están empezando a ver ese importante acontecimiento como el momento para disfrutar una nueva libertad, para hacer nuevas elecciones y anhelar nuevos sueños. Ellos enfrentan la vida después de los 50 con más educación, mayores recursos económicos y diversas actitudes, experiencias y expectativas.

Pero la situación no es color de rosa para todos. Como los nacidos durante la post-guerra y otros trabajadores de mayor edad pasan actualmente por sus años de mayores ingresos, pocos son los que realmente están acumulando dinero en ahorros personales.

Esto hace surgir serias preguntas sobre su seguridad financiera cuando ellos se jubilen, según tres nuevos estudios patrocinados por la AARP Andrus Foundation.

Los estudios muestran que varios grupos tienen muchos problemas para ahorrar para la jubilación, incluso las mujeres, los que trabajan por horas, los miembros de minorías, aquellos con educación limitada y trabajadores mayores de 40 años que hayan estado desempleados por cualquier lapso de tiempo.

Investigadores de la Universidad de Boston, Universidad del Estado de Florida y de la Universidad de Louisiana, en Monroe, encontraron señales preocupantes de que muchos trabajadores habían puesto poco o nada en sus ahorros personales para la jubilación.

Incluso cuando se consideraron las propiedades, incluyendo la casa y los IRAs (fondos de inversiones para la jubilación) patrocinadas por las compañías, los estudios encontraron que el nivel promedio de recursos financieros de una muestra representativa nacional de personas entre los 51 a 61 años de edad era de $50,000 .

Y hay una gran desigualdad entre estos "pre-jubilados," donde el 5 por ciento de los más adinerados acumula aproximadamente el 72 por ciento de toda la riqueza financiera.

Cuando propiedades como una casa y los IRAs se excluyeron, el panorama se tornó deprimente. Según los estudios los trabajadores mayores, de 45 a 60 años, promediaron solamente $1,844 en ahorros personales para la jubilación.

"Se espera que los trabajadores de hoy hagan una mayor planificación financiera y ahorro para su propia jubilación, y estos estudios muestran que muchos de ellos no están ahorrando, sea por la falta recursos o de conocimiento," dice John Feather, Ph.D., director de la AARP Andrus Foundation.

"Con la prolongada economía retardada y promesas de renovar el Seguro Social, estos estudios pueden ayudarnos a tener una mejor visión del panorama financiero de los nacidos durante la post-guerra y otros trabajadores de mayor edad."

Pero hay pasos que cualquier persona puede seguir para mejorar su situación financiera para la jubilación, según el AARP.

Una jubilación segura consiste en cuatro fuertes pilares: el Seguro Social, una pensión o cuenta de ahorros, ingresos y seguros de salud. La "vieja escuela" del pensamiento miraba la planificación de la jubilación como un taburete de tres patas, representadas por el Seguro Social, los ahorros y las pensiones patrocinadas por el empleador.

Pero un cambio masivo de los planes de jubilación patrocinados por el empleador hacia la contribución definida como la 401(k)s ha causado que dos de esas patas tradicionales se conviertan en una sola, alterando el equilibrio del riesgo de los aportes jubilatorios del empleador al empleado y creando la necesidad de estar más dispuesto para ahorrar.

Otro cambio mayor es el aumento de precio de los servicios de salud, lo cual significa que deberá considerarse un seguro de salud adecuado como parte de una jubilación segura.

Sin una protección contra gastos comunes --especialmente medicamentos prescritos y los costos del cuidado a largo plazo --virtualmente ninguna persona mayor de 50 años en Estados Unidos debe sentirse económicamente segura.

Con esas excepciones, los analistas dicen que incluso en una economía retardada y una situación mundial incierta, la planificación básica para la jubilación y la inversión son lo mismo: lo que antes fue una administración económica inteligente aún es inteligente.

- Para empezar, fije sus metas. Una meta debe ser una declaración de cómo quiere usted que sea su futuro financiero. Incluya la fecha en que definió su meta, la cantidad de dólares necesaria para alcanzarla, el plazo en que se propone alcanzarla y la fecha en que usted realmente lo logre.

Considere todas las áreas de su vida: la jubilación, alojamiento, aficiones, trabajo voluntario, viajes, empleo, compras mayores y salud física, por ejemplo.

- Luego, guarde un inventario financiero. En un cuaderno o en su computadora, cree un directorio personal, un directorio profesional, una lista de documentos vitales y su ubicación, una declaración financiera personal, un control de gastos de dinero en efectivo y un plan de gastos.

También incluya información sobre sus tarjetas de crédito, pólizas de seguro y cuentas bancarias o de comisiones. Cuando usted haya completado este directorio, conserve una copia a su alcance en casa y dé una copia a un amigo o pariente o deposítela en una caja de seguridad del banco para estar más seguro.

- Finalmente, prepare su declaración financiera personal de modo que sepa su situación con respecto a las metas que se ha propuesto.

Enumere sus recursos: todos los ahorros e inversiones incluyendo dinero en efectivo (cuentas corrientes y de ahorros, fondos del mercado de la bolsa o certificados de depósito), fondos de jubilación, pensión o participación de ganancias, intereses comerciales, y otras inversiones como seguros de vida, acciones o bonos. También incluya propiedades personales como su casa, otro bienes raíces, muebles de la casa, joyas u otra propiedad personal.

Las obligaciones a considerar incluyen todas las deudas (incluyendo cualquiera que usted haya avalado), como balances de sus tarjetas de crédito, préstamos personales, préstamos comerciales, hipotecas o deuda de impuestos. Reste sus obligaciones de sus recursos para encontrar su valor neto. Usted debe actualizar esto por lo menos cada año o cuando haya un cambio considerable.

Como en cualquier plan de ahorros, es esencial que "se pague usted mismo primero." Deposite en sus cuentas de ahorro o de inversión antes de hacer compras innecesarias o pagos que pueden ser flexibles y sumar a sus cuentas en su presupuesto mensual. La clave es empezar lo más pronto posible y permitir que sus ahorros ganen intereses para crecer más rápidamente.

Gentileza de ARA Content

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Recomendar a un amigo:

Mas notas del autor:

La Redacción

¿En qué consiste un tratamiento ayurveda?

¿En qué consiste un tratamiento ayurveda?

En un spa o en ámbito más tradicional de medicina de la India, el tratamiento ayurveda consta de varias técnicas, que aquí te presentamos

Vintage, la ropa de tu juventud que vuelve a estar de moda

Vintage, la ropa de tu juventud que vuelve a estar de moda

¿Pensaste alguna vez que esos pantalones pata de elefante, que por nostalgia te negabas a regalar, podrían volver a estar de moda?

Videos

OTRAS NOTAS SOBRE

Las más leídas
enplenitud

Suscríbete gratis:

Comunidad:

Síguenos: