Home > Vida cotidiana > Espiritualidad

Alimento para el alma

¡Necesitas Sabiduría!

¿Eres insípido frente al mundo?

La vida había perdido encanto para Rodimiro. No había sido un estudiante sobresaliente, pero tampoco mediocre. Sentía que todo era insípido a su alrededor. Tenía un trabajo que le proporcionaba lo justo para ir tirando. No lo hacía del todo mal, pero tan poco del todo bien. Nada le emocionaba ni le alegraba. 

Sentía que su existencia no tenía ni sabor, ni gusto y mucho menos significado. Esto le hacía lucir como una persona siempre triste. En resumen, se sentía como una papa sin sal. Con el tiempo, se fue amargando.
 
Encontró a Rosalío,  un ex compañero de estudios. Habían cursado toda la primaria juntos, aunque no lo había vuelto a ver desde entonces. A todas luces se notaba que era una persona alegre, próspera, interesante. Platicaron brevemente de todo, recordando los años idos y la gente que habían conocido. 

Ineludiblemente saltó la situación de Rodimiro. Y este se definió con su amigo como un “perenne infeliz”. Notó la sorpresa en Rosalío. ¡Lo que necesitas es sabiduría!, le sentenció. Y a continuación le explicó que “sabiduría” viene de “sabor”. Le dijo que necesitaba recuperar el gusto por la vida, y el significado de vivir en esta tierra.
 
    No puedes sentarte a esperar que todo el mundo se interese por ti. Puedes ganar en una semana más alegría por la vida interesándote en ella, que en diez años esperando a que te llegue por generación espontánea. La sabiduría consiste en tomar la iniciativa. Levántate temprano el próximo domingo y ve a la iglesia, cae de rodillas y pídele a Dios que te guíe. 

El, que hace que la sal conserve su sabor y que el horizonte se tiña de rojo al amanecer, también iluminará lo recóndito de tu corazón con esperanzas y aspiraciones. Esta sabiduría, le dará sabor a tu vida. Descubrirás entonces que interesándote por tu trabajo, este te resultará interesante, y que interesándote por los demás, tú les resultarás interesante a ellos. 

Convéncete, no puedes ser insípido frente al mundo, porque éste es un espejo que siempre reflejará tu propia imagen, sea cual sea.  
 
    LO NEGATIVO: Esperar para ser feliz, a que la vida nos lo deparé.

    LO POSITIVO: Comprender que la sabiduría está, en tomar nosotros la iniciativa. Y comprender también, que esta sabiduría pondrá el sabor a nuestra vida.   

 

Y si quieres superar tus temores y mejorar tu calidad de vida, te sugerimos inscribirte ahora en nuestro curso gratis de Superación Personal, haciendo clic aquí.      

 

Emilio Santamaría S.

Recomendar a un amigo:

Las más leídas

enplenitud

Suscríbete gratis:

Comunidad:

Síguenos: