Home > Salud y Bienestar > Psicología

Mujer

Mujeres envidiosas

Controlar un sentimiento tan negativo como la envidia no resulta fácil. La clave está en valorar lo que una es y lo que tiene, y reforzar la autoestima sin estar constantemente posando la mirada en la vida ajena

Entristecerse o sentir enojo cuando a otra mujer le va bien no es agradable ni adecuado. Aunque nadie es perfecto, la envidia es una muy mala consejera ya que si se le da rienda suelta a sus perjudiciales propiedades, se corre el riesgo de entrar en un espiral del cual es complejo liberarse.

Nada peor que comenzar a vivir la vida de otra a punto tal de creerse otra persona. Aunque parezca una contradicción, la envidia y la admiración pueden llegar a ser hermanas de la misma frustración que produce la propia vida.

Aprender a separarse de estos sentimientos es comenzar a sanarse.

Un factor muy importante es centrar la mirada en una, sin importar al resto de mujeres con las que haya que codearse diariamente. Es fundamental saber que si se desea, se puede conseguir todo aquello que se necesite sin tener que desalentarse porque otra lo ha conseguido.

El estar continuamente comparándose con otra mujer es altamente destructivo. Lo único que se logrará si se alimenta esta emoción negativa es dar a conocer al resto lo peor de una y vivir constantemente sintiendo malestar.

Si se envidia lo ajeno es porque no se está satisfecha con la propia vida. Hay que reflexionar sobre aquello que incomoda para ver las posibilidades que se tienen de mejorar determinados aspectos.

Cultivar la intimidad y el individualismo y dejar de darle más importancia de la que el otro tiene son maneras de ir alejándose de la envidia. Poco a poco se verá que no es tan complejo de hacer si verdaderamente existe un compromiso y ganas de lograr un cambio.

Claves para superar la envida:

· Orgullo

· Ego

· Capacidad de auto superación

· Actitud positiva

Mantener una envidia constante a lo largo de las diferentes etapas de la vida solamente contribuirá a forjar una personalidad negativa.

El perfil de la mujer envidiosa se construye con actitudes motivadas únicamente por la ira, son antisociales, se aíslan, pueden manifestar distintos tipos de neurosis, padecen de constantes temores, son inmaduras y buscan reiteradamente el conflicto.

 Desprecian todo lo que tienen a su alcance y todo lo critican. Nunca nada es suficiente y menosprecian el éxito ajeno.

La persona envidiosa no distingue entre familiares, amigos o desconocidos. Siempre tendrá un motivo para envidiar sea por la pareja que la otra tiene, el trabajo, la imagen exterior o el dinero.

Para poder solventar este trastorno hace falta mucho esfuerzo y una verdadera ansia de superación. El estímulo debe ser el progreso personal, el querer alcanzar las metas propuestas sin necesidad de mirar la vida pasar y compararse constantemente con el otro.

El entorno inmediato es importante para poder ayudar a corregir este trastorno. Admitir las propias equivocaciones es fundamental para poder comenzar con un verdadero cambio de comportamiento.

Si deseas sentirte cada vez mejor, te sugerimos el programa de entrenamiento desde tu hogar “4 Pasos para Subir Tu Autoestima”, que encontrarás haciendo clic aquí


 

Recomendar a un amigo:

 

COMENTARIOS:

 

LA ENVIDIA

Por YAONSDOIY


Mas notas del autor:

La Redacción

Guía de San Francisco: Mission, Castro y Japantown

Continuamos nuestro recorrido por la ciudad de San Francisco, esta vez por los barrios de Mission, Castro y Japantown

Cómo mejorar una fotografía utilizando Photoshop

Cómo mejorar una fotografía utilizando Photoshop

En este artículo conoceremos en detalle como mejorar una fotografía digital con nuestra PC sin gastar un centavo, usando Photoshop

Abuelita ladrona

Una abuelita muy rápida pone tus nervios a prueba

Videos

OTRAS NOTAS SOBRE

Las más leídas

enplenitud

Suscríbete gratis:

Comunidad:

Síguenos: