Home > Belleza y estilo > En forma

Ejercicios: consejos prácticos

MItos y autoengaños sobre la Hipertensión Arterial

Una enfermedad que no se cura y que requiere medicación de por vida. Sin embargo, la mitad de los hipertensos ignoran que padecen la enfermedad y entre los que saben, sólo unos cuantos se controlan.

Las enfermedades cardiovasculares son la principal causa de muerte en muchos países. A pesar del gran avance realizado en los últimos años en el diagnóstico y el tratamiento de la hipertensión arterial, la situación no parece mejorar; por el contrario, todo hace pensar en que estaría empeorando.

Al final del milenio somos testigos de una nueva epidemia, la cardiovascular, que, como consecuencia del aumento del sedentarismo, el incremento del sobrepeso y el hábito de fumar, podría aumentar la mortalidad cardiovascular en los próximos veinte años.

Si no es tratada correctamente, la hipertensión arterial puede evolucionar hacia un accidente cerebro vascular, enfermedad coronaria, insuficiencia cardíaca e insuficiencia renal. Por eso, es fundamental su diagnóstico precoz.

El tratamiento actual demostró un gran beneficio en los pacientes hipertensos que lo cumplen. Lamentablemente la mitad de los hipertensos ignora que padece esta enfermedad, y entre los que lo saben, sólo un pequeño porcentaje tiene su presión arterial tratada y controlada.



Esto obedece a muchas causas, entre ellas, se destacan: la falta de programas nacionales que informen a la población sobre la importancia de la detección temprana y el correcto tratamiento que existe en la actualidad; la creencia por parte de la población de que la hipertensión arterial es más un estado de ánimo (presión nerviosa) que una enfermedad crónica; y el temor por parte de los pacientes de tomar un medicamento de por vida por los efectos adversos que pudiesen provocar.

Se ignora que, en la actualidad, los fármacos son muy seguros y prácticamente no tienen efectos adversos. Si éstos aparecen, son en general, de grado leve y el medicamento puede ser cambiado por otro.

Es interesante remarcar las preguntas más frecuentes que se escuchan en el consultorio, con las respuestas que solemos dar:

- “Mi presión está loca”

- La variación de la presión es un fenómeno normal. Varía durante las horas del día y de la noche y con múltiples situaciones cotidianas.

- “Mi presión es nerviosa”

- Es el mito más frecuente. Los pacientes con hipertensión tienen una respuesta exagerada a situaciones de stress, pero ya tienen la enfermedad.

- “Es normal la presión en personas mayores de sesenta y cinco años”

- Esto no es así. La hipertensión arterial sistólica debe ser considerada una enfermedad y tratada.

- “No tomé la pastilla para ver que presión tengo”

- Su médico ya sabe que usted tiene hipertensión. El objetivo de la consulta es saber si su presión está controlada con la medicación que le indicó.

- “¿El tratamiento es para toda la vida?”

- Sí, ésta es una enfermedad crónica que no se cura, por lo que requiere medicación de por vida.

Hasta aquí, aclaramos la importancia patológica de esta enfermedad y su incidencia en nuestra sociedad. Continuaremos en próximas notas con el tema y sobre las preguntas más frecuentes que se suelen dar.

¿Te han dicho que debes dejar de fumar, pero no sabes cómo lograrlo?
Comienza por nuestro curso gratis para Dejar de fumar. Inscríbete ahora haciendo clic aquí.


 

Oscar Telmo

Recomendar a un amigo:

 

COMENTARIOS:

 

mitos de la hipertencion

Por AVIADOR888


Mas notas del autor:

Oscar Telmo

Videos

OTRAS NOTAS SOBRE

Las más leídas

enplenitud

Suscríbete gratis:

Comunidad:

Síguenos: