Home > Familia > Padres e hijos

La relación con nuestros hijos

Mi mamá es “mi tesoroooo”

Tu hijo, tú y el complejo de Edipo

“¡Qué guapa eres!”
“¡Mi mamá es la mejor mamá del mundo!”
“Mi papá es el más mejor!”

No es fácil. No es fácil ver que un hijo te quiere mucho, te pone buena cara y te adula todo el tiempo. No es fácil verlo y tener la cabeza fría para saber que ahí puede haber algo que esté mal.

Entre los 3 y 5 años nuestros retoños nos premian tanto sacrificio y dedicación con un amor sincero, apasionado, sin límites… y egoísta, muy egoísta.

 

Porque solo van a querer a uno, y al otro, aunque suene raro, lo van a ver a ratos como un padre, a ratos como un rival. Son unos amantes muy posesivos y celosos, estos donjuanes de medio metro, y es que son unos “baby-amantes en bruto”, a los que vamos a tener que pulir.

 

“Mamá, mírame a los ojos y dime que no quieres casarte conmigo”

 

Parece extraño hablar de hijos enamorados de sus padres con apenas tres años, pero la cosa es así. De forma innata, sin necesidad de que le estimule el ambiente de una clase o un colegio, empieza a tener sentimientos que van más allá del cariño familiar, empieza a tener “enamoramientos”.

 

Por lo tanto, pensar que, pase lo que pase, todo esto no es culpa suya porque a todos, al crecer, “se nos despierta el amor” y él solo nos tiene a nosotros para dirigirlo. Quizás su amor no sea como el que ahora nosotros entendamos, pero sí es tan sincero, profundo e intensamente como el que más.

 

“Todo ser humano tiene impuesta la tarea de dominar el complejo de Edipo"
Sigmund Freud

 

Al menos de un modo inconscientemente llegan incluso a desear convertirse en las parejas de sus amados. Las niñas soñarán con ser la media naranja de su papá (lo que se conoce como Complejo de Electra), lo cual siempre encandila a un padre al que conviene que alguien le despierte del espejismo.

 

Es un tiempo de ponerse guapos, de pavonearse, de hacerse los interesantes. Un tiempo donde no es extraño que lancen algún tipo de proposiciones indecentes del tipo: “mamá, cuando crezca y me haga mayor me casaré contigo”.

 

Si oyes una frase de este tipo, tranquilo, porque estás ante un chico muy sano que además, no tiene ningún reparo en expresar sus sentimientos, lo que está muy bien.

 

El problema viene con el lado oscuro del amor: los dichosos celos. El desarrollo le está llevando a encontrarse con sentimientos tan fuertes y contradictorios como el amor, los celos, y el odio, por lo que conviene ser muy paciente y cauto en este sentido.

 

Recuerda que para él somos la primera mujer de su vida, o el primer hombre… la primera relación que mantendrá, y esta experiencia puede luego arrastrarla durante mucho tiempo, además de provocar situaciones curiosas.

 

Mi hijo ¿quiere el divorcio o qué?

 

“Albertito, al cumplir los 4 años, no soportaba que su papá intentara besarme”, relata Diana, madre colombiana de 34 años. “Se ponía hecho una furia, y empezaba a darle patadas. Cada vez que llegaba su padre, se ponía tristón, y cuando veía que nos cogíamos de la mano o nos queríamos abrazar para ver la tele, hacía lo imposible por fastidiarnos”.

 

¿Hay que consentir este tipo de comportamientos? Ni mucho menos. Como hemos dicho, nuestro pequeño empieza a vivir el sentimiento del amor, de los celos y del odio, y nuestra obligación es ayudarle a que acomode esos sentimientos de una forma equilibrada, acorde con la vida que va a tener el día de mañana. Como dice Freud, “todo ser humano tiene impuesta la tarea de dominar el complejo de Edipo", y nosotros estamos ahí para ayudarle en ello.

 

Aunque parezca paradójico, tenemos que enseñarle a fracasar, a aceptar que no siempre puede ganar y que no pasa nada por ello. No todo el mundo sabe fracasar y seguir sonriendo.

 

Para ello:
 

  • aunque se ponga muy meloso y nos guste verlo halagándonos todo el día, no debemos mostrarnos más cariñosos con él de lo habitual.
  • no renunciéis a mostrar vuestro cariño delante de él. Tiene que aprender a convivir con eso, y con la imposibilidad de convertirse “en el marido de mamá”.
  • cuando veáis que se pone nervioso, lo mejor es que se lo expliquéis pausadamente, sin agobiarle. Decidle que os queréis y os cuidáis, y que en esa relación está también él, que un día encontrará a una chica y formará también una familia.
  • Si eres el padre o la madre “desplazado” ¡OJO!, ¡no te dejes llevar! Tienes que superar la tristeza y entender que es solo una etapa puntual que tu niño va a superar reconciliándose contigo y volviendo con un nuevo propósito: en lugar de combatirte, querrá parecerse a ti. Por eso has de evitar ponerte duro con él: como tiene que volver a nuestro regazo, lo mejor es ponérselo fácil.
  • Aunque tenemos que enseñarle a aceptar que sus padres se miman, tampoco conviene “picarle” todo el tiempo. Recuerda que es su primer amor. Hay que andarse con cuidado.
  • Ni se os ocurra discutir en su presencia. Eso podría ser muy pernicioso para él: por un lado, podría hacerse ilusiones y tardaría más en darse cuenta que lo suyo es un amor imposible y que la próxima vez tiene que afinar mejor el tiro a la hora de elegir de quién enamorarse.
     

Además, eso podría amplificar su natural sentimiento de culpabilidad. Ahora, por primera vez en su vida, vive emociones que chocan con sus pensamientos. Primero sentirá celos y rechazo por su rival, pero después, cuando se mete en la cama y está más calmado, se va a arrepentir muchísimo de haber tenido algún mal pensamiento respecto a ese padre al que tanto quiere. Por todo ello este es un tiempo en el que tendrá pesadillas a menudo.

Y es que esto de los niños, es la monda. Todo hay que enseñárselo. ¡Hasta el que no te roben a la mujer o el marido! Y cuidado que, puestos a tener un rival, no se me ocurriría ninguno más temible que el propio hijo. Al fin y al cabo, se ha llevado nuestros genes y eso, forzosamente, le ha dotado de una guapura que se de buena tinta que mi mujer no podría ignorar.

¡Un abrazo y mucha paciencia con ellos!

Para saber más sobre el complejo de Edipo

El complejo de Edipo no es lo mismo que la mamitis. Cada uno tiene su edad, y, mientras en la mamitis solo se trataba de una dependencia exagerada, un no saber hacer nada ni sentirse bien sin la madre, ahora entran en juego los halagos y los celos.


SABÍAS QUE…
el “descubridor” del complejo de Edipo fue el psicoanalista Sigmund Freud. Este investigador suizo, padre del psicoanálisis y la interpretación de los sueños, fue el primero en proponer que los niños tenían algún tipo de sexualidad.


Para explicar este complejo recurrió a la mitología griega, de donde proviene la triste historia de Edipo, el hijo de un rey al que un oráculo avisa de que, en un futuro, ese niño matará a su padre, ante lo cual tratará de sacrificar a su propio hijo. Pero unos extranjeros lo salvan, y, al crecer, avisado de la profecía, Edipo se hace guerrero para luchar en tierras lejanas.

 

La leyenda cuenta que en una batalla mató al rey de Tebas, por lo que éste pueblo, como era costumbre en la época, le coronó sucesor dándole como reina la esposa del anterior monarca. Un monarca que, como descubriría tiempo después Edipo, era su propio padre. Se cumplía así su destino.


A modo de disculpa, la madre de Edipo le dirá: "Muchos son los mortales que en sueños se han unido con sus madres".


Fuente: SomosPadres.com

 

¿Tu hijo no quiere estudiar?

Inscríbete ahora en nuestro curso gratis Ayúdame a entender por qué debo estudiar

 

Recomendar a un amigo:

 

COMENTARIOS:

 

FREUD

Por OLIVIALA


Mas notas del autor:

La Redacción

Peligros del acné

Admítelo: el acné es tu compañero

El Vaser, una opción segura contra la celulitis

El Vaser, una opción segura contra la celulitis

Piel naranja, acolchado y bultos de grasa en la piel, que las mujeres acumulamos alrededor de la pelvis, los muslos, glúteos, abdomen y entrepierna, parecen ser cosa del pasado con una nueva técnica quirúrgica, el Vaser...

Cómo colocar vinilo en una pared: video paso a paso

Cómo colocar vinilo en una pared: video paso a paso

Con este video paso a paso aprenderás a colocar un vinilo decorativo para darle nueva vida a tus paredes

Videos

OTRAS NOTAS SOBRE

Las más leídas

enplenitud

Suscríbete gratis:

Comunidad:

Síguenos: