Home > Salud y Bienestar > Medicina

Salud de la mujer

Mamografías: ¿cuándo es el momento de comenzar?

Todas nos hemos acostumbrado a hacernos un Papanicolau regularmente, pero aún nos cuesta seguir la misma conducta con las mamografías. Entérate y comienza ahora mismo !!


  1. ¿Qué es una mamografía de detección?

Una mamografía de detección es una radiografía del seno que se utiliza para detectar cambios en el seno en las mujeres que no presentan síntomas de cáncer de seno. Generalmente se requieren dos radiografías de cada seno. Con el uso de una mamografía es posible detectar un tumor que no se puede palpar.

  1. ¿Qué es una mamografía de diagnóstico?

Una mamografía de diagnóstico es una radiografía del seno que se utiliza para diagnosticar cambios anormales en el seno, tales como nódulos o abultamiento, dolor, engrosamiento o secreción del pezón, o un cambio en el tamaño o forma del seno.

Una mamografía de diagnóstico también se utiliza para evaluar las anormalidades detectadas en la mamografía de detección. Es una herramienta médica fundamental y apropiada en el diagnóstico diferencial de cambios en el seno sin importar la edad de la mujer.

  1. ¿Cuál es la posición del Instituto Nacional del Cáncer (NCI, por sus siglas en inglés) respecto a la mamografía de detección?

El Instituto Nacional del Cáncer recomienda que las mujeres de más de 40 años de edad se hagan una mamografía de detección, con regularidad, cada 1 ó 2 años.

Las mujeres con un riesgo mayor de desarrollar cáncer de seno deben buscar consejo médico acerca de cuándo empezar a hacerse las mamografías y con qué regularidad (por ejemplo, un médico puede recomendar que las mujeres con un riesgo mayor empiecen a hacerse el examen de detección antes de los cuarenta años o que cambien el intervalo de los exámenes a cada año).

  1. ¿Qué factores colocan a la mujer en un alto riesgo de desarrollar cáncer de mama?

Toda mujer tiene algún grado de riesgo de desarrollar cáncer de seno durante su vida y ese riesgo aumenta a medida que la mujer envejece. Sin embargo, el riesgo no es el mismo para todas las mujeres. Los siguientes son los factores conocidos que aumentan las probabilidades de la mujer de desarrollar esta enfermedad:

    • Historia personal: Es posible que las mujeres que han tenido un episodio de cáncer de seno desarrollen otro episodio de cáncer de seno.
    • Historia familiar: El riesgo de desarrollar cáncer de seno es mayor para la mujer cuya madre, hermana o hija ha tenido la enfermedad, así como también para la que tiene dos o más parientes cercanas, como primas o tías, con una historia de cáncer de seno (especialmente si han sido diagnosticadas antes de los 40 años). Cerca del 5 por ciento de las mujeres con cáncer de seno tienen una forma hereditaria de esta enfermedad.
    • Alteraciones genéticas: Alteraciones específicas en ciertos genes, como los genes del cáncer de seno BRCA1 o BRCA2, hacen a la mujer más susceptible de desarrollar cáncer de seno.
    • Biopsias anormales: Las mujeres con ciertas condiciones anormales en el seno, tales como hiperplasia atípica o carcinoma lobular in situ (CLIS), tienen un riesgo mayor.
    • Otras condiciones asociadas con un riesgo mayor de desarrollar cáncer de seno: Las mujeres de 45 años de edad o mayores cuya mamografía muestra una densidad de tejido en el seno de por lo menos 75 por ciento, tienen un alto riesgo. (Esto no es sólo porque los tumores en un seno denso son más difíciles de "ver", sino porque, en las mujeres mayores el tejido denso del seno, de por sí, está relacionado con una mayor probabilidad de desarrollar cáncer de seno).

Las mujeres de 30 años o menos que recibieron irradiaciones en el pecho debido a la enfermedad de Hodgkin permanecen con un riesgo mayor de desarrollar cáncer de seno durante toda su vida y deben ser examinadas regularmente para detectar la enfermedad.

Una mujer que ha tenido su primer hijo a los 30 años o más tiene también un mayor riesgo de desarrollar cáncer de seno.

Un reciente estudio sugiere que las mujeres menopáusicas expuestas a la terapia de remplazo hormonal (HRT, por sus siglas en inglés) a largo plazo (más de 10 años) tienen un riesgo ligeramente mayor de desarrollar cáncer de seno.

  1. ¿Cuáles son las probabilidades de que una mujer desarrolle cáncer de mama?

La edad es el factor de riesgo más importante para el cáncer de seno. A medida que la mujer envejece, mayor es su probabilidad de desarrollar cáncer de seno. Ninguna mujer debe considerarse a sí misma muy vieja para necesitar con regularidad las mamografías de detección. Las probabilidades de la mujer. . .

a los 30 años. . .1 de cada 2.212

a los 40 años. . .1 de cada 235

a los 50 años. . .1 de cada 54

a los 60 años. . .1 de cada 23

a los 70 años. . .1 de cada 14

a los 80 años. . .1 de cada 10

(Fuente: NCIs Surveillance, Epidemiology, and End Result Program & American Cancer Society, 1994–1996).

Cerca del 80 por ciento de los cánceres de seno ocurren en mujeres mayores de 50 años de edad; el número de casos es especialmente alto en mujeres mayores de 60 años. El cáncer de seno es poco común en mujeres menores de 40 años de edad.

  1. ¿Cuál es el mejor método para detectar cuanto antes el cáncer de seno?

Una mamografía de buena calidad, con un examen médico de los senos (un examen realizado por un profesional médico), es el método más eficaz para detectar cáncer de seno tempranamente.

Con una mamografía es posible detectar un cáncer en el seno que no se puede palpar. Sin embargo, como cualquier examen, las mamografías tienen tanto beneficios como limitaciones.

Cuando una mujer se examina su propio seno se llama autoexamen del seno (BSE, por sus siglas en inglés). Hasta el momento, los estudios no han demostrado que el solo autoexamen del seno reduce el número de mortalidad por cáncer de seno. Por consiguiente, no se debe usar como remplazo del examen médico de los senos y de la mamografía.

  1. ¿Cuáles son los beneficios de las mamografías de detección?

Varios estudios han demostrado que las mamografías de detección realizadas con regularidad pueden ayudar a disminuir la probabilidad de morir por cáncer de seno. Estos beneficios son mayores en las mujeres de más de 50 años de edad.

Respecto a las mujeres de más de 40 años de edad, existe evidencia de que el hacerse mamografías regularmente reduce cerca de un 17 por ciento su probabilidad de morir por cáncer de seno. En cuanto a mujeres entre los 50 y 69 años de edad, existe evidencia válida de que una mamografía de detección realizada con regularidad reduce cerca de un 30 por ciento las muertes por cáncer de seno.

Se estima que si 10.000 mujeres de 40 años de edad fueran examinadas cada año, durante 10 años, se salvarían cerca de cuatro vidas. En comparación, si 10.000 mujeres de 50 años fueran examinadas con regularidad, se salvarían cerca de 37 vidas.

  1. ¿Cuáles son algunas de las limitaciones de las mamografías de detección?
    • Detectar no siempre significa salvar la vida: Aun cuando la mamografía puede detectar la mayoría de los tumores con un tamaño de 5 milímetros (5 milímetros equivale más o menos a 1/4 de pulgada), el detectar un tumor pequeño no garantiza que se salvará la vida de la mujer.

      Puede ser que la mamografía no ayude a una mujer con un cáncer de crecimiento rápido o agresivo que se haya diseminado a otras partes del cuerpo antes de ser detectado.
    • Resultados negativos falsos: Éstos ocurren cuando las mamografías parecen normales aun cuando el cáncer de seno realmente está presente. Los resultados negativos falsos son más comunes en las mujeres jóvenes que en las mujeres mayores.

      Los senos densos de las mujeres jóvenes contienen muchas glándulas y ligamentos, lo que hace más difícil detectar el cáncer de seno en las mamografías. A medida que la mujer envejece, los tejidos del seno se vuelven más grasosos y los cánceres de seno son "vistos" más fácilmente en las mamografías.

En las mamografías de detección, en las mujeres de más de cuarenta años de edad, hasta un 25 por ciento de los cánceres de seno no son detectados, comparado con cerca de un 10 por ciento de los cánceres en las mujeres mayores.

    • Resultados positivos falsos: Éstos ocurren cuando las mamografías se leen como anormales pero en realidad no hay cáncer presente. En mujeres de todas las edades, entre un 5 y un 10 por ciento de las mamografías resultan anormales y se le da seguimiento con pruebas adicionales (una mamografía de diagnóstico, aspiración con aguja fina, ultrasonido o biopsia).

      En la mayoría de los casos estas anormalidades resultan no ser cancerosas. Durante un período de 10 años, la probabilidad de que una mujer tenga una mamografía con resultado positivo falso es de 50 por ciento.

Los resultados positivos falsos son más comunes en las mujeres jóvenes que en las mujeres mayores.

Cerca del 97 por ciento de mujeres entre los 40 y los 49 años de edad que tienen mamografías anormales resultan no tener cáncer, comparado con un 86 por ciento en mujeres de 50 años de edad o más. Sin embargo, todas las mujeres tienen que someterse a los procedimientos de seguimiento cuando el resultado de la mamografía es anormal. Algunas tendrán que someterse a biopsias del seno.

  1. ¿Qué sucede si la mamografía detecta carcinomas ductales in situ (CDIS)?

En los últimos 30 años, el progreso en las mamografías ha resultado en la capacidad para detectar un mayor número de pequeñas anormalidades de tejido llamadas carcinomas ductales in situ, que son células anormales confinadas a los conductos de leche del seno. Algunas de éstas pueden eventualmente convertirse en cánceres, pero muchas otras no.

No es posible predecir cuáles casos de carcinomas ductales in situ se convertirán en cáncer invasor. Estos tejidos anormales comúnmente se remueven mediante cirugía; a algunas pacientes se les hace mastectomía, a otras cirugía limitada del seno y terapia de radiación. A menudo se utiliza el tamoxifeno para tratar los carcinomas ductales in situ.

Las mujeres jóvenes tienen una mayor proporción de carcinomas ductales in situ que las mujeres mayores.

Aproximadamente un 45 por ciento de los cánceres de seno detectados con la mamografía en mujeres entre los 40 y los 49 años de edad son carcinomas ductales in situ, comparado con cerca de un 20 a un 30 por ciento de los detectados en mujeres de 50 años de edad y mayores.

Fuente: National Cancer Institute (USA)

¿Te han dicho que debes dejar de fumar, pero no sabes cómo lograrlo?
 Comienza por nuestro curso gratis para Dejar de fumar. Inscríbete ahora haciendo clic aquí.

 

 

Recomendar a un amigo:

 

COMENTARIOS:

 

dolor.

Por PACIONAL


Estoy confundida

Por HAPPY_97


Mas notas del autor:

La Redacción

Turismo animal

Turismo animal

Una manera distinta de aprovechar las vacaciones es la de acercarse más a la naturaleza y conocer distintas especies de animales. ¿Por dónde comenzar?

Curso de formación para los hombres

Curso de formación que permite a los hombres desarrollar esa parte del cerebro de la que ignoran la existencia...

Ataques de pánico: video exclusivo

Ataques de pánico: video exclusivo

Nuestro especialista te cuenta todos lo que necesitas saber sobre este trastorno tan “de moda” en la actualidad, el ataque de pánico

Videos

OTRAS NOTAS SOBRE

Las más leídas

enplenitud

Suscríbete gratis:

Comunidad:

Síguenos: