Home > Dinero > Retiro y jubilación

Seguros

Los seguros y las compañías de seguros: precauciones

Quien deba tomar un seguro debe tomar ciertas precauciones a fin de asegurarse, valga la redundancia.

Existen varias áreas de nuestras vidas a asegurar. El más conocido es el seguro por choque de nuestro vehículo, o por incendio, que nos cubre frente a un “siniestro” tan común en relación al riesgo que implica circular en las grandes ciudades, donde la tasa de accidentes de transito es creo la primer causa de muerte hoy.


Al chocar será necesario conservar la calma, bajarse del auto e intercambiar datos con el otro, en especial compañía aseguradora que posee y a quien le reclamemos, su Nro de póliza, asegurarnos que este vigente a la fecha, patente, nombre, dirección, DNI y Tel de este por si los datos están falseados. Lo ideal si ambos tienen tiempo es hacer la denuncia policial conjuntamente a fin de que luego el otro declare algo distinto a lo ocurrido


Luego tenemos el seguro “Combinado familiar” que es el que se contrata para asegurar nuestra casa y los bienes que consideramos importantes y valuables dentro de ella, en esto entran los electrodomésticos, joyas, ropa y elementos de valor. Es un seguro recomendado para los tiempos que corren, pero poco conocido, donde muchas compañías suelen cubrir reparaciones de electrodomésticos si esto se debe a causas ajenas al funcionamiento, y sí relacionadas con algún accidente domestico.


Existe también el seguro por nuestra profesión, de “Responsabilidad Civil” que es el que poseemos abogados, contadores, médicos e instituciones de salud, a pesar de no ser obligatorio por ley nos cubre ante errores que se cometan en el desempeño de nuestra profesión. En general como todos, se contratan por cierto importe, con o sin franquicia y se paga una prima anual o mensual, a pesar de que estos seguros tienen la característica de  las cláusulas Claims Made por el tiempo que da la ley para que prescriba la acción (10 años).


También existe el Seguro por Accidentes o Enfermedades Laborales (ART) contratado por la empresa en razón de un trabajador que en ella trabaja, amparado por la ley 24557 y si obligatorio por ley


También tenemos los Seguros de vida o por accidentes personales, que son los que en gral nos impone la entidad bancaria cuando solicitamos un Crédito Hipotecario, o los que nosotros mismos podemos contratar para nosotros o para algún plomero, techista o pintor cuando va a trabajar cierta cantidad de días en nuestra propiedad o consorcio.


Pero lo mas importante al contratar la compañía aseguradora, no será el costo que nos ofrezca sino el respaldo que tenga de otra compañía extranjera, que es donde esta se reasegura, y si la misma se halla inscripta en la Superintendencia de Seguros de la Nación, entidad que controla a todas las compañías y donde no solo podemos ver si se encuentra existiendo, sino también su patrimonio, solvencia, actividad en el mercado, especialidad que cubre y si se halla en concurso o no. El sitio en Internet es www.ssn.gov.ar.


Es muy común en este ultimo tiempo, que se inscriban compañías con nombres similares al de compañías aseguradoras serias, en vista de que quien se asegura no verifica su existencia, sino que “le suena” como la otra entonces la contrata, ¡ojo con esto!


Producido el siniestro se debe hacer el reclamo administrativo ante la Cia, ya sea personalmente o a través de abogado, quien seguramente tendrá mejores posibilidades de gestionar una mejor suma indemnizatoria

Me falto decir que el seguro de autos por accidentes es obligatorio, y al no estar asegurado aquel contra el que choqué, faltando a la ley, recientemente se ha demandado al Estado quien en razón de su obligación de control omitida, debió hacerse cargo frente al embestido.

Para aprender a manejar mejor tu economía, inscríbete ahora en nuestro curso gratis de Administración y Economía del Hogar, haciendo clic aquí.

 

Vanesa Di Cataldo
Abogada

Recomendar a un amigo:

Mas notas del autor:

Vanesa Di Cataldo

Mala praxis del abogado

Mala praxis del abogado

¡Sí, nosotros también nos equivocamos, claro que si clientes, colegas, médicos! Tanto me odian los médicos, que me vi obligada a escribir esta nota sobre la Mala praxis del abogado, es decir, en la negligencia profesional que puede incurrir tanto como el medico, el arquitecto o el contador.

Comprando un auto usado

Comprando un auto usado

Consejos para su tranquilidad

Cómo comprar una casa: preguntas y respuestas

Cómo comprar una casa: preguntas y respuestas

¿Qué debo saber al comprar mi casa?: Recaudos legales

Videos

OTRAS NOTAS SOBRE

Las más leídas

enplenitud

Suscríbete gratis:

Comunidad:

Síguenos: