Home > Familia > Padres e hijos

Cómo ayudar a nuestros hijos

Los niños y las mudanzas

El mudarse a una comunidad nueva puede ser una de las experiencias que mayor estrés produce en una familia. Sepa cómo ayudar a sus hijos o nietos a superarlo y adaptarse mejor a su nueva vida.

Las mudanzas frecuentes, o aún una sola mudanza, pueden ser especialmente difíciles para un niño o un joven y el estrés ocurre aun cuando tenga hermanos.

La mudanza interfiere con las amistades. A un niño nuevo en una escuela, al principio le puede parecer que todos los demás tienen un amigo preferido o que otros tienen sus grupitos de amigos selectos.

El niño tiene que adaptarse a un currículo nuevo y se puede encontrar más adelantado o más atrasado que los otros, lo que le causa aburrimiento y ansiedad.

Los niños en edad de kindergarten o de primer grado son particularmente vulnerables a una mudanza de la familia porque en su proceso de desarrollo ellos están en la etapa de separarse de sus padres, de ajustarse a nuevas figuras de autoridad y a grupos de compañeros.

La relocalización puede interferir con el proceso normal de la separación, causando una regresión y una relación de mayor dependencia hacia sus padres.

En general, mientras mayor es el niño, más difícil se le hará el mudarse porque su grupo de amigos tiene una gran importancia para él/ella. Los pre-adolescentes y los adolescentes protestarán repetidamente de la mudanza y pedirán permiso para quedarse en su pueblo natal con la familia de un amigo.

Puede que algunos jóvenes no hablen acerca de su aflicción, de manera que los padres tienen que estar alerta a algunas señales de aviso sobre una posible depresión, incluyendo cambios en el apetito, retraimiento, deterioro en los estudios, irritabilidad, cambios en los patrones de dormir y otros cambios dramáticos en el comportamiento.

Los niños que parecen estar deprimidos por una mudanza podrían estar reaccionando menos a la relocalización que al estrés de sus padres al establecerse en un área nueva. Algunas veces uno de los padres está en contra de la mudanza y los niños lo captan y reaccionan a la discordia familiar.

Si el niño demuestra señales persistentes de depresión o de tensión, los padres pueden pedirle al médico de familia, al pediatra, o a la sociedad médica local que los refiera a un psiquiatra de niños y adolescentes, quien podrá diagnosticar y tratar los problemas físicos y emocionales que puedan estar afectando al niño como resultado del estrés.

El psiquiatra de niños y adolescentes puede también ayudar para que los padres aprendan cómo hacer que la nueva experiencia se haga más fácil para toda la familia.

Para hacer que la mudanza se le haga más fácil a los niños y a los padres, se pueden seguir los siguientes pasos:

  • explicarle claramente a los niños por qué es necesario el mudarse,
  • familiarizar al niño lo mejor posible con el área nueva, ya sea mediante mapas, fotografías o usando el periódico diario,
  • describir las ventajas de la nueva localización de manera que el niño pueda apreciar factores como lagos, montañas o un parque de diversiones,
  • después de la mudanza, envolverse en las actividades para niños que lleven a cabo localmente las iglesias o sinagogas, PTA, los niños y niñas exploradores, YMCA, etc.,
  • si un hijo o hija está en su último año de secundaria, considere la posibilidad de permitirle quedarse con una familia de confianza hasta que termine el año escolar.

Mientras más frecuentemente se mude la familia, más importante es la estabilidad interna de la familia. Con la atención adecuada de los padres y con ayuda profesional, de ser ésta necesaria, la mudanza puede resultar en una experiencia positiva de crecimiento para los niños, conducente a un aumento en la confianza propia y en la habilidad de relacionarse con otras personas.

Fuente: American Academy of Child and Adolescent Psychiatry

 

 

 

 

 

 

 

 

Viviana Vergara

Recomendar a un amigo:

Mas notas del autor:

Viviana Vergara

Relación de la adolescentes con la TV

Relación de la adolescentes con la TV

¿Qué papel juega en su vida? Las respuestas a estas preguntas no se pueden dar desde la simple visión de los efectos que produce o el número de horas que se ven.

Cómo entender el razonamiento de los adolescentes

Cómo entender el razonamiento de los adolescentes

Al hablar con un adolescente, más de una vez habremos tenido la sensación de hablar idiomas diferentes. Te ayudamos a saber cómo piensan, y como deberías actuar en consecuencia

¿Qué hacer con los niños que tienen mamitis?

¿Qué hacer con los niños que tienen mamitis?

Hay niños que sufren mucho cuando la madre se va a trabajar. ¿Cuáles son las alternativas para que la madre no se sienta culpable y que el pequeño controle mejor su excesivo apego?

Videos

OTRAS NOTAS SOBRE

Mudanzas:

Conociendo gente en un nuevo ámbito

Conociendo gente en un nuevo ámbito

Por el motivo que fuere, mucha gente transita la experiencia de llegar sola a un nuevo ámbito, sin ningún conocido y con el preconcepto de que es “muy difícil” hacer nuevos amigos. En esta nota, alguna sugerencias para volver a tener una vida social.

¿Acaba de mudarse a una nueva ciudad y no conoce un alma? ¿Comenzará mañana un nuevo trabajo? ¿Piensa que a su edad es imposible hacerse de nuevos amigos?

En realidad, hacer nuevas amistades no es una tarea sencilla, pero tampoco tan difícil como algunos piensan.

En efecto, una vez que usted se mude lejos de su antigua y familiar vecindad, comprenderá porqué la gente suele vivir y morir en la misma ciudad natal. Para ponerlo de una manera más directa: usted entenderá porqué la gente por lo general no se suele mudar ni tiene deseos de cambiar de locación.

Pero usted pertenece a esa raza de aventureros de alma y ha decidido (o no tuvo más remedio, por ejemplo por un trabajo) mudarse lejos, una opción sin dudas muy valiente. Ahora que acaba de desempacar y ordenar todo, se da cuenta que no conoce ni a una sola persona en el área. ¿Cómo comenzar, entonces, a hacer nuevos amigos y compañías?

En primer lugar, debe tomar la decisión de salir y comenzar a socializar. Sea usted tímido o extrovertido, necesitará empezar a tener lazos cercanos y confiables que le ayuden a desarrollar una vida más sociable.

A continuación, le ofrecemos algunas sugerencias para empezar a conocer gente. Algunas tienen que ver con el simple hecho de socializarse, mientras que otras le orientarán para conseguir algo más que meros conocidos...

En el trabajo


Intente familiarizarse con la gente también fuera del mismo trabajo. Si usted oye que sus compañeros irán a tomar algo después del trabajo, trate de insertarse al grupo gradualmente. No hace falta que desde el primer día intente hacer esto, pero al cabo de un tiempo sería bueno que los conozca fuera del ámbito laboral. 

Dígales que es nuevo en la ciudad y que se va a volver loco si permanece otra noche en su casa. Esto suele provocar risas y algún “entonces ven con nosotros…”. Recuerde que no importa a que lugar se dirigen, o si beben o no, ya que el objetivo es poder salir y compartir un rato agradable con ellos, fuera de las obligaciones laborales.

Si sus nuevos compañeros suele hacer excursiones o practicar deportes, aproveche también estas actividades para comenzar a interactuar con ellos fuera del trabajo.

A medida que conozca más gente en el trabajo, y se sienta más cómodo en su ambiente laboral, no sería mala idea comenzar a buscar relacionarse con otra gente del trabajo, para tener más alternativas para relacionarse y hacer nuevos amigos. Para esto, puede intentar almorzar con otras personas, o concurrir a los eventos sociales que organice la misma compañía.

En el vecindario

Familiarícese con sus nuevos vecinos, muéstrese, salúdelos siempre que se los cruce, y, si ve que no están ocupados, intente entablar una breve conversación (recuerde, breve en un principio). Si empieza a ser reconocido por los mismos, verá que se sentirá más cómodo en su nuevo hogar. Por ejemplo, entre otras cosas, si necesita hacer una consulta o simplemente pedir un martillo, no tendrá mayores dificultades para animarse a preguntarles.

Si tiene un perro, llévelo en largos paseos por el barrio o el parque: esta será una gran manera de que la gente empiece a sacar conversación entre risas, una vez que su pichicho les salte a los pantalones o faldas.

Vaya a la cafetería o bar más cercano a su domicilio para sentarse en la barra a tomar un trago en calma. Si hace esto cuando el bar no está muy abarrotado, es posible que la gente sienta más ganas y tenga más facilidad para entablar una conversación.

Otro muy buen lugar para conocer gente es en una librería, especialmente en aquellas que tengan áreas reservadas para la lectura o para tomar un café. La mayor parte de quienes allí concurren son muy aficionados a la literatura, y estará muy interesados en entablar conversación con otra gente que conozca sobre el tema.

Si tiene algo de tiempo libre y algunos hobbies o un interés en especial, un curso o taller relacionado podría ser un gran lugar para conocer gente y hacer nuevos amigos, al tiempo que disfruta de desarrollarse en lo suyo. Se sorprenderá de la cantidad de gente con la que se puede familiarizar, gracias al interés en común, en un muy corto plazo de tiempo. Recuerde estar siempre preparado (llevar algo de efectivo en el bolsillo) por si se organiza alguna salida después de la clase.

Tome las sugerencias que más se adopten a su caso, y póngalas en práctica cuanto antes. Pronto comenzará a sentirse menos nostálgico, y a tener nuevamente una vida social. Y recuerde: ser nuevo no es tan malo, puesto que es también la oportunidad de conocer nueva gente y estilos de vida.

¿Quieres saber los Pasos para Conseguir a la Pareja Perfecta?
Inscríbete ahora en nuestro curso gratis, haciendo clic aquí.

Las más leídas

Suscríbete gratis:

Comunidad:

Síguenos: