Home > Vida cotidiana > Espiritualidad

Alimento para el alma

La receta de la felicidad

Todos los ingredientes están dentro tuyo, depende de ti prepararla...

1 Kilogramo de recuerdos infantiles.

2 Tazas de sonrisas.

2.5 Kilogramos de esperanzas.

100 Gramos de ternura.

5 Latas de cariño.

40 Paquetes de alegría.

1 Pizca de locura.

8 Kilogramos de amor.

5 Kilogramos de paciencia.

Modo de preparación

1.- Limpia los recuerdos, quitándoles las partes que estén echadas a perder o que no sirvan. Agrégale una a una las sonrisas, hasta formar una pasta suave y dulce.

2.- Ahora, añade las esperanzas y permite que repose, hasta que doble su tamaño.

3.- Lava con agua cada uno de los paquetes de alegría, pártelos en pequeños pedacitos y mezcla con todo el cariño que encuentres.

4.- Aparte, incorpora la paciencia, la pizca de locura y la ternura cernida.

5.- Divide en porciones iguales todo el amor y cúbrelos con la mezcla anterior.

6.- Hornéalas durante toda tu vida en el horno de tu corazón.

7.- Disfrútalas siempre con toda tu familia... con el sabor de lo nuestro.

Consejo: Puedes agregar a la mezcla anterior dos cucharadas de comprensión y 300 gramos de comunicación para que esta receta te dure para siempre.

Enviado por Mónica.

Muchas gracias !!

 

 

 

Juan Carlos Demare

Recomendar a un amigo:

 

COMENTARIOS:

 

Aaaahh!!!!! que rica felicidad!!!!!

Por SHANTI05


LA RECETA DE LA FELICIDAD

Por ASTREA


Receta

Por


La receta de la felicidad

Por NEMRAC


la receta de la felicidad

Por PORSIACASO


Mas notas del autor:

Juan Carlos Demare

Cómo dejar de hacerse la víctima

Cómo dejar de hacerse la víctima

Quienes se colocan en un rol de víctima, manipulan constantemente su entorno y logran captar la atención de los demás. ¿De qué modo frenar esta actitud que en la vida trae más dificultades que beneficios?

Qué hace cuando un ser querido fue diagnosticado con cáncer

Qué hace cuando un ser querido fue diagnosticado con cáncer

Alguna vez nos hemos preguntado cómo reaccionaríamos ante semejante situación. Muchas veces nos imaginamos junto a la cama sosteniendo una mano. Y la mayoría de las veces, a causa del miedo que el cáncer nos provoca, dejamos de pensar en ello...

¿Por qué nos gusta tener miedo? 

¿Por qué nos gusta tener miedo? 

Seguramente conoces a más de una persona que le encante las películas de terror, siempre quiera meterse a las casas de espanto, y esté leyendo historias de horror. Pero, ¿por qué les gusta el miedo?

Videos

OTRAS NOTAS SOBRE

Las más leídas
enplenitud

Suscríbete gratis:

Comunidad:

Síguenos: