Home > Juegos > Juegos de ingenio

Lógicos

La paradoja de la justicia

La proposición “se hará justicia” sólo puede ser verdad par alguien que está convencido de que es falsa. Encuentre la explicación de esta paradoja.

La paradoja de Dives y Lázaro, de Milner, es la que propone este epigrama.

Se basa en los personajes de una parábola del Nuevo Testamento en la que Dives, un hombre rico, y Lázaro, un mendigo que pide a su puerta, mueren.

Dives es enviado al cielo, pero el mendigo es recibido en el “seno de Abraham”. El rico, al ver este cambio de sus respectivas fortunas terrenales, pide merced a Abraham.

Este, sin embargo, se niega diciendo:

- “Hijo, recuerda que recibiste tus bienes durante tu vida y Lázaro, al contrario, sus males; ahora, pues, es él aquí consolado y tú atormentado”.

Como último recurso, Dives implora a Abraham que envíe a Lázaro a prevenir a sus cinco hermanos lo que les espera, y “no vengan también ellos a este lugar de tormento”.

Pero su ruego es rechazado:

- “ Si no escuchan a Moisés y a los profetas, tampoco se convencerán aunque un muerto resucite”.

Supongamos, sin embargo, que este ruego ha sido aceptado. Supongamos, de hecho, que se ha encontrado alguna manera de convencer a los vivos, sean ricos o mendigos, que se hará justicia en una vida futura.

Entonces, surge una interesante paradoja. Porque si que la infelicidad que sufro en este mundo será recompensada por felicidad eterna en el próximo mundo, seré infeliz en este mundo. Pero al ser feliz en este mundo ya no calificaré, por decirlo de algún modo, para la felicidad en el otro mundo.

Por lo tanto, si hay tal recompensa esperándome, su existencia parece involucrar el hecho de que no debo estar, al menos, totalmente convencido de su existencia.

Puesto en forma de epigrama, parecería que la proposición “se hará justicia” sólo puede ser verdad para alguien que está convencido de que es falsa.

Para uno que está convencido de que es verdad, la justicia ya ha sido hecha.

La paradoja de Hintikka

Aunque parezca claro que lo obligatorio debe ser posible y que lo imposible por tanto no debe ser obligatorio (burócratas abstenerse), ¿podemos decir que lo que es imposible no es ni siquiera permitido?

Las intuiciones morales de la mayoría de la gente no tienen nada que decir al respecto, pero el siguiente razonamiento de Jaako Hintikka sugiere que lo que no esp posible posiblemente está prohibido.

Parece claro que:

1- Hacer algo que no puede hacerse sin que se haga algo incorrecto, será en sí mismo incorrecto. Pero

2- Lo que no puede hacerse de ninguna manera no puede hacerse, hágase o no algo incorrecto; si X es imposible e Y es incorrecto, no puede hacerse ambos X e Y ni hacerse X pero no Y. Pero, por 1, si Y es incorrecto y hacer X pero no Y es imposible, es incorrecto hacer X. Por lo tanto

3- Si es imposible hacer X, es incorrecto hacerlo.

Fuente: Círculos viciosos y paradojas, de P. Hughes y G. Brecht, Zugarto Ediciones.

 

 

 

 

Juan Carlos Demare

Recomendar a un amigo:

Mas notas del autor:

Juan Carlos Demare

Cosas que nunca hay que olvidar...

Cosas que nunca hay que olvidar...

Nunca prives a nadie de la esperanza; puede ser lo único que una persona posea...

Técnicas para mejorar la atención

Técnicas para mejorar la atención

En este artículo aprenderás algunas técnicas para mejorar la atención que te permitirán entrenar y ejercitar tu cerebro, aumentando tu capacidad de observar y atender los estímulos de tu entorno...

La soledad: un problema mayor

La soledad: un problema mayor

¿Cómo ayudar a los mayores a combatir este mal?

Videos

OTRAS NOTAS SOBRE

Las más leídas
enplenitud

Suscríbete gratis:

Comunidad:

Síguenos: