Home > Tiempo libre > Taller literario

Cómo vender tu libro

La página en blanco o la decisión editorial (primera entrega)

De la A a la Z, todo lo que necesita saber para vender sus libros.

Pocas actividades en el campo de la creación han sido rodeadas a través de la historia con tan enigmáticas aureolas como la creación literaria. Desde el famoso concepto de que la inspiración llega cuando menos se espera, hasta que famosos escritores como Scott Fitzgerald, Hemingway o Truman Capote escribían borrachos, han campeado por doquier.

La realidad es que no se concibe la creación literaria sino después de un arduo y difícil trabajo. Que hay más de transpiración que de inspiración en la redacción de una novela, de un cuento, de un poema o de cualquier
historia, y que no existe mayor desafío para un escritor que el que debe afrontar al enfrentarse diariamente  a la página en blanco. 

Eduardo Galeano dice que se toca la oreja diciéndose para sus adentros " a que no te
 atrevés" y se imagina que va a escribirle a una hermosa y amada mujer y así se decide.

García Márquez afirma que trabaja de 8 a.m. a 2 p.m. sin ser interrumpido, enfundado en un overol de mecánico, para expresar lo arduo de su trabajo y se da por satisfecho si logra redactar una cuartilla al cabo de esas 8 horas.

Tampoco es cierto que para escribir magnas obras se deba vivir en la miseria...o en la opulencia. El poeta José Hierro escribía sus versos en una bar de la avenida Barcelona y aseguraba con toda sinceridad  que allí
encontraba más concentración que en su propia  casa.



¿Dónde  escribía? En cuadernos, a mano. Vargas Llosa, por su parte, utiliza el computador - no la añorada Remington de sus años mozos - pero esto no implica que haya
perdido calidad  en su obra sino todo lo contrario, y viaja por el mundo sin perder sus apuntes ni dejar inconclusos sus trabajos. Todo lo lleva en modernos disketttes.

Lo importante entonces no es el lugar, ni la forma como Usted lo haga, así como tampoco si escribe en servilletas - dicen que J.K Rowling la ahora célebre autora de Harry Potter concibió su primer libro de esa saga en una
cafetería, escribiendo en un cuaderno a mano, mientras cuidaba que su niña no se despertara y empezara a llorar en el coche - o en impecables blocks de notas, o en un sofisticado notebook. La constante parece ser trabajo,
trabajo, trabajo.

No se aflija si no le salió la frase como quería, o el verso con la música que aspiraba, continúe trabajando, que poco a poco se le va "soltando la mano", o para utilizar una frase muy recurrente  en el juego
del béisbol " se le va calentando el brazo".

Una aclaración: Si Usted escribe poesía o narrativa, no debe tener más en cuenta que su honestidad al hacerlo y el saber que si pretende dirigirse a un lector consuetudinario de literatura y esta será su primera obra, van a
ser muy rígidos con Usted en los aspectos técnicos o formales, muy distinto que si pretende llegar a neolectores o analfabetas funcionales.

Pero si Usted escribe una obra técnica o de sociales - digamos un texto para enseñar
matemáticas, o de ingeniería, o de derecho - entonces debe tener en cuenta varios aspectos, como son la metodología, el lenguaje y la forma en que pretende llegarle a esos lectores.

Ahora bien, si Usted es Editor y hace sus primeros pinitos, debe primero definir una línea editorial ( no publicar de todo, digamos, un libro de narrativa otro sobre hortalizas, uno más de poesía y otro del código penal, etc.)

Además,  toda decisión editorial - o lo que es lo mismo, de publicar - debe estar precedida de una investigación:  Quién ha publicado antes sobre ese tema, cómo lo publicó - formato, tipo de letra, etc -, qué canales de
comercialización utilizó y sobre todo, cómo le fue en los aspectos de difusión o comercialización.

Antes de publicar una obra - sobre todo técnica - recurra a conceptos de personas versadas en la materia y sométala   a una corrección técnica y de estilo.

Algunos autores - sobre todo los literarios - se niegan a someterse a correcciones de estilo y esto es respetable, pero el hecho de aceptarlo o no, es responsabilidad del editor.

Pero en el caso de las obras técnicas, sí es imprescindible la corrección técnica. Monumentales errores se han visto hasta en las mejores familias, y una vez el libro publicado, poco podrá Usted hacer si confundieron kilovatios con Kilómetros....

Para esta primera entrega, vamos desde ya a sugerirle una sentencia que pretendemos que Usted como escritor o Editor coloque como un aforismo encima de su mesa o sitio principal de trabajo: "NUNCA SE DEBE PUBLICAR UN LIBRO QUE NO SE SEPA COMO SE VA A VENDER O A DIFUNDIR."

Próxima entrega: Las Áreas Editoriales (Para que Usted  sepa en que área del conocimiento debe ir su libro. Esto le determina el mercado y la diagramación y diseño de la obra).

Suscríbase a “Las mejores ideas para publicar y distribuir sus libros” GRATIS!!!

Compartir |


 

Jorge Alfonso Sierra

Recomendar a un amigo:

Mas notas del autor:

Jorge Alfonso Sierra

¿Por qué no deben fotografiarse los libros al publicitarlos?

¿Por qué no deben fotografiarse los libros al publicitarlos?

Como casi nunca se hace - en el sentido estricto del término - Publicidad para Libros, es casi nula la teoría que al respecto se ha elaborado. Y esto es debido a tres causales muy extendidas en el gremio editorial, a saber:

Las áreas editoriales

Las áreas editoriales

Saber con claridad cuáles son las áreas editoriales es de suma importancia tanto para escritores como para los editores, pues les permite determinar qué tipo de libros están escribiendo o van a editar y a qué mercado deben dirigirse.

Aprendiendo a vender sus libros (III): La especialización del saber

Aprendiendo a vender sus libros (III): La especialización del saber

Cuando en la ya lejana década del 80 Alvin Toffler acuñó la palabra DESMASIFICACION estaba señalando uno de los mayores cambios que sufrirían desde entonces los mercados:

Videos

OTRAS NOTAS SOBRE

Las más leídas

enplenitud

Suscríbete gratis:

Comunidad:

Síguenos: