Home > Dinero > Empleo

Estrés y salud laboral

La frustración laboral en el mundo globalizado

La frustración en el trabajo puede tener consecuencias serias para cualquier empresa. Consejos para detectarla y combatirla

Frustración laboral 

Hoy en día es frecuente encontrar trabajadores rendidos, con la moral baja, que se confabulan en contra de la empresa o presentan conductas inapropiadas y hasta agresivas como resultado de la frustración que experimentan en sus hogares y en sus puestos de trabajo; influyendo de manera negativa en el desempeño de sus labores.  

Es por ello de vital importancia que tanto las empresas como los individuos estén alerta ante esta situación y busquen alternativas de cambio como la consejería y el apoyo psicológico,  que les permita -con la ayuda profesional- elevar su autoestima tratando de ser exitosos y competitivos en el ambiente laboral. 

¿Qué es la frustración en el trabajo? 

En estos días es más frecuente observar a empresarios de las grandes, medianas y pequeñas empresas mostrarse preocupados por la motivación de su personal en aras de mejorar la eficiencia de su trabajo; sin embargo muchos de los problemas del desarrollo de los empleados dentro de una empresa, no proceden de la ausencia de motivaciones sino más bien de la presencia de frustraciones no resueltas, que hacen de la política de motivación algo inútil. 

Es común encontrar trabajadores "cansados", con la moral baja, que se reúnen con sus amigos para quejarse y en algunos casos conspiran contra la empresa u optan por conductas impropias, como  una forma de reaccionar ante la frustración.

En algunos casos se sienten así por la actitud inadecuada de los jefes o superiores que no conocen a fondo la realidad laboral y emocional de los trabajadores.

Pero, ante todo, ¿qué es la frustración? y ¿cómo afecta a las personas en el desempeño de su trabajo?; estas interrogantes las podemos señalar que como al igual que la frustración puede ser sufrida a nivel individual, también puede afectar a un grupo, una sociedad o una nación; por ejemplo: un país que ha perdido una guerra, o una Selección de fútbol que ha sido eliminado del mundial.

Estos grupos o sociedades del mismo modo que el individuo, reaccionarán de diferente manera. Unos agresivamente pidiendo la cabeza del entrenador,  y otros la del Gerente en el de las empresas.

En el trabajo por ejemplo, podemos observar diversas reacciones ante un mismo estímulo de frustración, dependiendo del nivel de tolerancia a la frustración de los individuos, así como de las vivencias que en el pasado cada uno haya tenido.

 

Sin duda, las experiencias de la infancia juegan también un papel significativo en la determinación de situaciones que se juzguen frustrantes, puesto que influyen en el nivel de seguridad que cada uno gana para su vida y en su futuro. 

Frustración y stress laboral

 

Es posible, que algunos individuos sean más propensos transitoriamente a la frustración que otros, por ejemplo, un ejecutivo que es grosero y abusivo con sus subordinados tiende a convertirse en fuente de frustración para muchos (o todos) los trabajadores de la empresa, pero la situación puede resultar intolerable para el trabajador que en su infancia era intimidado por su padre.

Aunque también se dan casos de autoritarismo practicado por ejecutivos, o directivos de entidades educativas o empresariales que tienen complejos de superioridad, por el poder que detentan, lo que se traduce en frustraciones pasadas que lo hacen inseguro en su manejo de dicho poder para lo cual cuenta con individuos sujetos a su mandato que obedecen –obsecuentemente- sus órdenes, así sean éstas desatinadas.


No todas las frustraciones son conscientes; muchas de ellas, en especial las que sucedieron en la infancia, son reprimidas y permanecen inconscientes pudiendo llegar a convertirse en causa de neurosis o en factor desencadenante de la misma. 

Así pues una experiencia frustrante en el trabajo, como las constantes llamadas de atención de un jefe, o la pérdida de un ascenso para el que se había trabajado, pueden desencadenar una reacción agresiva o violenta por parte de cualquier empleado, lo cual puede ocasionarle serios problemas laborales al mismo, e incluso su despido.

Esto, en nuestro país es normal, pues, la ola de despidos obedece más a factores de inadecuado manejo de las relaciones humanas, o por el abuso de autoridad existente sin la intervención de algún organismo  que, -debiendo cautelar contra el mismo-no lo afronta como debiera ser.

 

En fin, las frustraciones en una sociedad como la nuestra seguirán en la medida que la población se mantenga indiferente, y no se asuma un diálogo alturado y fructífero que ayude al desarrollo del país.

¿Buscas empleo? Entonces, estos libros GRATIS son para ti. Descárgalos ahora haciendo clic en el nombre del libro:

Cómo prepararse para buscar empleo
Consejos para una entrevista laboral exitosa
Cómo hacer frente a la desocupación

El primer empleo después de los estudios

 

Recomendar a un amigo:

Mas notas del autor:

La Redacción

¿Es buen momento para convivir?

¿Es buen momento para convivir?

¿Cuáles son las señales que ayudan a determinar si ya es hora de poner en marcha un proyecto de pareja en común y lanzarse a la aventura de la convivencia?

Lo mejor para sus inversiones es diversificar

Lo mejor para sus inversiones es diversificar

Ante las crisis de todo tipo y los bajos rendimientos, hay una sola respuesta para proteger sus inversiones: la diversificación

¿Quién me tiene en su lista?

¿Quién me tiene en su lista?

Cómo saber quién nos tiene en su lista del Messenger

Videos

OTRAS NOTAS SOBRE

Las más leídas
enplenitud

Suscríbete gratis:

Comunidad:

Síguenos: