Home > Dinero > Retiro y jubilación

Planificación del retiro

La decisión de retirarse

Al decidir retirarse, no sólo debe tener en cuenta los aspectos financieros, sino también aquellos referentes a la recreación y la vivienda. De hecho, sin un plan de actividades para el retiro, el futuro podría no ser del todo satisfactorio, más allá de la seguridad financiera…

Si planea jubilarse dentro de los próximos años, muy posiblemente será tiempo de empezar a diagramar un plan de jubilación. Para eso, la mayoría de los expertos en planificación de jubilación, sugieren que planee un conjunto de nuevas actividades para realizar cuando finalmente se retire de su trabajo, es decir antes de dejar lo mismos, y no luego de hacerlo.

De esta forma, se pueden utilizar los años inmediatamente previos a la jubilación con el fin de desarrollar ciertas capacidades que se podrían poner en práctica después de la jubilación. Asimismo, los expertos aconsejan también formar amistades con otra gente además de sus compañeros de trabajo, pues estas nuevas amistades pueden evitarle experimentar las sensaciones de confusión y soledad que muchas personas afirman sentir después de su jubilación.

Desarrollando un plan integral de jubilación

Un plan integral de jubilación no sólo debe abarcar los aspectos financieros, sino también los recreativos. De hecho, sin un plan de actividades para la jubilación, usted puede sentir que la vida que desarrollará en esos momentos será aburrida y triste, más allá de que tenga suficientes ingresos.

Por eso, después de planear que actividades piensa desarrollar durante su jubilación, deberá determinar su meta y estipular los recursos financieros que necesitará para alcanzar estos objetivos.

Aspectos financieros y cronológicos

Alcanzar las metas planificadas requiere, por supuesto, de un plan financiero. Y para completar un plan financiero para sus años de jubilación, se deberá escoger primero la fecha de jubilación. Luego, se deberá estipular el número de años para los que se requerirán los ingresos de la jubilación (su expectativa de vida), y recién allí, se deberá desarrollar un plan de gastos. Finalmente, se podrá resolver la cantidad de ingresos que podrá necesitar para la jubilación.

Estipulando la edad de jubilación 

Para saber cuando debería jubilarse, debería basar su decisión en los siguientes factores:

1. Su salud y los potenciales beneficios de sus seguros de salud,

2. Sus expectativas de vida,

3. Su elegibilidad para los beneficios totales de Seguridad Social y pensión,

4. El monto de sus ahorros, y

5. Como se sienten, usted y su familia, con respecto a la jubilación.

Cuándo se tengan en cuenta estos cinco ítems, se podrá ver que muchos de ellos están relacionado el uno con el otro. Por ejemplo, quizás sus ahorros y la pensión de su compañía son algo bajas, y por sus antecedentes personales y familiares usted espera vivir más allá de la expectativa normal de vida. Entonces, la edad tradicional de jubilación de 65 años, podría no tener sentido. En otro caso, si sus padres y abuelos no tuvieron vidas muy longevas, y su salud no es excelente, una jubilación temprana podría  ser la elección correcta.

Planeando todo esto en la actualidad, se podrá ser capaz de predecir más exactamente si los ingresos esperados podrán compensar los gastos. Y saber esto último lo ayudará a decidir su fecha de jubilación.

Decidiendo el tipo de vida en la jubilación

Todos sabemos que no hay lugar como el hogar. Cuándo se les pregunta a las personas de mediana edad y a los más adultos sobre sus preferencias para residir, la mayoría de ellas contestan casi siempre que realmente apreciaría permanecer allí mismo, en el mismo lugar donde se encuentran en la actualidad, para toda la vida. En efecto, el hogar propio representa siempre seguridad e independencia para la mayoría de las personas.

Pero sin embargo, la mayoría de las casas está diseñada para los más jóvenes, es decir para personas activas y con amplia movilidad. Además, para vivir en su casa, una persona debe, como mínimo, ser capaz de manejar, ir de compras, cocinar, y hacer las tareas de la casa. Pero sin embargo son muchos las personas que al llegar a mayores, pierden una o más de estas habilidades a medida que pasan los años.

Una opción para suplir estas falencias, podría ser contratar servicios de asistencia para el hogar, con el fin de poder enfrentar mejor está declinación en las capacidades. Si se tienen los fondos suficientes, se podrá contar un ejército de trabajadores podrán cortar su césped, lavar sus ventanas, cocinar sus comidas, hacer sus compras, e incluso proporcionarle cuidados personales especializados de todo tipo.

Esto puede ser una buena opción, dependiendo de la cantidad de ayuda que se vaya a necesitar. Sin embargo, se debe tener muy en cuenta que todo esto podría ser muy costoso y requerir de mucha administración y coordinación.

En plan de mudanza

Para quienes estén dispuestos a trasladarse, existe una abundancia de opciones, aunque puede existir alguna confusión con respecto a que significan todas estas opciones. De hecho, se podrá oír acerca de "hogares de cuidado y reposo", "geriátricos", "clínicas de reposo " o "residencias de jubilación", entre muchos otros términos.

En realidad, todos estos nombres se refiere a algún tipo de albergue con servicios de ayuda y asistencia, tanto médica como de servicios, pero existen diferencias entre cada uno de ellas, pues las mismas suelen dividirse en diferentes tipos de servicio, que deberán ser elegidos según las necesidades personales.

En efecto, las opciones de residencia se pueden dividir generalmente en tres categorías principales, las cuales deberán ser evaluadas muy detenidamente para saber cual ofrece los servicios y/o cuidados que más podría requerir en su caso personal:

1) Los albergues independientes de jubilados, donde se proporcionan comidas, actividades, servicios de mucamas, y rutinas para que los mayores puedan mantenerse activos;

2) Los hogares de "asistencia" o geriátricos, donde se proporciona servicios personales de ayuda y asistencia para aquellos mayores que necesiten un cuidado médico personal;

3) Las clínicas de reposo, donde se proporcionan cuidados y servicios especiales para mayores que están temporalmente enfermos o que requieren de una asistencia médica crónica o de largo plazo.

 

Recomendar a un amigo:

Mas notas del autor:

La Redacción

Éxito y liderazgo

Éxito y liderazgo

Guía para gerenciar con éxito, a través de la organización integral de la inteligencia y la voluntad para el éxito empresarial

Internet, tu pareja y tú

Internet, tu pareja y tú

Internet, tu pareja y tú

Ejercicios contra el dolor lumbar

Ejercicios contra el dolor lumbar

8 ejercicios para reforzar la columna vertebral y combatir el dolor de espalda

Videos

Las más leídas
enplenitud

Suscríbete gratis:

Comunidad:

Síguenos: