Home > Tiempo libre > Hobbies

Coleccionismo

Introducción a la filatelia

¿Desea comenzar una colección de estampillas pero no sabe como? Aquí lo introducimos en este hobbie, uno de los preferidos por los coleccionistas

 

Algunos coleccionistas coleccionan estampillas por el país de las que provienen, mientras que otros prefieren seleccionarlas por su diseño.

También están aquellos que se inclinan por juntar estampillas de un determinado tópico (un artista, un político, un país, un deportista, etc.), y los que prefieren juntar cualquiera de llegue a su mano, de cualquier tipo y país del mundo.

En todo caso, la mayoría de los coleccionistas comenzaron por esta última opción, y recién después empezaron a seleccionar un determinado tópico o rubro. Muchos otros, siguieron sus colecciones sin inclinarse por ninguna preferencia en especial, y guardan “un poco de todo”.

Lo más importante para iniciarse en el coleccionismo de estampillas, es no “largarse” a comprar en negocios especializados, ya que aún no se posee el conocimiento necesario como para saber en profundidad los valores del mercado.

Lo ideal es guardar todas las que lleguen a su casa, o pedirle a sus familiares y amigos que les lleven el sobre de las cartas que reciben.

Pero lo principal, es que sepa como guardarlas y cuidarlas. Para esto, es fundamental utilizar, siempre, pinzas para estampillas. Puede usar las pinzas que posea en su casa, pero estas tienen bordes demasiados gruesos, lo que pueden dañarlas.

No tome nunca las estampillas con sus dedos, y no las deje jamás en lugares a la intemperie. La grasitud natural de su piel, así como el polvo que flota en el medio ambiente, dañan con el tiempo a la estampilla.

Cuando quiera contemplar sus estampillas, póngalas sobre un pedazo de papel blanco y limpio, para no ensuciar ni dañar a su reverso, y utilice un “pisador de papeles”, para sujetar algún extremo, y evitar el riesgo de que el viento tire al piso la estampilla.

También, puede utilizar sobres blancos (siempre muy limpios), para comenzar a guardar cada una de sus estampillar.

Escriba en el reverso el nombre del tipo de estampillas, para poder organizar su colección. La mejor clasificación, es inscribir en primer lugar el país, (a menos que usted ya haya decidido centrarse en ciertos países), el año, y el diseño o figura.

Cuando ya haya juntado varias, debe intentar conseguir un paquete de sobres de papel transparente, especiales para el coleccionismo de estampillas. Están hechos de este material, por que sus componentes no poseen ningún producto químico dañoso para las estampillas, y permite observarlas sin necesidad de sacarlas.

También, será necesario un catalogo, para clasificar todas las estampillas de su colección, por orden cronológico o de países. Estos catálogos suelen ser muy costosos, pero algunas bibliotecas los poseen nuevos, con lo que se pueden retirar en préstamo y luego fotocopiarlos.

Como ve, de a poco, va obteniendo todos los elementos para ser un buen coleccionista: un buen par de pinzas especiales para estampillas, un catalogo, y sobres de papel transparente, llenos de estampillas. En ese momento, será necesario encontrar un cajón especial para guardarlas, que no este al alcance de los niños, de la humedad, o del sol.

Los albumes especiales para filatelía son muy prácticos, pero también son algo caros, por lo que solo son recomendables para cuando su colección supere las 40 o 50 estampillas. Para ese entonces, podrá optar por varios tipos.

Existen aquellos en los que se pueden guardar las estampillas a ambos lados de la página, pero los mejores son los de una sola cara, ya que evitan que las estampillas se “choquen” entre sí, cuando el álbum está cerrado.

Las páginas, pueden partir desde el canto de la cubierta del álbum, o pueden agarrarse mediante un gancho de metal.

Estos últimos son los mejores, ya que permiten agregar más páginas cuando su álbum se completa, (los suplementos) y por otra parte, brindan la posibilidad de que quede un pequeño espacio entre las páginas cuando el álbum se cierre, reduciendo el desgaste de las estampillas al rozarse con las otras páginas.

También existen aquellos que poseen candados. Son muy buenos si tiene niños en la casa, o cualquier otra persona que podría “entrometerse” y arruinarle su colección…

 

 

 

 

Recomendar a un amigo:

 

COMENTARIOS:

 

como baloriso mis estampitas

Por WESTER


Pedido

Por KARINAEG2000


"introduccion a la filatelia"

Por PAOLUCCI


Mas notas del autor:

La Redacción

Cómo contener a los niños luego de un hecho delictivo

Cómo contener a los niños luego de un hecho delictivo

Te explicamos cómo los padres pueden contener a sus hijos luego de vivir una situación traumática como la de ser robado

Los talles chicos en la moda: ¿los imponen los fabricantes?

Los talles chicos en la moda: ¿los imponen los fabricantes?

¿Existen porque los fabricantes los determinan? ¿O son los que más se venden?

Cómo hacer un ramo de boda en cinco pasos

Cómo hacer un ramo de boda en cinco pasos

Cómo hacer en forma rápida y sencilla un bello ramo de flores para un casamiento

Videos

OTRAS NOTAS SOBRE

Filatelia:

Postales de vida

Hubo un tiempo en que la gente utilizaba las postales al igual que nosotros usamos el e-mail, es decir, para realiz

 

La primera postal fue introducida en Austria, en 1869, por el Dr. Emanuel Hermann. En una de sus caras, tenía un espacio para redactar un mensaje, mientras que en el otro, había un lugar para inscribir la dirección.

 Sin dudas, eran mucho más prácticas que la carta, ya que no requerían sobres, su franqueo era más barato, y brindaban la oportunidad de mostrar el lugar en el que se estaba residiendo o visitando. Para 1900, las postales ya se contaban por miles, y no había persona que no tenga una colección de ellas.

La evolución de las postales

 Al analizar la evolución de las postales, se pueden descubrir 7 etapas diferentes

 1. La era pionera, 1893-1898: Para 1893, las postales empezaron a comercializarse en Estados Unidos, más precisamente en la Columbia Exposition Chicago, y rápidamente se propagaron por toda América. Estas postales, que suelen aparecer con las estampillas de los presidentes de aquel entonces, se dividían en tres categorías: “Souvenir Card”, para entregar como obsequio, y “Mail Card” para enviar cualquier tipo de mensaje.

2. La era de las postales privadas, 1898, 1901: Se empezó a oficializar en toda América el permiso para imprimir postales con sello postal propio. Estas postales solían tener la inscripción “Private Mailing Card” o “Tarjetas de Correo Privadas”.

 3. La era del mensaje delantero, 1901, 1907: Por esos años, se comenzó a utilizar una postal que poseía un espacio a la izquierda del frente para escribir el mensaje, y otro detrás, solo para incluir la dirección.

 4. La era de la dirección y el mensaje trasero, 1907, 1915: Aquí, ya se podía incluir el nombre y la dirección en el reverso del cartón.

 5. La era del borde blanco, 1915, 1930: Para ese entonces, comenzaron a importarse postales de Alemania, que por su baja calidad, eran retocadas en los Estados Unidos.

 6. La era de las “económicas”, 1930, 1945: Durante ese lapso, se empezaron a masificar por su bajo precio.

 7. La era del fotocromo, 1939 al presente: parecidas a como las conocemos ahora, con mucho color y brillo. Se comenzaron a utilizar para hacer propagandas de hoteles, moteles, motos, automóviles, o negocios, y se empezaron a entregar gratuitamente en estaciones de servicios, restaurantes, hoteles, teatros, y estadios.

Esta masificación en el uso de las postales, produjo que casi todas las personas enviaran o recibieran alguna, por lo que en la actualidad, a través de ellas, se pueden rastrear muchos vínculos familiares.

 Introduciéndose en las postales

Tomas Glus, un empresario de Estados Unidos, no estaba tan interesado en sus raíces genealógicas, puesto que no tenía familiares perdidos, como sí en conocer en el pueblo donde ellos habían vivido. Esto pudo ser resuelto por una postal enviada por su abuelo, que tenía inscripta la frase “esta es mi ciudad” en el frente, en donde se podía observar una estación con el nombre de la ciudad.

 Es que en ese entonces, era muy común que las postales posean la fotografía de las estaciones de tren, de las escuelas, parroquias, calles, negocios, u otras instituciones.

De hecho, es muy posible que se sorprenda de la gran cantidad de postales que había sobre su pueblo o ciudad, sobre a partir de 1900, cuando se masificó la fotografía, mostrando inclusive sus rincones más escondidos. Esas postales, se pueden comprar hoy en día por pocos centavos.

 Las postales suelen ser entonces una excelente manera de ver el paso del tiempo, comparando la fotografía del lugar tomado décadas atrás, con ese mismo sitio en la actualidad.

Familia y amigos

Las postales también le permiten identificar a miembros de la familia y amigos. Son varios los casos de personas que tuvieron en sus manos postales firmadas con el nombre y apellidos de quienes las enviaban, y que luego se comunicaron con personas que poseían ese mismo apellido en la guía telefónica, ofreciéndoselas así a quienes deseaban tener objetos de sus antepasados. También, pueden ser recontactados familiares de amigos de nuestros ancestros, o parte de su familia política, ya que los nombres y apellidos de los parientes de estas personas, figuraban en alguna de nuestras postales.

Encontrando postales

El primer lugar para encontrar postales es en las cajas de fotografías y/o cartas que guardamos en nuestros roperos. Pero además, y por unos pocos centavos, podemos conseguirlas en las casas de antigüedades, ferias, puestos de venta de revistas y libros usados, e internet.

 Los investigadores afirman que no es muy difícil conseguir postales usadas, y tampoco dar con la de un familiar si es que ésta todavía existe, ya que la red de ventas es relativamente pequeña, y un vendedor suele contactar, en caso de no poseer lo que se busca, con otro vendedor.

 Muchas personas evalúan las postales por el estado en que se encuentran. Pero nosotros pensamos que las mejores son aquellas que tienen inscriptos mensajes, ya que tienen más vida, son más interesantes, cuestan menos, y pueden otorgarnos mucha información. Por lo tanto, revise su alrededor y fíjese que postales puede encontrar... para ilustrar su pasado.

Para buscar en internet

En internet, existe una gran cantidad de sitios (en inglés) destinados a las postales:

Internet Postcards and Collectibles Club: www.web-pac.com/mall/club/default.htm

Jim Mehrer´s Postal History: www.postal-history.com

Metropolitan Postcard Collectors Club: www.metropc.org

Postcard International: www.vinagepostcards.com

Web-Pac Antiguedades, Postales, Autógrafos, estampillas, y todo lo relacionado al correo: www.web-pac.com/mall/


 

 

Las más leídas

enplenitud

Suscríbete gratis:

Comunidad:

Síguenos: