Home > Dinero > Economía personal

Ahorro

Impuesto al Valor Agregado (IVA): preguntas y respuestas

Diariamente, en todos nuestros consumos, pagamos este tipo de impuesto, pero… ¿sabe lo suficiente acerca de él?

El IVA –Impuesto al Valor Agregado- es un impuesto que se aplica únicamente a los consumidores finales, o lo que es lo mismo, a todo aquel que no compre el producto para luego utilizarlo en actividades económicas.

Sucede que las mismas personas que, como consumidores finales pagan el IVA, lo están cobrando al realizar sus ventas de bienes y servicios. Por lo tanto, en forma mensual, deberían dirigirse a las oficinas fiscales para establecer la diferencia entre el IVA cobrado y pagado, para abonar o recibir dicha diferencia.

De hecho, tanto al pagar como al cobrar el IVA, solo estamos siendo simples intermediarios del fisco, puesto que este gravamen se irá trasladando paulatinamente entre vendedores y clientes, hasta llegar al consumidor final, quien, en ningún caso, podrá trasladarlo, por lo que deberá pagarlo.

¿Por qué se traslada, y solo lo paga el consumidor final?

Esto es así por una sencilla razón: en el caso de que todos los consumidores pagasen un impuesto al consumo, los últimos eslabones de la cadena tendría que pagar un impuesto excesiva e injustificadamente mayor que el primer eslabón.

Veamos, por ejemplo, el caso de un automóvil. El productor del acero pagará un determinado IVA , pero si este luego no se va desgravando (como en el caso del consumidor final) se iría acumulando, puesto que los sucesivos eslabones de la cadena (clientes y productores al mismo tiempo) tendrían que pagar todos los “IVAs” de sus antecesores, con lo que, por simple hecho de estar en los tramos finales de la cadena productiva, tendrían que pagar un impuesto mayor.

Al poder desgravarlo, el único que deberá hacerle frente a este “impuesto al consumo”, será efectivamente el consumidor final.

¿Quiénes pueden desgravarlo?

Hasta aquí, la explicación de cómo funciona este singular impuesto. Ahora bien, yendo a cada caso en particular ¿Quiénes podrían llegar a desgravarlo?

Las personas o empresas que puede hacerlo, abarcan un gran espectro. Aquí se incluyen: empresarios o profesionales autónomos, sociedades mercantiles; empresas o compañías que comercialicen bienes materiales; prestatarios de servicios, urbanizadores, y vendedores, promotores o constructores en terrenos cuyas edificaciones se destinen a la venta o cualquier otro tipo de cesión.

¿Cómo se debe tramitar el impuesto?

Según las leyes fiscales, se deben presentar declaraciones, que incluyan, además de la inscripción, la comunicación de cualquier tipo de modificación y/o cese de las actividades que determine la sujeción a este impuesto.

Además, se debe solicitar a la oficina del fisco un número de identificación fiscal, que se debe comunicar y acreditar en cada transacción que se efectúe.

También, se deben expedir y entregar facturas que se ajusten a lo dispuesto en la declaración, -conservando también un duplicado de las mismas-, llevando la contabilidad y los registros pertinentes.

Por otra parte, es necesario presentar regularmente, -o cuando la oficina fiscal lo disponga-, toda las declaraciones, liquidaciones, o cualquier otro tipo información relativa a las operaciones económicas con terceros, además de un resumen anual.

Pros y contras de la exención al impuesto

Casi todas las organizaciones y los trabajadores autónomos, deben cobrar el IVA en sus facturas, para, al final de cada mes, establecer las diferencias (que, como señalamos, pueden ser a favor o en contra) con la oficina fiscal.

Sin embargo, este trámite no debe ser realizado por aquellos que estén exentos al IVA. Estar exento a este impuesto, implica que no se podrá cobrar IVA pero que tampoco se podrá deducir el que se haya aportado.

En los casos de que su actividad tenga un requerimiento de cobro de IVA cuya cifra mensual total sea menor a sus gastos de IVA por consumo, será preferible estar inscripto al régimen, para que el fisco le otorgue el reintegro.

En el caso contrario, es decir si sus aportes de IVA por consumo no llegan a igualar a los facturados en la venta de sus bienes o servicios, es preferible no inscribirse, ya que solo tendrá que pagar una diferencia mensual.

 

 

 

 

 

 

 

Recomendar a un amigo:

Mas notas del autor:

La Redacción

Feng Shui para atraer la energía positiva

Feng Shui para atraer la energía positiva

Consejos del Feng Shui para la puerta de entrada de tu hogar

Cómo hacer y tunear una Docking Station artesanal

Cómo hacer y tunear una Docking Station artesanal

Cuando uno compra un aparato electrónico muy moderno, suele pasar un tiempo hasta que aparecen los accesorios para ese aparato. Por ello, te enseñaremos cómo hacer una “Docking Station” para su teléfono celular. El material utilizado es reutilizable, y también debería servir para tabletas y otros dispositivos electrónicos...

Dieta del monitor

¿Qué debe hacer un monitor para tener una silueta ideal?

Videos

OTRAS NOTAS SOBRE

Las más leídas
enplenitud

Suscríbete gratis:

Comunidad:

Síguenos: