Home > Tus raices > Genealogía

Genealogía: dónde buscar

Genealogía hispana: los linajes como punto de partida

Rastreando los orígenes de los apellidos y linajes hispanos.

Muchas veces, perseguir un objetivo importante supone la elección de un camino a recorrer, y en muchas ocasiones en el punto de partida se pierde de vista el sendero correcto.

Recorrer una ruta equivocada significa una pérdida de tiempo que muchas veces puede ser una vida. Cuando uno persigue la verdad de sus orígenes se deben tener en cuenta formas básicas que nos orienten en un comienzo certero y seguro.

Al iniciar una investigación genealógica tenemos en principio la idea de buscar datos sobre nuestro apellido, sin embargo hay que tener primero en cuenta, y esto es muy importante, la diferencia entre apellidos y linajes.

Esta diferenciación es especialmente relevante a la hora de localizar el origen de nuestro apellido, hay que tener claro que el blasón corresponderá a una línea familiar (linaje) y no de modo genérico a un apellido.

Es muy posible que dentro de un mismo apellido haya distintos linajes o familias, así que nos podremos encontrar con distintos blasones dentro de un mismo apellido y muchos linajes o familias dentro de un apellido a los que no les corresponderá blasón alguno.

Tomando a una persona cualquiera que tiene un hijo que realiza alguna hazaña o servicio que hace que el Rey le conceda un blasón, a partir de ahí los descendientes de esa rama familiar tendrán un escudo heráldico unido a su apellido, pero ese escudo solo pertenecerá a ese linaje.

Existirá un blasón del apellido de ese hombre, pero solo pertenecerá a los descendientes de la rama o ascendencia a la que le fue concedido su uso, no a todos los que se apelliden como él.

Puestos a iniciar la investigación el primer paso será ver de que datos partimos, que datos familiares tenemos para empezar, si ya tenemos algunas partidas sacramentales o civiles. El modo de remontarnos hacia arriba en nuestro árbol familiar lo más lejos posible será, fundamentalmente, mediante la búsqueda y colección de partidas de nacimiento o bautismo, matrimonio y defunción.

Es importante pedir copia literal, y no extracto, de la documentación que nos interese porque así obtendremos la mayor información.

Para construir el árbol genealógico hay que tener en cuenta que durante los siglos XVI y XVII, se producen cambios frecuentes en los apellidos, unos llevando un apellido aunque no corresponda en esa generación porque va ligado a la posesión de varonía o a un mayorazgo o porque es el apellido del antepasado más notable, también es fácil que cambie un apellido al moverse de provincia, que un apellido plural se singularice, o que al llevarlo una mujer se feminice el apellido, o que se castellanicen apellidos como sucede con apellidos vascos o navarros que emigran a Andalucía.

También se produce el caso de apellidos extranjeros que se traducen por ejemplo "White", por Blanco.

Para el caso de apellidos localizados en las Islas Canarias hay que tomar en consideración que desde que estas se incorporaron a la Corona de Castilla a finales del siglo XV tuvieron como régimen filial un matriarcado que tuvo vigencia hasta el primer tercio del siglo XIX y que solo desapareció por completo al implantarse el Registro Civil en 1.870.

Esta costumbre portuguesa del matriarcado imperó en Canarias determinada por la considerable población lusa avecindada en el archipiélago y se generalizó a todas las familias, hasta el punto de decirse, que no hay familia en Canarias que pueda remontar su genealogía de varón a varón hasta la conquista, ya que en todos los caso aparecería una mujer que sería el eslabón imprescindible para la sucesión.

Otra circunstancia que se dio singularmente en las islas es que no existía un articulado que exigiese poner a los hijos los respectivos apellidos del matrimonio, con lo que es frecuente encontrar hijos con unos apellidos completamente distintos a los de los padres, porque se transmitían saltándose generaciones o, en muchos casos también, se le daba a los hijos los apellidos de parientes, padrinos o protectores.

 

 

Mario Casale

Recomendar a un amigo:

 

COMENTARIOS:

 

HyNE ( Hijos y Nietos de Espanoles)

Por GPIQUER


Buscando origen y o parientes

Por LOTANA


NARCISO TRAMUJAS

Por GRISELUZ


busco mi genealogia

Por SHARONSHADA


apellido que singularizo

Por MORDELATA1


EXELENTE

Por MOVINIC


revuelta

Por ARMANDO I


Genealista

Por BENAVID


Genealogía

Por ANARUB


EL ORIGEN DE MI APELLIDO MARIÑAS

Por ESTEBANMR-PERU


Mas notas del autor:

Mario Casale

Cómo enseñar a los niños ahorrar dinero

Cómo enseñar a los niños ahorrar dinero

Enseña a tus hijos a ahorrar (y a evitarse problemas en su vida adulta...) 

Tener un hijo para salvar el matrimonio

Tener un hijo para salvar el matrimonio

Es un pensamiento recurrente para muchas parejas que no atraviesan una buena relación sentimental. Sin embargo, pensar que un niño puede salvar un vínculo que está quebrado es un error que se pagará muy caro en el futuro...

¿Cuándo hay que decir a los niños que son adoptados?

¿Cuándo hay que decir a los niños que son adoptados?

Aunque no hay recetas para hablar sobre la realidad de ser adoptados, es conveniente ser cuidadoso y contar con el apoyo psicológico de un profesional que pueda asesorar al respecto y determinar cuándo es el momento más adecuado para abordar el tema...

OTRAS NOTAS SOBRE

Videos

Las más leídas

enplenitud

Suscríbete gratis:

Comunidad:

Síguenos: