Home > Tiempo libre > Solidaridad

Cómo ayudar

Farmamundi en Nicaragua

Proyectos sanitarios que benefician directamente a más de 500.000 personas

Farmamundi ha invertido más de dos millones de euros en el sistema de salud de Nicaragua  desde 1995

 Farmamundi trabaja en Nicaragua, donde tiene una sede permanente, desde 1995 con programas y proyectos sanitarios en los que  se han invertido más de  dos millones de euros y que han beneficiado a más de 500.000 personas.

 En la actualidad, la sede de Nicaragua la dirigen con ilusión, empeño y mucho trabajo, la farmacéutica valenciana Mª Carmen Viñoles y el médico Jean François Saint Sauveur,  que se encargan de la ejecución de cuatro proyectos y preparan otros tres para cuando haya financiación. Nuestros compañeros nos envían desde Managua este reportaje donde nos explican la situación actual de la sanidad en Nicaragua y las actuaciones que se llevan a cabo.

Nicaragua en cifras

Nicaragua, según el informe de la OPS del 2001, cuenta con una población de 5,215,018  millones de habitantes., y de 33 países latinoamericanos, es en la actualidad el más pobre, después de Haití; se estima que 2.3 millones de habitantes son pobres (el 47.9% de la población), mientras que el 70.6% tienen alguna Necesidad Básica Insatisfecha (NBI); combinando ambas técnicas se refleja que el 81% de los hogares Nicaragüenses son pobres (ENMNV 98), es decir,  sólo uno de cada cuatro hogares satisface sus necesidades básicas.

 En términos relativos, la pobreza sigue siendo abrumadoramente rural. Dos de cada tres personas en el área rural son pobres, en comparación con una de cada tres personas en el área urbana.

Al igual que en otros componentes del desarrollo humano, persisten brechas de equidad significativas en cuanto a la atención en salud. Las disparidades entre los grupos sociales de país son aún muy grandes y se expresan en la probabilidad de enfermar y morir por causas evitables, que afectan a la población de forma diferenciada según su ingreso y condiciones de vida.

 El acceso a la infraestructura y a los servicios públicos es precario y desigual entre hogares urbanos o rurales. Cerca del 35% de la población todavía carece de agua potable y entre los pobres cerca de un tercio no tiene ningún acceso a las letrinas, el 57% no tiene acceso a la electricidad y el 94% sólo utiliza leña para cocinar.

La sanidad en Nicaragua, una asignatura pendiente

 El sistema de salud pasa actualmente por una situación de máximas tensiones y desequilibrios, como producto del efecto combinado de las políticas macroeconómicas y del desajuste del modelo de la atención a la salud de cara a las exigencias y necesidades del desarrollo humano en Nicaragua. Los principales agentes financieros del sector salud son los hogares, el gobierno y la cooperación externa. 

 A partir de 1995 el gasto per cápita en salud muestra una caída sostenida. En 1998 el gasto total del Ministerio de Salud Nicaragüense (MINSA) en salud por habitante fue de aproximadamente 25 dólares/año incluyendo las aportaciones de la Cooperación Externa, siendo el más bajo de Centroamérica (PNUD-UNIÓN EUROPEA). Mientras tanto, el gasto de las familias se ha incrementado para compensar el decrecimiento del gasto fiscal y lo más triste es que la contribución de los hogares es altamente inequitativa: los hogares pobres invierten una proporción mayor de sus ingresos para obtener mínimas condiciones de salud.

 Por su parte, el gasto del Ministerio de Salud per cápita anual en medicamentos y otros insumos médicos ha oscilado en 1998 y 1999 en aproximadamente dos dólares (en el 2002 se calcula  que se ha reducido hasta 1.2$ per cápita), mientras que el valor del consumo de medicamentos  per capita oscila en 25.63 dólares (Análisis del sector salud, 2000).

 La privatización de los servicios de salud continúa de manera desordenada con mentalidad mercantilista y beneficios mínimos para las mayorías.  El Estado no regula los servicios privados y el marco legal es deficiente y obsoleto.

Acceso a medicamentos esenciales

En Nicaragua la pobreza y la situación de aislamiento de las comunidades rurales impiden acceder a los medicamentos, tanto económica como geográficamente, en unas condiciones justas y con garantías.

El desabastecimiento de medicinas en las unidades de salud y hospitales del MINSA ha alcanzado sus máximos niveles en toda su historia, durante el año 2001 y 2002. Según datos del Ministerio de Salud, se calcula que el 50% de la población no tiene acceso a los medicamentos de la Lista de Medicamentos Esenciales del MINSA, de manera que un alto porcentaje de la población tiene que acudir a las farmacias comerciales (concentradas en zona urbanas y cabeceras departamentales), donde el costo de los medicamentos es muy elevado ( son los precios más altos de Centroamérica) lo cual limita también su acceso.

La situación de desabastecimiento se agudizó a partir del mes de septiembre del 2001. La nueva administración encontró en enero del 2002 que el 74% de la Lista Básica de medicamentos del Ministerio de Salud estaba en cero y que las existencias de los disponibles escasamente eran para tres meses. Los problemas de suministro se han visto reflejados especialmente en los establecimientos del segundo nivel de atención (hospitales).

 Según la encuesta del Nivel de Vida de 1996 por INEC, el gasto en  medicamentos en los hogares es del 66.7 % del total del gasto que realizan en salud, lo que pone en evidencia el alto porcentaje con respecto a los ingresos que los nicaragüenses gastan en medicamentos.

Las limitaciones presupuestarias y  de organización del Ministerio de Salud (MINSA) restringen la cobertura y sobretodo la calidad de la atención, persistiendo el problema crónico de desabastecimiento de insumos médicos en las unidades de salud, tanto en puestos de salud como centros de salud, lo que conlleva a que la gente se vea obligada a tener que comprar los medicamentos a precios excesivos en las farmacias privadas después de desplazarse largas distancias, o en las pulperías donde el número de medicamentos es reducido y de dudosa procedencia. A esto hay que sumar el agravante del incremento semestral de los precios de los medicamentos (del 6 al 8%) por el ajuste monetario ante la devaluación.

Lamentablemente, este panorama de desabastecimiento crónico de medicamentos no parece que vaya a cambiar en los próximos años, ya que por una parte el presupuesto para el Ministerio de Salud cada año se ve reducido y por otra, el aporte de Cooperación Externa cada vez es menor para compra de medicamentos por el sistema de salud.

A diferencia de otros sectores económicos, en los que la multiplicidad de ofertas se convierte en un incremento del bienestar del consumidor, en el caso de los medicamentos, su proliferación representa una menor seguridad para el usuario por productos de dudosa eficacia y una mayor confusión tanto de prescriptores como de consumidores. El medicamento se considera cada vez más como un elemento de consumo, y no como un constitutivo primordial de los programas de recuperación de la salud y de prevención de la enfermedad.

Aunque la oferta de medicamentos es muy amplia, ésta no atiende las necesidades más urgentes de la población. Se ha facilitado la existencia de un mercado abierto y competitivo que se caracteriza por la disponibilidad de medicamentos vendidos bajo una multitud de marcas comerciales, que a su vez, estimula a los doctores a diferenciar los productos.

La proliferación de productos similares con diversidad de marcas comerciales estimula la confusión terapéutica, complica los sistemas de suministro y crea dificultades a las autoridades sanitarias para garantizar la calidad. Se estima que el 15% del mercado farmacéutico no tiene registro sanitario de la Dirección de Farmacia del MINSA.

El elevado precio de los medicamentos en relación con el bajo poder adquisitivo de la población y la excesiva e irracional prescripción de especialidades farmacéuticas por parte de los profesionales de salud, provocan que los pacientes en muchas ocasiones no puedan comprar todos los medicamentos recetados, que obtengan sólo una parte de ellos o que decidan no adquirirlos, lo cual sumado a la falta de educación sobre su uso racional se traduce en un aumento y complicación de la morbilidad así como de la mortalidad.

En muchos países en desarrollo como Nicaragua las prescripciones de cinco medicamentos son muy comunes. Además es importante señalar que el gasto farmacéutico podría reducirse hasta en un 70% si se cumplieran los tratamientos, además de la aparición de farmacoresistencias que conlleva el incumplimiento de la terapia de tratamiento. Por todo ello las iniciativas para mejorar el uso de los medicamentos deben designarse como prioridades.

 Líneas de acción de Farmamundi en Nicaragua

 Los proyectos de desarrollo ejecutados por FM en toda Centroamérica junto con contrapartes locales, se centran  en varias e importantes  líneas de acción, que son ejes transversales que se reflejan en cada uno de los proyectos de FM:

¨ Promoción del uso racional del medicamento dirigido a la población y personal sanitario

En la actualidad se está ejecutando un proyecto de dos años de duración a través de nuestro socio Acción Internacional por la Salud-Nicaragua, donde los resultados son visibles:

§ Acciones de divulgación e implementación de la 4ª edición del libro Buscando Remedio, en todos los SILAIS del país.

§ Se promociona el uso racional del medicamento entre el personal de salud: doctores del servicio social sustitutorio, doctores de Centros de Salud  (C/S),  Puestos de Salud ( P/S) y enfermeras.

§ Elaboración y distribución de un Boletín Científico cuatrimestral.

§ Elaboración del manual de análisis de publicidad de medicamentos dirigida a personal de salud a impartirse durante el último año de la carrera de medicina y farmacia.

§ Asesoría del manejo y suministro de los medicamentos en los C/S del MINSA en Nicaragua.

§ Elaboración de material informativo para divulgación del uso racional del medicamento entre la población.

 En todos los proyectos coejecutados con distintas contrapartes en Centroamérica (Acción Médica Cristiana, Prosalud, Colectivo de Mujeres de Matagalpa, Asecsa –Guatemala y la Asociación Salvadoreña Promotora de la Salud - ASPS en El Salvador), el uso racional del medicamento también es eje transversal a través de capacitaciones y elaboración de material de divulgación.

¨ Acceso a los medicamentos esenciales por parte de la población.

Desde hace varios años FM apoya la implementación de Farmacias Comunitarias, actualmente reconocidas como Ventas Sociales de Medicamentos (VSM, según la definición del Comité Interinstitucional de Medicamentos Esenciales de Nicaragua- COIME)  las cuales tienen como objetivo fundamental ofrecer a la población un abastecimiento alternativo de medicamentos esenciales genéricos, de calidad y a bajo costo, y lograr el uso racional de los mismos, como complemento de los esfuerzos que desarrolla el Ministerio de Salud para poner el medicamento al alcance de la población con menos recursos y con los índices más altos de morbimortalidad en el país.

FM ha apoyado de forma sostenida 2 redes de VSM sostenibles a través de las contrapartes PROSALUD y AMC en Nicaragua, con un alcance nacional y una cobertura poblacional de 500.000 personas de escasos recursos.

En el caso de PROSALUD algunos de los resultados alcanzados son:

§ 31 VSM implementadas, 12 de ellas de PROSALUD y el resto de ONGs asociadas a PROSALUD.

§ 10 Botiquines Ampliados, 3 de ellos de PROSALUD.

§ 155 Botiquines Comunitarios, 4 de ellos de PROSALUD.

§ 30 Botiquin de Casa Base.

 En el caso de Acción Médica Cristiana:

§ 14 Ventas Sociales de medicamentos y 65 Botiquines Comunitarios implementadas mayoritariamente en la zona del Atlántico de Nicaragua, zonas aisladas geográficamente y deprimidas económicamente y habitadas por las etnias: mismito, sumo y creole.

 Este esfuerzo se extiende al resto de Centroamérica que atraviesa contextos similares a los de Nicaragua. Es así que durante el  2003  y a  través de la contraparte ASECSA, se iniciará la ejecución de un proyecto en Guatemala que contempla la implementación de una red de VSM en 4 regiones del país así como los componentes del uso racional del medicamento y apoyo a la medicina natural, que en El Salvador lo está llevando a cabo ASPS.

Incidencia en políticas de salud.

 Farmamundi es miembro activo de la Coordinación Interinstitucional de medicamentos esenciales de Nicaragua (COIME) con la que se ha trabajado en la elaboración de una propuesta de reforma a la “Ley de Farmacia y Medicamentos” a fin de crear un marco legal adecuado para la implementación de proyectos de distribución de medicamentos esenciales por parte de proyectos sociales sin fines de lucro que ha sido presentada durante el presente año a las autoridades del Ministerio de salud y a la Comisión de salud de la Asamblea Nacional de Nicaragua. 

 Asimismo, Farmamundi ha impulsado junto con  la organización Panamericana de la Salud (OPS) organismo dependiente de la OMS,  una serie de reuniones con los diferentes actores del sector farmacéutico: Colegio de Farmacéuticos, Facultas de Farmacia, Dirección de Farmacia del Ministerio de Salud, Industria farmacéutica y ONGs de la sociedad civil a fin de compartir opiniones y lograr un acuerdo en la regulación de los proyectos de VSM de las ONGs y otros temas relacionados con la calidad de los medicamentos y la atención farmacéutica.

 Uno de los acuerdos ha sido la elaboración de un reglamento específico en el cual se está trabajando actualmente. Cabe señalar que FM ha visto como una necesidad integrar a los diferentes actores no por un interés gremial sino por una convicción académica y un compromiso de hacer alianzas en pro de una atención integral a los usuarios.

 El actual sistema de atención primaria de salud en Nicaragua casi invisibiliza  al sector farmacéutico en la atención, ejemplo: desde 1996 se eliminó el servicio social farmacéutico y se ha venido reduciendo paulatinamente el número de farmacéuticos integrados en el actual sistema, siendo así que hoy el Ministerio cuenta sólo con unos 50 farmacéuticos funcionarios en todo el país, de los cuales un alto porcentaje sólo tienen  cargos administrativos. 

En dicho contexto se enmarca nuestro compromiso de ejecutar el próximo año 2003 un proyecto que involucra al Sistema Local de Atención Integral en Salud (SILAIS) y a la Facultad de Farmacia de León donde se contempla: la realización de seminarios y capacitaciones para farmacéuticos en activo y otro personal de salud, la integración de los titulados farmacéuticos en los proyectos en ejecución de FM, la creación de un Centro de Información de Medicamentos de cobertura regional abierto tanto para profesionales sanitarios como para la población en general, la elaboración de un pensum académico para las dispensadoras de VSM y farmacias del Ministerio de Salud junto con algunas ONGs con experiencia.

 FM tiene Convenio Marco de Cooperación con el Ministerio de Salud de Nicaragua. Dentro de la cooperación técnica de FM con el MINSA hemos sido invitados, junto con otros actores, por el Viceministerio de Salud a revisar los Reglamentos de la Ley General de Salud, sobre los cuales se elaboraron propuestas al documento borrador.

 Así mismo FM ha participado en diferentes Foros Consultivos sobre los Tratados de Libre Comercio de Centroamérica y Unión aduanera. En dichos Foros FM ha expresado una defensa absoluta de los ADPIC aprobados el pasado noviembre 2001 en Doha, priorizando la defensa de la salud pública por encima de los intereses comerciales de la industria.

Calidad de los medicamentos

 Preocupados por la calidad de los medicamentos, se ha elaborado un manual para la  implementación de un banco de proveedores de insumos médicos, estableciéndose criterios definidos para la precalificación y calificación de los proveedores.  Este manual se ha redactado con el apoyo de la OPS y la Facultad de Farmacia de la Universidad de León.

De forma paralela, se han realizado estudios fisicoquímicos de los medicamentos críticos que se distribuyen en los proyectos ejecutados a través de las VSM. Dichos estudios han sido realizados en el Laboratorio de Análisis de la Facultad de Farmacia León y costeados por PROSALUD, AMC, JUAN XXIII y Farmamundi.

Estos esfuerzos se enmarcan dentro de nuestro compromiso de ofrecer cada vez más un mayor acceso a medicamentos esenciales de calidad y bajo costo a la población de escasos recursos a través de la estrategia sostenible de VSM.

Nuevos proyectos en nuestro plan estratégico

 Farmamundi y las organizaciones con las que trabajamos en el terreno nos hemos propuesto ampliar la cantera de proyectos en Centroamérica, incorporando las siguientes áreas:

¨ Divulgación y apoyo a la medicina natural, alternativa, popular y tradicional (NAPT)

También iniciaremos un proyecto en Guatemala a través de la contraparte ASECSA en donde se implementará un laboratorio para elaboración de fitofármacos los cuales se distribuirán a través de la red de VSM que también se pretende implementar.

 Los proyectos de redes de VSM que se ejecutan a través de AMC y PROSALUD integran el componente de medicina NAPT en la capacitaciones que se implementan a personal de salud . Además las plantas medicinales forman parte del listado de medicamentos esenciales ofertados por las VSM.

¨ Ayuda humanitaria en desastres naturales.

Debido a la elevada vulnerabilidad de Centroamérica y la precariedad de la situación económica también se está priorizando la gestión de riesgos dándole a la ayuda humanitaria un enfoque preventivo. Por ello, somos miembro de la Comisión de Salud del Sistema Nacional de Prevención , Mitigación y Atención en Desastres de Nicaragua, y miembro impulsor de la Comisión de emergencia del Secretariado de ONGs Internacionales de Nicaragua. Dicha Comisión esta avanzando en la elaboración de un mapeo de actores claves y  una guía de actuación conjunta.

 Durante el presente año se ha elaborado el documento en el cual se encuentra plasmado el plan de emergencia de FM para Centroamérica,  que ha supuesto un avance muy importante para la actuación oportuna en tiempo y forma en el terreno.

¨ Promoción de la prevención de enfermedades de transmisión sexual (ETS), SIDA y diagnóstico.

 La  promoción de la prevención de ETS y VIH-SIDA se encuentra dentro del pénsum de las diversas capacitaciones que se implementan en los diferentes proyectos. 

El próximo año FM inicia la ejecución de un proyecto específico a través de la contraparte Colectivo de Mujeres de Matagalpa, donde entre otras actividades se encuentran los talleres a promotores de salud, estudiantes de secundaria, personal del sistema penitenciario y de la policía y a trabajadoras sexuales. Además se apoyará una clínica de atención para prevención , diagnóstico temprano y tratamiento oportuno de ETS. 

Desafíos y retos

El reto de  Farmamundi en Centroamérica es dar pasos sostenibles más allá de la estrategia de acceso a medicamentos esenciales de las VSM. Nuestro anhelo es participar en la implementación de una política nacional de acceso a medicamentos esenciales incluyente, con enfoque de uso racional de los medicamentos y vigilancia de la calidad tanto de los medicamentos como en la atención.

Buscamos promover un enfoque incluyente e integral en nuestra cooperación, por ello nuestros proyectos involucran actualmente a una serie de actores claves alrededor del tema de los medicamentos y la atención en salud: auxiliares de enfermería, enfermer@s, doctores/as, farmacéutic@s, líderes comunitarios y dispensadores/as.

 En resumen buscamos brindar una cooperación con coherencia en las acciones, integralidad en su contenido y actores  involucrados y efectividad en su enfoque, desarrollo y evaluación.

Maria Carmen Viñoles Ramón

Jean-François Saint-Sauveur

Responsables de Proyectos de Farmamundi en Nicaragua

farmundi@ibw.com.ni

 FARMAMUNDI- ESPAÑA

Yolanda Ansón

Dpto. de comunicación

902 – 01  17 17

comunicacion@farmamundi.org

 

 

Marcelo Rubinstajn

Recomendar a un amigo:

 

COMENTARIOS:

 

la labor de mari carmen y francois esmaravillosa

Por VIVICAR


Mas notas del autor:

Marcelo Rubinstajn

Consejos para mejorar la vista

Consejos para mejorar la vista

Consejos prácticos para mejorar tu visión, cualquiera sea el problema que la aqueja: miopía, presbicia, astigmatismo o cataratas...

Higiene bucodental en adultos

Higiene bucodental en adultos

¿Cómo mantener una correcta higiene en boca y dentadura?

La edad y la salud

La edad y la salud

Existen tres edades: la cronológica, la biológica y la psicológica. Estas se interrelacionan de tal forma que cada una influye en la otra de manera notable. A continuación descubra como nuestra edad psicológica afecta a la biológica.

Videos

OTRAS NOTAS SOBRE

Las más leídas
enplenitud

Suscríbete gratis:

Comunidad:

Síguenos: